Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

La nueva valorización: martillando con un destornillador

Se viene otra valorización y será la embarrada, no porque todo lo que Peñalosa haga sea malo ni porque las obras sean innecesarias. Sino porque es usar una buena herramienta de manera absurda. Algo así como martillar con un destornillador

Diego Laserna
Diego Laserna
Activista del Combo2600
465 Seguidores38 Siguiendo

2 Debates

20 Columnas

Columna

1887

1

21 de Noviembre de 2018

Si usted es estrato 4, 5 o 6 prepárese porque se le viene una  y una vez más va a ser la cagada.Y no me parece la cagada porque todo lo que Peñalosa haga sea malo. No soporto la gente que piensa así. Ni porque crea que las obras son inútiles. Creo que hay varias muy valiosas para la ciudad. Me parece la cagada porque es usar una buena herramienta de una forma absurda. Algo así como martillar con un destornillador.

Me explico.

La valorización se llama así porque las obras de infraestructura valorizan a los predios vecinos por lo tanto es apenas justo que los dueños ayuden a pagarlas. Entonces si un apartamento vale 10, la ciudad le construye un parque al lado y pasa a valer 15, es justo que el dueño le pague 2 a la ciudad por lo que costó hacer el parque. La “valorización” del predio se mide con un avalúo antes de la obra y uno después y luego determinando la diferencia.

Tiene lógica y todo el mundo gana. Se pueden hacer parques, vías o andenes. Se puede aplicar en barrios ricos y pobres. Y tiene un elemento de justicia y es que si la obra no valoriza su predio, la embarrada es de la ciudad y usted no paga nada.

Pero esa es la teoría. En la práctica venimos usando la valorización patas arriba hace años porque como en Bogotá no hay plata para hacer las obras, deciden cobrarle a la gente antes de terminarlas y por supuesto antes de que sus predios se valoricen. Y ese camino inevitablemente lleva a la chambonada por varias razones:

  1. ¿Cómo pueden cobrar las obras si no saben cuánto valorizan los predios? De hecho hay obras que se hacen mal y no valorizan sino que desvalorizan por muchos años (por ejemplo el deprimido de la 92, la Avenida la Sirena o los andenes de la 116)
  2. ¿Qué pasa si cobran las obras y después no las hacen? Hay dos obras de 2005, dos de 2009 y 8 de 2013 que se cobraron y todavía están sin ejecutar (aunque esta vez se supone que sólo van a cobrar una vez se inicie la construcción) 
  3. ¿Si tienen que pagar las obras por adelantado, cómo se hacen las obras en los barrios de estratos 1,2 y3? La respuesta es que no se puede porque la gente con toda razón se rebotaría. Entonces a la valorización solo se usa en los estratos altos y solo se hacen allí las obras.

No hay ninguna razón para seguir con esta chambonada . Y el abuso no es menos grave por aplicárselo a los estratos 4,5 y 6.

El IDU debería pagar esta tanda de obras de su bolsillo y cobrarle a los vecinos (independiente de su estrato) una vez las obras se hayan terminado y los predios tengan una valorización real.

De hecho la ejecución del IDU este año es tan bajita que lo podría hacer sin ningún problema.

Ya esta vez nos metieron los dedos a la boca pero la próxima vez que vaya a votar por un alcalde o un concejal pregúntele de frente qué cree de la valorización y exíjale que la próxima vez que la vayan a usar, la usen al derecho.

———

Diego Laserna estudió planeación urbana en MIT. Es activista del Combo2600, comentarista de Alerta Bogotá y un eterno estudiante de mandarín. Le encanta el brillo del la grama del Campín y detesta la sensación mantequilluda de la baranda de los buses. Lo pueden seguir en Facebook  y Twitter 

Imagen principal tomada de 

Interactiva: 

Comentarios (1)

Simón Sarmiento

22 de Noviembre

0 Seguidores

Acá vale la pena preguntarse por qué en época electoral no les hacemos esta...+ ver más

Acá vale la pena preguntarse por qué en época electoral no les hacemos estas preguntas a los concejales que son quienes en última instancia tiene el poder. En la alcaldía de la Bogotá Humana, el concejo torpedeó cuanto pudo la labor del alcalde y por eso no hubo gran ejecución desde el punto de vista del cemento. Pero una ciudad no puede avanzar solo con obras sociales. Hay que meterle cemento al asunto. Conclusión: HAY QUE REVISAR MUY BIEN QUÉ CONCEJO SE ELIJE. Solo con personas honestas en estos cargos y que de verdad representen el sentir de la comunidad conseguiremos mejorar. Da tristeza que quienes elegimos para defender nuestros intereses, resulten como dicen CLAVÁNDONOS, con impuestos regresivos, solo porque hay que financiar las obras con mecanismos como valorización, aunque la ciudad recauda MILLONES en: Multas de Tránsito, Trámites Administrativos, Matrículas de Vehículos, Licencias de Operación de establecimientos de comercio, ICA, Sobretasa a la Gasolina, Licencias de Construcción, SOAT, Concesiones, Cobros jurídicos, contribuciones de diversa índole y NO SE SABE cómo se invierten estos dineros.
Sería muy bueno que quienes tienen esa información empiecen a difundirla para que no nos metan la mano al bolsillo sin justificación.