Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

La Ley de Financiamiento y el aire de Bogotá

Ese proyecto aumentaría el IVA a los vehículos eléctricos y las bicicletas del 5 al 18 por ciento. Una medida equivocada cuando la calidad del aire bogotano pasa por uno de sus peores momentos.

German Ricaurte
German Ricaurte
250 Seguidores1 Siguiendo

0 Debates

4 Columnas

Columna

2986

1

19 de Noviembre de 2018

Mucho se ha discutido sobre la calidad del aire de Bogotá durante las últimas semanas. La licitación que adjudicó los nuevos buses de Transmilenio despertó polémica por el triunfo del contaminante diésel y porque la ciudad perdió la oportunidad de iniciar el tránsito hacia el transporte público eléctrico.

La Red Cachaca de La Silla Llena , que recomiendo escuchar. Adicionalmente, el reconocido periodista Mauricio Gómez presentó en Noticias Caracol una serie de informes especiales sobre la creciente contaminación del aire en las principales ciudades del país, incluyendo, por supuesto, a Bogotá. Y un grupo de ciudadanos convocó la ‘marcha de los tapabocas’ para el jueves pasado para exigir un aire limpio en la capital.

¿Pero qué tiene que ver la Ley de Financiamiento (reforma tributaria) con la calidad del aire en nuestra ciudad?

Sencillo. El proyecto presentado por el Ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, en su artículo 87, pretende derogar el artículo 468-1 del Estatuto Tributario que contiene el listado de artículos gravados con IVA del 5 por ciento. Por lo tanto, los productos incluidos en este listado pasarían a pagar la tarifa general del 18 por ciento.

Tanto las bicicletas como los vehículos eléctricos hacen parte del listado, por lo cual pasarían del 5 al 18 por ciento de IVA. De aprobarse este artículo como está planteado se desincentivaría el uso de estos medios de transporte limpios.

Por eso pido a los congresistas encargados de discutir el proyecto de Ley de Financiamiento que tengan en consideración la pésima calidad del aire de Bogotá. No es momento para subirle los impuestos a los medios de transporte no contaminantes.

Por el contrario, deben asumir el compromiso político de tomar las decisiones pertinentes para reducir los niveles de contaminación en la ciudad, prevenir enfermedades respiratorias y ahorrarle recursos al sistema de salud.

Interactiva: 

Comentarios (1)

Armando Lugo Martínez

16 de Noviembre

0 Seguidores

Alcalde y Entes encargadas de turno pasan por encima de quien sea por interés...+ ver más

Alcalde y Entes encargadas de turno pasan por encima de quien sea por interés personal y prebendas, no importándole aumento de la contaminación que cada día ahoga ciudades con 70% de monóxido de carbono, polvo, hollín, humo, ozono, dióxido de nitrógeno y pésimo aire.