Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

¡Gracias! Todos por la Educación uno de los 10 mejores líderes de Colombia

La revista Semana y la Fundación Democracia y Liderazgo reconoció la labor del Movimiento como uno de los 10 mejores líderes de Colombia 2017, queremos contarles cuáles son nuestros retos de cara a las próximas elecciones presidenciales. 

Paola Portilla
Paola Portilla
Coordinadora General de Todos por la Educación
282 Seguidores3 Siguiendo

2 Debates

16 Columnas

Columna

234

0

13 de Octubre de 2017

Cuando una causa es movida por la pasión y la convicción  genuina pasan cosas maravillosas.

Cuando los voluntarios de esta causa se reconocen como líderes gestores de cambio logran incidir en las políticas públicas sin manuales ni recetas más que sus originales ideas para aportar en la construcción de un país, en el cual no importe el lugar donde se nazca para acceder a una educación de calidad.

Logran convertir  la indignación en movilizaciones propositivas donde toda la comunidad se suma para  aportar en la consolidación de diálogos tendientes acabar con las inequidades. Este reconocimiento es una exaltación a esa voz, la más potente que tiene hoy nuestro  país,  la de los jóvenes líderes de la educación en sus regiones. LA VOZ DE TODOS POR LA EDUCACIÓN.

Constituye además un respaldo significativo para nuestros jóvenes líderes en sus contextos locales, pues ellos son el motor que hará en 10, 20 años la educación sea una prioridad nacional, ojalá sea menos, pero no importa el tiempo que nos lleve,  esta es nuestra obsesión y  no descansaremos hasta lograrlo;  desde hace 4 años sabíamos que esta labor era de gran aliento, por eso vienen nuevas generaciones detrás de nosotros a continuar esta apasionante tarea , y mañana muchos de nuestros líderes serán secretarios/as,  ministras/os o los emprendedores/as  de la educación.

 

 

Los retos son enormes; para que la educación sea una prioridad y lleguemos a ser el país más educado de América Latina no basta con un  solo gobierno, se requiere una política educativa que trascienda las voluntades de turno y una sociedad civil que exige y que propone. De cara a las próximas elecciones  presidenciales,  este será uno de los retos, como lo será también entender que para que no exista corrupción, es menester transformar el sistema educativo a uno que no solamente prepare jóvenes para unas pruebas o un trabajo sino que además la educación sea consecuente con su proyecto de vida y forme ciudadanos comprometidos con un país distinto. Si la educación sigue siendo el sector más desangrado por la corrupción, la inequidad seguirá dejando sin calidad, acceso, e infraestructura a miles de niños/as y jóvenes de nuestro país.

Pero si además, no votamos ni nos involucramos, esto no va a cambiar. Colombia es el país de la región con los niveles más bajos de participación electoral. Mientras el promedio de abstención electoral de América Latina es de más o menos 30%,  en el  plebiscito del año pasado la abstención en Colombia fue del 60 por ciento  y en ésta, la de los jóvenes fue del 80%. En el año 2014, 13 millones de jóvenes hacían parte del censo electoral y el  presidente Juan Manuel Santos fue elegido con  7.816.986 votos.

Tenemos una red de jóvenes líderes que cambiará estas cifras y jóvenes comprometidos, llamaran a aquellos que han perdido la fe en sus instituciones, para demostrar que una Colombia distinta es posible hoy, no mañana; seguiremos obsesionados con lograr que la educación sea una prioridad, con lograr una Colombia que se reconcilie, que acepte y reconozca el valor de la diferencia y una donde la la educación sea la principal herramienta para el desarrollo inclusivo que hará  sostenible la paz.