Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Que se puede hacer con las cesantías sin tener que renunciar al empleo

Para hacer uso el trabajador de sus cesantías antes de la terminación de su contrato de trabajo, debe circunscribir su decisión a una de tres temáticas: bienes raíces, educación o compra de acciones en el mercado bursátil.

David H. Barbosa
David H. Barbosa
Profesor Titular, Universidad del Rosario
27 Seguidores266 Siguiendo

0 Debates

5 Columnas

Columna

3370

0

19 de Enero de 2019

El derecho laboral por naturaleza es proteccionista y su finalidad es garantizar la justicia en las relaciones que emergen entre empleadores y trabajadores. Una clara expresión de la naturaleza y finalidad enunciadas son las prestaciones patronales comunes a las cuales pertenece el denominado auxilio de cesantía. En sus orígenes esta prestación tuvo como finalidad proteger al trabajador y su familia en caso de que este perdiese su empleo, por medio de un “ahorro obligatorio” por el cual debía responder el empleador y que este debía entregar al trabajador a la terminación del contrato. Que el trabajador pueda hacer uso de dicho dinero antes de la terminación del contrato ha sido siempre un tema de interés para el derecho en Colombia.

En Colombia existen tres regímenes de cesantías. El denominado tradicional que rigió para los contratos celebrados antes del 1 de enero de 1991, el establecido por la ley 50 de 1990 que se aplica a todos los contratos de trabajo celebrados con posterioridad al 31 de diciembre de 1991, y el régimen del salario integral. Las reflexiones del presente artículo se circunscriben al régimen de la ley 50 de 1990, es decir al que exige por parte del empleador la liquidación del monto a que tiene derecho el trabajador el 31 de diciembre de cada año, y la posterior consignación del valor adeudado antes del 15 de febrero en un fondo de cesantías elegido por el empleado.

Los casos en los cuales se puede hacer uso de las cesantías antes de la terminación del contrato de trabajo se agrupan en tres temáticas. La primera se relaciona con bienes raíces, la segunda con educación y la tercera con la compra de acciones en el mercado bursátil. Esta última sólo se aplica a cierto grupo de trabajadores vinculados a determinadas empresas.

Desde 1965 en Colombia los trabajadores han podido retirar sus cesantías antes de la terminación del contrato de trabajo para comprar, construir, hacer mejoras y liberar de gravámenes (hipoteca, pago de impuestos) cualquier tipo de bien raíz, siempre que el mismo se destine a vivienda familiar. En la actualidad es claro que el inmueble debe ser propiedad del trabajador y/o su conyugue, compañero o compañera permanente. En el caso del leasing es viable el uso de las cesantías siempre y cuando se trate de adquisición de vivienda familiar y que el dinero de las cesantías se aplique bajo la categoría de canon extraordinario. Dicho canon, a elección del trabajador impactará su obligación reduciendo el valor de los cánones, reduciendo el plazo, o reduciendo el valor de la opción de adquisición.

Desde 1990 es posible el uso de las cesantías para que el trabajador pueda financiar sus estudios, así como los de su conyugue, compañero o compañero permanente, y sus hijos; siempre que se trate de programas ofrecidos por entidades de educación superior reconocidas por el gobierno nacional. En el año 2006 se hace una modificación en esta temática con la Ley 1064, la cual busca impactar la educación para el trabajo y el desarrollo humano, consistente en la posibilidad de aplicar las cesantías al pago de programas técnicos debidamente acreditados, siempre que los mismos otorguen al egresado el correspondiente certificado de aptitud ocupacional.

Finalmente, desde 1995 los empleados y ex empleados del Estado pueden comprar acciones o bonos obligatoriamente convertibles en acciones, cuando el Estado enajene su propiedad. Como vía de ejemplo, en este momento que se anuncia el proyecto del gobierno de vender el 10% de Ecopetrol, los trabajadores y ex trabajadores de dicha empresa, podrían utilizar sus cesantías para la compra de acciones en dicha operación.

Es evidente que la filosofía que informó inicialmente el auxilio de cesantías hoy en día se ha transformado. Ya no se utilizan solamente para aliviar las consecuencias de quedar desempleado, también para mejorar el nivel educativo del trabajador y su familia, así como para inversión. El semestre pasado se presentó un proyecto de ley que permitiría hacer uso de las cesantías antes de la terminación del contrato de trabajo para emprendimientos del trabajador, su conyugue y sus hijos. De materializarse este proyecto y teniendo en cuenta las tres temáticas descritas, ¿no deberían los trabajadores hacer un ahorro por su cuenta para enfrentar el riesgo de quedarse sin empleo?, toda vez que en muchos casos los trabajadores al momento de quedarse sin empleo, ya han agotado en alguna medida el ahorro que la ley había creado para protegerlos ante esta contingencia.

Interactiva: