Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Un pecado capital

Si algo han demostrado las marchas estudiantiles es que tenemos una generación de estudiantes interesados en el desarrollo del país, que defienden con altura y argumentos sus sueños y puntos de vista. Columna de Afif Simán, en nuestra Red de expertos Caribe.

Afif Siman
Afif Siman
Exsecretario de Cultura de Barranquilla
9 Seguidores0 Siguiendo

0 Debates

5 Columnas

Columna

2449

2

19 de Noviembre de 2018

Quizás cuando el presidente Duque se refirió a los siete enanitos para justificar el porqué de siete políticas para el desarrollo de una economía naranja, pensaba en la importancia de Walt Disney como ejemplo de generación de riqueza a partir de la creatividad.  No sé, démosle el beneficio de la duda, después de todo la economía naranja se basa en la creatividad.

Para ser creativos, es decir, para tener la capacidad de crear, de transformar las ideas en bienes y servicios culturales, que es el pilar sobre el que descansa una economía naranja es necesario hacerlo en libertad. Las ideas no se expanden y materializan como deben cuando existe represión.

Por eso, lo que más sorprende de la visita del presidente Ivan Duque a la Unesco no es que hablase de los siete enanitos, al fin y al cabo eso puede pasar a lo sumo como un lapsus mentis producido por lo nervios del momento,  sino que el servicio de seguridad de esta entidad retirara del recinto a asistentes colombianos quienes ya habían pasado el filtro de seguridad de la entrada adonde se les había comprobado su inscripción previa, requisito de la organización para poder asistir. 

Como reportaron algunos medios de comunicación, la expulsión se debía, según  los mismos guardias franceses, a órdenes del Consulado y la Embajada de Colombia.  ¡Mon dieu! En la tierra de la fraternidad, igualdad y libertad nuestra delegación pedía retirar connacionales del edificio de la máxima entidad cultural y de educación del planeta, la ironía se cuenta sola.

La medida seguramente obedeció a que en la mañana de ese mismo día, durante un encuentro en el Instituto de Estudios Políticos de París, algunos profesores y estudiantes colombianos cuestionaron al primer mandatario por temas como el IVA a la canasta familiar y su manejo de las marchas estudiantiles. Sobre estas últimas se repetía el clamor al presidente de que escuchara a los estudiantes.

El principal pilar para lograr desarrollar una economía naranja no comienza por I sino por E, de educación. La base para lograr un desarrollo empresarial donde la creatividad sea el eje principal es la educación, y los socios naturales para que un programa de este tipo sea exitoso y genere un alto impacto, son las universidades, principalmente las públicas que tienen una importante tradición en la enseñanza de las bellas artes. 

Los grandes innovadores de nuestra época han construido sus empresas cuando aún eran estudiantes, es durante la vida universitaria donde el Estado debe comenzar su acompañamiento a través de programas especializados para canalizar todo el talento creativo para la generación de riqueza. 

Si algo han demostrado las marchas de las últimas semanas es que tenemos una generación de estudiantes interesados en el desarrollo del país, que defienden con altura y argumentos sus sueños y puntos de vista.

Posiblemente no conseguirán todo lo que están pidiendo de presupuesto para sus universidades y para la educación en general, ellos lo saben y lo han expresado, pero claman la presencia del primer mandatario en la mesa de negociaciones.  

La mayoría de las marchas estudiantiles en la historia, especialmente en América Latina, tienen dos coincidencias. La primera, que aquello que generó las marchas en primer lugar es solo un detonante que desencadena exigencias no resueltas e inconformidades no atendidas. La segunda, que estas demandas no atendidas escalan por la displicencia o incompetencia de quienes están encargados de atenderlas en primer lugar. 

Desafortunadamente, en lugar de su acompañamiento, lo que están recibiendo son muestras de represión por parte de la fuerza pública, bajo instrucciones de las autoridades civiles, como el alcalde de Bogotá que parece más preocupado por la movilidad que por salvaguardar la integridad de las personas. Después de todo desintegrar por la fuerza una marcha multitudinaria es más peligroso y genera más caos que canalizar el tráfico por vías alternas. ¿Qué hubiese sido de la constitución del 91 si Andrés Pastrana, entonces alcalde de la capital, hubiese reprimido la Gran Marcha del Silencio del 25 de agosto de 1989 que desencadenó el movimiento de la séptima papeleta?

Si bien ha habido desmanes y actos violentos por parte de algunos marchantes, que por supuesto deben ser detenidos y llevados a las autoridades respectivas, estos han sido muy puntuales y han sido la excepción, no la regla. Y aunque las agencias de noticias se han enfocado en ellos quizás  por que las hemos acostumbrado a que son las malas noticias las que más captan nuestro interés en una sociedad que ve con sospecha las buenas, son más las imágenes de esperanza.

Afortunadamente contamos con las redes sociales que nos traen imágenes de un movimiento estudiantil que se expresa a través de la cultura, que ha usado las bellas artes como un medio para afirmarse. La misma cultura que el  presidente Duque  necesita para catalizar su programa de economía naranja.  Para una muestra, circulan en Internet videos de estudiantes en plaza pública con violines, chelos y trompetas tocando una versión sinfónica de “El Baile de los que Sobran”, canción himno en el  Chile de 1988 que pedía el fin de la dictadura.

Dicen que Walt Disney utilizaba el simbolismo a la hora de darle vida a sus personajes y que cada uno de los enanitos en la historia de Blanca Nieves representa un pecado capital, uno de ellos es la soberbia.

Interactiva: 

Comentarios (2)

José Saramago ..

19 de Noviembre

2 Seguidores

Completamente falso lo que usted dice Afif Siman..
La UNESCO emitió un ...+ ver más

Completamente falso lo que usted dice Afif Siman..
La UNESCO emitió un comunicado en el que dice que el acceso al evento es únicamente posible mediante un invitación estrictamente personal y registrada en la bases de datos, resaltando que la seguridad del evento debe garantizar la integridad de los altos dignatarios.
Es completamente falso que estuvieran inscritos, y así lo confirmo la UNESCO.
El personal de SEGURIDAD les pidió respetuosamente se retiraran del evento, y ante la reiterativa negativa de salir, fueron sacados a la fuerza. La seguridad hizo lo que tenían que hacer.
La intención de los estudiantes de la Nacional era sabotear al presidente Duque, gritando arengas (¿ideológicas?) por lo de la educación publica.
Es de ese mismo tipo de estudiantes como la estudiante que fue al congreso a mostrar una cartelera en la que decía “uribe paraco” y después salio quejándose de porque no los toman en serio.
El presidente Duque esta en posición de concertar, no tiene que ser con ataques irrespetuosos, denigrantes. Es un hecho innegable que detrás (o encima moviendo los hilos) hay politiqueros de izquierda que quieren sacar réditos electorales, y puntualmente Petro que promueve el desorden, sino miren la ultima declaración del senador gustavo Bolivar de la “Colombia Humana”:
“hemos tomado la decisión de que estas marchas van a ser continuas, van a ser sostenidas, y no se van a mover...estos van a ser cuatro años de LUCHA sostenida en las calles, vamos a parar es te gobierno”,
en otras palabras su intención detrás de las marchas estudiantiles es llegar al poder en el 2022 incendiando las calles y quebrando este país.

José Saramago ..

19 de Noviembre

2 Seguidores

Soberbia es la de los estudiantes al exigir que sea el presidente Duque el que...+ ver más

Soberbia es la de los estudiantes al exigir que sea el presidente Duque el que negocie con ellos. Es la ministra de educación la indicada para ello, es ella la que debe concertar con los estudiantes y al que se relaciona con el ministro de Hacienda que es quien se rebusca los recursos.
No nos vengamos con mentiras detrás del interés de que sea el presidente de la República Iván Duque, y no la ministra de Educación esta la de los politiqueros de izquierda que quieren desplazar y reemplazar a los estudiantes para apropiarse de ese discurso de la educación, y volver esto un debate político ideológico con fines mediáticos y electorales.
Si esto fuera WalDisney la bruja que le entrega la manzana envenenada a Blanca Nieves estaría representada esa bruja maligna por Petro.

El gobierno de juan manuel Santos prometió, prometió, prometió de todo y nunca cumplía, y entre esos a los estudiantes. Mientras se hablaba de “la paz de Santos”, la mal llamada “mermelada” que se repartía entre medios de comunicación, políticos, justicia, también mediante contratos, y otras formas, ayudo a lavarle la imagen a Santos, a maquillarle las cifras. Mientras eso pasaba la peor corrupción se sucedía en los ocho años de gobierno Santos, con Odebrecht como el mas famoso de los escándalos. Al final Santos dejo un país en la u¡inmunda, con obligaciones, con promesas incumplidas, con deudas hasta mas no poder y con enorme hueco fiscal que Duque esta mirando como consigue esos recursos, en eso esta, austeridad, recorte de gastos y funcionarios, combatir la corrupción y la evasión de impuestos, reforma tributaria (por supuesto rechazamos gravar la canasta básica) pero “la culpa es de Duque” y no de Santos.
En estos cien días quienes los diabeticos están molestos porque no les dan su “dosis mínima de mermelada”, y todos piden plata por todo lado, plata y mas plata como si esta apareciera de la nada. Para cierta gente eso de responsabilidad fiscal no existe.

En conclusión por supuesto que apoyamos las justas exigencias de los estudiantes, apoyamos que se salde la deuda histórica con la Educación, el que marchen PACÍFICAMENTE sin molestar la vida de otros. Y por supuesto que la responsabilidad del presidente Iván Duque es conseguir esos recursos. Entender que de verdad no hay plata, eso no es un invento, santos no dejo nada. Y esperamos que se llegue q un acuerdo nacional por la educación. rechazando que populistas como petro se apropien de esas banderas sociales para sus aspiraciones personales de poder.
Finalmente:
un estudiante no se coloca una capucha, un estudiante no lanza “bombas molotov”, un estudiante no lanza “papas explosivas”, un estudiante no escupe a la fuerza publica y la provoca mientras los golpean con piedras para después victimizarse, un estudiante no molesta la vida de los demás, un estudiante no sale con esos panfletos 'babosos' de “abajo la oligarquía”, “viva Chavez, Fidel y Petro”, “fuera gringos de Colombia”, etc.