Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Manifiesto: Innegociables en educación

“Reflexiones innegociables en educación básica y media para 2018-2022”, manifiesto que resume nuestra postura sobre el tema y que utilizaremos para guiar nuestras conversaciones con todos los candidatos presidenciales y sus equipos programáticos.

María Carolina Meza Botero
María Carolina Meza Botero
Directora Ejecutiva Fundación Empresarios por la Educación
261 Seguidores12 Siguiendo

1 Debates

18 Columnas

Columna

524

1

05 de Marzo de 2018

En el marco de la campaña , desarrollada por la Fundación Empresarios por la Educación y que busca contribuir a posicionar la garantía del derecho a la educación como tema clave en el proceso electoral y, posteriormente, hacerle seguimiento en el plan de gobierno de quien resulte electo, produjimos el documento , manifiesto que resume la postura y recomendaciones de la Fundación sobre el tema, carta de navegación que venimos utilizando para guiar nuestras conversaciones con candidatos presidenciales y sus equipos programáticos y planear el foro #laeducaciónimporta que desarrollaremos con los candidatos a la presidencia el próximo 5 de abril, en alianza con Semana, Educapaz y Todos por la Educación.

 

Quiero compartir acá con ustedes la introducción al manifiesto, e invitarlos a leerlo, comentarlo y compartirlo, para enriquecer el debate en torno al tema y contribuir a posicionar la educación como un tema clave en la agenda nacional:

 

“En épocas de polarización y campañas políticas, hoy existe consenso alrededor de pocos elementos en Colombia. Uno de ellos es que la educación debe ser verdaderamente una prioridad en el cuatrienio 2018- 2022. Este consenso se explica por el potencial de la educación como motor de equidad, crecimiento y desarrollo sostenible, por la pertinencia del sector en la construcción de una cultura de paz y reconciliación, y por el aún precario estado actual del sistema en el país: aunque tener acceso a una educación de calidad es un derecho de todos los colombianos, enmarcado en la Constitución y en los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas, ese no es el caso.

 

A pesar de que los últimos años han dejado buenas noticias para el sector (mejora en pruebas PISA y SABER, aumento de cobertura en matrícula y aumento de la inversión pública en educación), aún queda un largo camino por recorrer en tres dimensiones: calidad de los aprendizajes, cierre de brechas e inversión con eficiencia. En términos de calidad de los aprendizajes, aunque la cobertura ha mejorado, los niños van al colegio y no están aprendiendo lo básico para desenvolverse en la sociedad del Siglo XXI. En términos de cierre de brechas, un niño que nace en el campo, que pertenece a una minoría, o que vive en hogares urbanos de bajos ingresos, tendrá acceso a menos servicios educativos, peor infraestructura y menor soporte en el sistema, especialmente si se encuentra en una zona afectada por el conflicto armado, vulnerando en mayor medida su garantía al derecho a la educación. Finalmente, en términos de inversión, el sistema tiene recursos muy limitados y está lejos de utilizarlos de forma ideal, se requiere aprender a invertir para invertir en aprender.

 

Sabiendo que las mejoras en educación toman tiempo y que los retos de aprendizaje, cierre de brechas y manejo del gasto no serán resueltos en los próximos cuatro años, la Fundación Empresarios por la Educación (FExE) ha desarrollado este corto informe con el fin de motivar un debate técnico e informado sobre el estado de la educación básica y media en Colombia y sobre los desafíos del sector en estas tres dimensiones. En cada sección, presentaremos una descripción de retos y recomendaciones. Invitamos a los candidatos presidenciales, y al público en general, a reflexionar sobre este contenido. A nivel general, FExE ve la necesidad de redoblar los esfuerzos en el sector, ofrece recomendaciones y sugiere al próximo gobierno plantearse metas ambiciosas en cada frente"

Comentarios (1)

Jorge Acuña Castillo

06 de Marzo

0 Seguidores

Hay dos aspectos esenciales para el logro de la Equidad que deben resolver la...+ ver más

Hay dos aspectos esenciales para el logro de la Equidad que deben resolver las futuras políticas sobre educación que no menciona el manifiesto y que considero son innegociables. La primera es la necesidad de establecer controles institucionales claros y efectivos a la gestión flexible de los currículos de todas las asignaturas académicas, dado que la brecha educativa en Colombia (medible en todas las dimensiones del Derecho a la educación), evidencia que no se está garantizado plenamente la igualdad de oportunidades en: el acceso a conocimientos pertinentes (enseñanza y aprendizaje), en el tratamiento entre estudiantes y docentes, en el desarrollo de capacidades, y en los resultados escolares de todos las niñas, niños y jóvenes del país. Estos son Criterios básicos para garantizar el derecho a la educación de manera equitativa y plena. Además, porque no existe hasta el momento un control gubernamental ni Estatal de las formas en que las instituciones educativas adaptan los currículos en un contexto escolar determinado, con condiciones precarias, limitantes y en algunos casos nada adaptables.

Y en segundo lugar, el modelo educativo sigue concentrado en desarrollar capacidades para la productividad económica. De ahí que el manifiesto se apoye en informes de organizaciones multilaterales como la OCDE y el BID. Y esto debe cambiar sustancialmente porque la formación integral de ciudadanos no se logra solamente con conocimientos fácticos o lógicas fundamentadas en el racionalismo científico. También, son necesarias las Artes y las humanidades para desarrollar sensiblemente los sentidos, la imaginación, las emociones y el pensamiento. Capacidades esenciales en la generación de otras lógicas racionales y en la conservación de valores democráticos. Por ello, la implementación de la jornada completa no es suficiente. Es necesario contar con normativas legales que obliguen a las instituciones educativas a equiparar los tiempos curriculares que reciben algunos campos disciplinares frente a otros marginados, como es el caso de la educación artística y cultural, la cívica, el urbanismo y muchos oficios esenciales para el desarrollo de las comunidades que han sido desprestigiados por la lógica del modelo educativo centrado en el profesionalismo.