Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Pasos sugeridos para prepararse para una maestría

En esta oportunidad quise compartir una serie de pasos que hicieron la diferencia para lograr hacer una maestría en el exterior. La clave fue sin duda aprender a asumir los retos más allá de las dificultades.  

Marcela Escovar
Marcela Escovar
Picnic de Palabras
162 Seguidores545 Siguiendo

0 Debates

12 Columnas

Columna

316

0

13 de Septiembre de 2016

Paso 1: ser flexible ante todos los imprevistos qué implica planear un viaje.

Paso 2: preguntarse para qué quiere tomar semejante decisión. Hacer un balance objetivo de las motivaciones y la capacidad de alcanzarlo.

Paso 3: identificar que necesita para que deje de ser una idea y sea posible. Fijar una fecha a uno o dos años. Establecer costos, plan de financiación, becas nacionales e internacionales. Hacer un cronograma con las fechas máximas de corte de los programas y las becas. Organizarse.

Paso 4: tomarse el tiempo para definir en que quiere especializarse. Conocer personas que lo hayan hecho. Preguntarles por sus experiencias. Escribirle por lo menos a un profesor de cada programa y verificar, antes de aplicar, si su perfil encaja con el programa. Esto ahorra en costos y tiempo en el momento de aplicar. 

Paso 5: saber qué exámenes necesita presentar para prepararlos. Revisar en las páginas de las embajadas que beneficios hay para estudiantes. Por ejemplo, becas para estudiar el idioma antes de iniciar. Hacer los exámenes de idiomas, GRE o GMAT si son necesarios. En esto es fundamental ser perseverante. Los que se van no suelen ser los que pasan todo de una. Los que viajan son aquellos que con paciencia, en muchas ocasiones, tuvieron que repetir todo eso no una sino varias veces.

Paso 6: apostillar y traducir los documentos que solicitan con suficiente tiempo.

Paso 7: siempre tener un plan B y C. No siempre lo que queremos es lo que la vida tiene previsto para nosotros.

Si después de todo esto sigue con ganas de irse: no lo dude. El proceso en si mismo puede ser largo, tedioso, costoso. Pone a la persona a prueba. Cuestiona sus prioridades y sus planes constantemente. 

En mi caso, desde 2010 quería irme. Tenía el perfil ideal para la maestría que quería. Me faltaba el inglés y después de 6 IELTS, y dudarlo en muchas ocasiones, logré reformular mi ecuación. Entendí que la clave no sólo es estar en la mejor universidad, sino en el programa que realmente fortalezca y profundice el campo en el que quería especializarme. Incluso a veces hay mejores programas a nivel nacional que internacional. Fue muy importante revisar todos los pros y los contras.

Seis años después puedo decir que estoy cumpliendo uno de mis más grandes sueños. Cuando veo para atrás, encuentro que fue realmente una inversión, tuve muchos aprendizajes y la oportunidad de conocer gente que de otra forma no habría sido posible. Todo esto hace que cada momento haya valido la pena. Por supuesto, no fue fácil y ahora falta todo. Hay sido un proceso de vida que me ha permitido estar lista para asumir los retos que se vienen con tesón y sobre todo gratitud.

Páginas recomendadas:

- Becas en Colombia:

Ministerio de Cultura desde la convocatoria de estímulos 

- Becas en UK:

- Becas en US:

- Becas en Alemania:

- Becas Santander: revisar en la página de las universidades las fechas de cierre

-

- Becas a nivel mundial:

-