Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Política con armas, el slogan de las Farc

El consejo para las Farc es simple, gánense a la población con propuestas serias, suelten el complejo.

Jacobo Solano
Jacobo Solano
Escritor
144 Seguidores0 Siguiendo

25 Debates

94 Columnas

Columna

189

0

22 de Enero de 2017

Las denuncias que valientemente presentó el representante a la Cámara por El Cesar, Cristian Moreno, sobre el ejercicio de la política con armas por parte de las Farc en las zonas de injerencia campamentaria y la intimidación a la alcaldesa de La Paz, Andrea Ovalle, son de suma gravedad y deben ser atendidas de forma inmediata por el gobierno nacional, más cuando las Farc no están cumpliendo a cabalidad con los compromisos y los territorios ocupados comienzan a convertirse en tierra de nadie.

Lo del baile con la ONU es algo intrascendente que solo le resta credibilidad a esta organización que viene de tumbo en tumbo en muchos procesos en el mundo; pero estas denuncias sí son serias, máxime cuando vemos que tampoco entregan los niños, algo que también aseguraron que harían; ni se fija una fecha exacta para la primera entrega de armas, con la complicidad de un gobierno que pareciera haberse desentendido del tema, para salir rápido de este asunto que tanto dolor y lágrimas ha costado.

Es cierto que el proceso no tiene marcha atrás, que no se hicieron los cambios suficientes que la gente solicitó con el voto en el plebiscito y que las Farc lograron más de lo que imaginaron.

También es cierto que ahora es cuando el proceso necesita el mayor compromiso de las partes para sacar adelante unos acuerdos que no pueden quedarse en el papel, por el contrario es inaplazable materializar el discurso pacifista que han montado, porque esta sociedad no traga entero y ya no les tiene el miedo de antes, hoy la gran mayoría expresa su opinión y pide resultados.

Es inentendible que un grupo que ama la paz y sueña con la reconciliación, después de muchos muertos y 50 años de guerra fratricida, esté protagonizando este tipo de actos o ¿será que el tal cuento de la paz solo se lo creyó Santos y solo era una excusa para lavar sus crímenes y seguir alimentando el anhelo de llegar al poder utilizando todas las forma de lucha? Que respondan.

El compromiso debe ser de quienes se reintegran a la vida civil, esto no es de medios y pronunciamientos babosos de los altos mandos de las Farc, ni cartitas románticas a Simón Trinidad, esto es con hechos y esas denuncias merecen todo la atención, porque pueden ser el inicio de más conflictos en esas zonas, donde la autoridad legítima del Estado no se puede remplazada por un movimiento, que aunque siga armado, no es, ni será autoridad para ejercer ningún tipo de control o intimidación.

El consejo para las Farc es simple, gánense a la población con propuestas serias, suelten el complejo y convenzan a la población de que no son criminales, promuevan espacios de reconciliación verdaderos, sin cartas tapadas; el pueblo colombiano es incauto y si le cree a la clase política corrupta que domina el país, también les creerá a ustedes, a pesar de que hayan matado, secuestrado y robado; no se sientan tan inferiores y con la necesidad de utilizar un fusil para lograr apoyo político, muestren cuáles son las tales fórmulas que van a cambiar al país, queremos ver a los ideólogos, no en twitter, en plazas públicas y veredas, convenciendo a la gente de manera honesta y no intimidando, que ningún resultado les dio, ojala entiendan, pero que lo entiendan de verdad, que la guerra quedó atrás y aprovechen que tienen  un gobierno amigo que les ha dado todas las prerrogativas, no defrauden a su principal mentor, el Presidente Santos.