Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Impactando con nuestro ejemplo

Imaginemos un mundo en el cual todos escribimos un cuento llamado bienestar común. Un mundo en el cual impactemos con nuestro ejemplo.

Augusto Moreno
Augusto Moreno
@augustomorenoco. VP en Emerging Capital e Incube. Changemaker en Todos por la Educación y Waki Foundation.
193 Seguidores120 Siguiendo

0 Debates

2 Columnas

Columna

934

0

19 de Mayo de 2018

Imaginemos un mundo en el cual todos escribimos un cuento llamado bienestar común. Un mundo en el cual impactemos con nuestro ejemplo.

La educación no solo debe basarse en una serie de charlas enmarcadas en esas cuatro paredes que habitualmente llamamos salón de clase. Un mundo educado requiere una constante introspección de nuestras acciones diarias, que permitan no solo obtener un beneficio individual sino crear sinergia en torno a las capacidades y virtudes de cada uno de los habitantes del planeta.

Garret Hardin, en su libro titulado "La tragedia de los comunes", analiza el paradigma entre libertad y responsabilidad, reflejando el conflicto social en el uso de los recursos y la previsión de las necesidades futuras. El bienestar común debe tener en cuenta el compromiso sincero con la sociedad para realizar acciones diarias que simbolicen el sentido de pertenencia hacia los bienes públicos y la construcción de conocimiento global.

La sobrepoblación, el cambio climático, las brechas sociales y económicas actuales no se solucionan únicamente con políticas públicas impositivas sin un transfondo social. El estado crítico del mundo debe ser mejorado desde las pequeñas actitudes y comportamientos que tenemos como seres humanos, dignos de vivir en un ambiente de amor, respeto, solidaridad y compromiso mutuo de crecimiento y equidad.

Impactemos con nuestro ejemplo. Seamos actores de cambio y eduquemos a partir del aprendizaje mutuo, encontrando nuestras raíces y reconociendo que todos tenemos el derecho y el deber de ser ciudadanos globales.