Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

NHM : La Tormenta Perfecta

La figura del Fiscal Ad Hoc no existe en nuestro sistema institucional, es una salida desesperada del establecimiento que se encuentra contra las cuerdas y no sabe hacia dónde ir.

Carlos Suárez @carlossuarezr
Carlos Suárez @carlossuarezr
CEO de Estrategia&Poder, consultor en marketing electoral y de gobierno.
8 Seguidores0 Siguiendo

0 Debates

7 Columnas

Columna

3334

5

26 de Noviembre de 2018

La figura del Fiscal Ad Hoc no existe en nuestro sistema institucional, es una salida desesperada del establecimiento que se encuentra contra las cuerdas y no sabe hacia dónde ir.

La situación del Fiscal General de la Nación es inédita en la historia de la institución que hoy dirige Nestor Humberto Martínez desde que fue creada en 1991. 

Ni siquiera en épocas de Vivian Morales (que fueron las peores en desprestigio de un fiscal), se había vivido una situación tan precaria de gobernabilidad y poco margen de maniobra ante la opinión; no conocemos mediciones que registren el vergonzoso episodio del caso Odebrecht pero, con seguridad, los guarismos de confianza en la justicia habrán bajado -si es que aún se pueden ir más al  piso de lo que ya están-. 

Un análisis de la situación reputacional de NHM ante la opinión nos pone en varios escenarios, todos desfavorables para él. 

En el terreno mediático; una serie de opinadores, medios y periodistas  -en su mayoría de izquierda-, están haciendo frente común desde hace tiempo para desprestigiarlo. 

Desde que Martinez sentó su posición respecto  a la JEP y a las consecuencias que de las actuaciones de ese tribunal se derivarían sobre la arquitectura del Estado por cuenta del proceso de paz con las FARC, ha sido blanco de ataques ideológicos que buscan minar su capacidad de acción para frenar esos efectos.

Si bien es cierto, los intentos por lograr el objetivo de desprestigio no se consiguieron en los dos primeros años de su gestión, sus contradictores encontraron un filón del que mana sangre, ese filón es el caso ODEBRECHT. 

Quienes hoy son la punta de lanza en contra del Fiscal se dieron a la tarea, desde que se posesionó el actual fiscal -incluso antes-, de minar la imagen pública de Nestor Humberto Martinez. El tema, con algunas variaciones, siempre fue el mismo: sus conflictos de interés por los casos que atendió como abogado litigante. 

El asunto había ido calando sin que desde la Fiscalía hayamos visto ninguna estrategia para enfrentar el desgaste que, como en el aluvión de nuestro código civil:  “lenta e imperceptiblemente”, ha  mermado la credibilidad de quien detenta en sus manos la balanza de la justicia. 

Pero la historia es caprichosa y construye sus caminos en formas inimaginables como si de un librero de Netflix se tratase, ese lento devenir explotó de manera inesperada con los recientes hechos que trajeron la muerte a los Pizano (padre e hijo). 

El cóctel explosivo encontró el elemento que detonó la mecha; a la narrativa que se venía promocionando por parte de los detractores del Fiscal le llegaron los ingredientes novelescos y de consumo masivo que le hacían falta a la película: muerto afeitándose, hijo envenenado, cianuro, padre e hijo fallecidos, grabaciones subrepticias de uno de ellos al hoy Fiscal General (antes amigo y consultor, hoy contraparte  -el difunto era acusado de corrupción-); el hombre más poderoso y rico del País apareciendo por todas partes en la escena del crimen; pruebas en custodia de periodistas embargadas con condición resolutoria hasta la muerte o la protección americana del depositante, etc, etc. 

Con eso, el rating de la novela consiguió su cúspide y la masa de la opinión entró a jugar en la ecuación de un juego reservado -hasta ahora- a lo más encumbrado poder: el de la continuidad del segundo al mando de la institucionalidad, el más importante a la hora de investigar y poner a temblar al País: el Fiscal General de la Nación.

El Fiscal, acorralado y con poco margen de maniobra, salió a ronda de medios tradicionales (él los conoce muy bien desde que fue su abogado y directivo) y se sometió a lo que nunca ha debido: al banquillo de los acusados. 

Los medios NO son amigos de nadie y en la posición actual del Fiscal, lo abordaron desde la perspectiva que le correspondía a la gran prensa: crítica, poniéndolo en la situación a la que él mismo se sometió, la de interrogado y cuestionado -¿fue tan ingenuo que pensó que lo tratarían de otra forma?-. 

Capitulo aparte merece lo que sucede ... rá con El Tiempo, ahora que; después de algunos comunicados y entrevistas públicas, pareciera haber un divorcio entre NHM y su amigo, antiguo cliente, el millonario, el poderoso dueño de esta finca llamada Colombia (y de El Tiempo): Luis Carlos Sarmiento Ángulo.

Con ese divorcio, cabe la pregunta: ¿ La gran prensa del establecimiento se sumará a la defenestración que promueve la oposición del hoy fiscal - antes apoderado, defensor de los canales privados, miembro de junta de ET -, el Doctor NHM ? (más elementos para la novela que consume la opinión). 

Por supuesto, al lío de opinión se suma el elemento político que alimentará con gasolina el fuego que se inició en los medios. 

La izquierda radical salió a hacer  lo que le correspondía: al unísono Robledo, Petro, Claudia López, etc, hacen de las suyas; cobran por ventanilla, piden la renuncia del Fiscal, esparcen su desprestigio entre sus bases a través del mundo digital. 

Por el contrario y en el entretanto, los poderosos políticos de Cambio Radical y de la extinta Unidad Nacional que acompañaron a rabiar al ex súper ministro, callan y miran desde la barrera las grabaciones que gota a gota se filtran al mejor estilo de lo que ocurrió en las épocas del proceso 8000: los aliados políticos de Nestor Humberto no se ven por ninguna parte.

Los únicos que intentaron hacer algún control de daños fueron: un presidente con la caída más estrepitosa en la historia de imagen en tan solo 30 días y algunos de los voceros del gobierno que andan igual o peor ante la opinión, como el Ministro de Defensa. Por supuesto, esa ayuda (al menos pública), duró poco y pronto puede hasta voltearse. 

Para hacer este análisis, no podemos dejar de lado otro factor que aparece en el panorama y que sin duda entra a jugar en la ecuación que tiene al Fiscal contra las cuerdas: la natural alineación que han formado algunos “ilustres” investigados de su administración, que tienen el dinero y el poder -con el que contrataron a Nestor Humberto el abogado- para plantear mas allá de una defensa, un ataque -contra Nestor Humberto, el fiscal-.   “Su historia” coincide con la de los enemigos ideológicos de NHM: es un corrupto que primero se lucró de ellos como abogado y ahora, investiga y mete presos a quienes fueron sus antiguos aliados, amigos y clientes. 

En esta situación extrema, se ha venido planteando una solución que es extraña a nuestras leyes y que no existe en Colombia: nombrar un fiscal Ad Hoc para que investigue el caso Odebrecht. 

Se equivoca el establecimiento creyendo que inventando una leguleyada de esta naturaleza vamos a salir de este problema; no solo no saldremos sino que, en caso de darse ese paso, terminaremos de agravar la situación. 

Un fiscal Ad Hoc tiene dos salidas: 

1- Se designa de una terna que envía el Presidente a la Corte Suprema y se le dan dientes y verdadera independencia para calmar a la opinión pública: nomina independiente, presupuesto independiente, investigadores independientes y todo aquello que implique una institución Ad Hoc independiente de aquel de quien se predica independencia - o sea el fiscal Martinez -. 

Ello traerá  consigo, en la práctica, la existencia de una justicia paralela que tendrá el mismo origen y las mismas prerrogativas de la ya establecida en cabeza del golpeado Nestor Humberto y le terminará haciendo sombra y competencia tan pronto empiece a funcionar y por consiguiente, en esa disputa del poder penal, terminaríamos teniendo dos fiscales generales compitiendo por quién es la máxima autoridad de investigación penal del País.  

2- Se designa un “parapeto” sin independencia, sin herramientas, sin presupuesto ni autonomía como fiscal Ad Hoc para que no vaya a competir con el maltrecho NHM, al que sustituirá nominalmente en el caso Odebrecht con el único fin de calmar a la opinión pública; lo cual, en estas épocas de democratización de la información, no será más que el abrazo del oso porque traerá consigo mayor desprestigio y más munición para la opinión que ya no soporta más una justicia desprestigiada ni un engaño de esa magnitud. 

Así está la tormenta perfecta de la justicia, en la que con cara pierde y con sello también, el fiscal Martinez. Situación que ayuda a surtir con gasolina a los populistas que cabalgan sobre el desprestigio de la institucionalidad, que un día si y otro también, le suministra los insumos para seguir incendiando y sumiendo en el caos a un país que necesita de una mano firme que lo enderece, empezando por la torcida administración de justicia.

 

Interactiva: 

Comentarios (5)

Nepomuceno Yusunguaira

01 de Diciembre

0 Seguidores

Usted propone varias tesis que resultan ser falaces. En primera instancia, afirma que la izquierda radical le cobra a NHM el haber cuestionado la JEP y haberse convertido en punta de lanza de la extrema derecha para sabotear los acuerdos con la guerrilla de las Farc. No, es el revés: NHM ha usado como mampara para sus vagabunderías y su inmensa cola ese recurso "populista" para ganarse el favor del uribismo, un mullido colchón para sortear una crisis como la que afronta actualmente.

Usted propone varias tesis que resultan ser falaces. En primera instancia, afirma que la izquierda radical le cobra a NHM el haber cuestionado la JEP y haberse convertido en punta de lanza de la extrema derecha para sabotear los acuerdos con la guerrilla de las Farc. No, es el revés: NHM ha usado como mampara para sus vagabunderías y su inmensa cola ese recurso "populista" para ganarse el favor del uribismo, un mullido colchón para sortear una crisis como la que afronta actualmente.

Nepomuceno Yusunguaira

01 de Diciembre

0 Seguidores

Segunda falacia: ¿Los medios no son amigos de nadie? Por favor, usted insulta la inteligencia de muchos colombianos. ¿Prensa crítica? Con excepción de Noticias Uno y su directora, María Jimena Duzán y algunas columnas en El Espectador, la gran prensa, en manos de mecenas de la ultraderecha, ha sido sumamente benévola con Martínez. Ahora les cayó como anillo al dedo el video del escándalo que rodea al señor Petro, metiendo una buena cantidad de dinero en una bolsa. Desviaron la atención. El asunto ahora no es el vagabundo fiscal sino el incendiario Petro.

Segunda falacia: ¿Los medios no son amigos de nadie? Por favor, usted insulta la inteligencia de muchos colombianos. ¿Prensa crítica? Con excepción de Noticias Uno y su directora, María Jimena Duzán y algunas columnas en El Espectador, la gran prensa, en manos de mecenas de la ultraderecha, ha sido sumamente benévola con Martínez. Ahora les cayó como anillo al dedo el video del escándalo que rodea al señor Petro, metiendo una buena cantidad de dinero en una bolsa. Desviaron la atención. El asunto ahora no es el vagabundo fiscal sino el incendiario Petro.

Simón Sarmiento

01 de Diciembre

0 Seguidores

Para mi la situación es clara. El régimen crea instituciones temporales o de...+ ver más

Para mi la situación es clara. El régimen crea instituciones temporales o definitivas para defenderse. Funciona bien. Los escándalos incluso ayudan a que alguna gente se distraiga y piense en algo mientras llega el siguiente escándalo y se le puede echar tierra al anterior. Los poderosos del país le meten plata para elegir su bancada sin importar el partido político que se apoye. Así el poderoso elige Congreso y Pdte. CNE avala elección de Congreso y Pdte. CNE es nombrado por el Congreso. En recompensa Congreso y Pdte legislan en favor del Poderoso, o éste se gana contratos. Nuestros impuestos cada vez alcanzan menos porque las obras de los Poderosos resultan valiendo dos y tres veces su costo real. Quienes pagamos impuestos no estamos dentro de esta cadena sino para justificar el resultado del CNE y pare de contar. Cuándo podrá cambiar esto?. La verdad, lo veo difícil porque para hacerlo hay que invertir en educación de calidad, donde se promueva la crítica y el diálogo razonado entre estudiantes y sociedad. O sea, por lo pronto... apague y vámonos .!

Gloria Nancy Hoyos

01 de Diciembre

0 Seguidores

Napumuceno, qué buenas opiniones, lo qué pasa es qué los Periodistas o blog...+ ver más

Napumuceno, qué buenas opiniones, lo qué pasa es qué los Periodistas o blogueros cuando son radicales hacia un grupo o corriente política, siempre dicen qué los de la Izquierda son incendiarios, ¿ quienes tendrán incendiado esté País ??? para esconder sus vulgaridades Administrativas, ¿ quienes recurren a la mentira, al des-honor, cómo, todos se fueron lanza en ristre hacia Santos ?? y ahora la están pagando .

Gloria Nancy Hoyos

01 de Diciembre

0 Seguidores

AHORA, SI CONTROL POLÍTICO ES INCENDIAR, SI DECIRLE A LOS ESTUDIANTES SALGAN...+ ver más

AHORA, SI CONTROL POLÍTICO ES INCENDIAR, SI DECIRLE A LOS ESTUDIANTES SALGAN A EXIGIR MÁS RECURSOS PARA LA U PÚBLICA ES INCENDIAR, SI INVESTIGAR TODA ESTÁ CANTIDAD DE DINERO QUÉ SE DESPILFARRA EN CORRUPCIÓN Y TRATARLO DE METER EN IMPUESTOS A LOS ESTRATOS MÁS VULNERABLES Y SALIR A DECÍRSELO AL PUEBLO ES INCENDIAR, ENTONCES CARLOS DEJE DE OPINAR ...