Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

En seguridad vial, ¿gana o pierde Bogotá cuando juega la Selección?

En Bogotá pensamos en los días en los que juega la Selección Colombia como fechas nefastas en seguridad vial. ¿Qué dicen los datos?

Juan David Garcia
Juan David Garcia
Profesor Universidad Nacional de Colombia
238 Seguidores3 Siguiendo

0 Debates

9 Columnas

Columna

448

0

03 de Julio de 2018

Un estudio del 2003 publicado en el reveló que, comparado con días similares, el número de muertes por siniestros vehículares en EEUU aumentaban en un 41%  en las horas inmediátamente posteriores al Super Bowl, la gran final de la liga nacional de futbol americano.  Siendo de una generación que creció a la sombra de la del  5-0 contra Argentina en 1993,  estos resultados no me sorprenden. Pero me queda la duda, ¿como nos comportamos los bogotanos en la vía hoy, 25 años después, durante los partidos de la Selección Colombia? Miremos que dicen los datos.

Metodología

Se analizó el número  siniestros de tránsito reportados dos horas antes, durante y dos horas después de 16 de los 18 partidos de la eliminatoria al mundial Rusia 2018 de la Selección. Los últimos dos partidos no se tuvieron en cuenta al no disponer de datos al momento de escribir esta columna. Estos datos se compararon con los siniestros reportados una semana antes y una semana después, el mismo día de la semana en el mismo horario. Estos días nos dan una linea base o de control para comparar lo que debería ser el número de siniestros en un día "normal" similar (mismo año, mismo día de la semana y cercano en el tiempo).

Se usaron los partidos de la eliminatoria y no los del Mundial 2014 puesto que durante este último se juegan muchos partidos de interés seguidos en un solo mes, dificultando la elección de días de control.

Los datos fueron tomados de Informes Policiales de Accidentes de Tránsito (IPAT) solicitados mediante derecho de petición a la Secretaría de Movilidad de Bogotá. Estos datos son los mismos que usé en una de la Silla Cachaca.

Se contabilizaron todos los reportes de incidentes sin tener en cuenta su gravedad puesto que, afortunadamente, el número de muertos y heridos en los rangos que estamos analizando son demasiado bajos para hacer un buen análisis.

Resultados

Antes del partido

Los resultados para las dos horas anteriores al partido se pueden ver en el siguiente gráfico de dispersión. Cada punto corresponde al número de siniestros viales en las dos horas anteriores al partido (valor en eje X) y el número de siniestros el día de control (valor en eje Y, círculos corresponden a la semana anterior al partido y triángulos a la semana siguiente). Los colores corresponden al resultado del partido.

 

Analicemos un poco lo que nos dice el gráfico:

  • Si el número de siniestros aumenta durante los días del partido, esperaríamos ver la mayoría de los puntos en la parte inferior del gráfico (bajo la línea negra).

  • Si el número disminuye durante los días del partido, esperaríamos ver la mayoría de los puntos en la parte superior del gráfico (sobre la línea negra).

  • Si los valores no se ven afectados esperaríamos ver los puntos distribuidos unifórmemente a los dos lados de la línea.

En el gráfico vemos los puntos muy distribuidos  a los dos lados de la línea sugiriendo que no se ven afectados: 14 puntos arriba de la línea (siniestros días de control>siniestros días de partido), 16 abajo (siniestros días control< siniestros días partido) y 2 sobre (siniestros iguales en días control y días partido).  El promedio de siniestros en este horario los días de partido es cercano a los días de control: 20.31 contra 17.81, diferencia del 14.1%.  Dada la similaridad en los resultados no se puede concluir que haya una diferencia importante en las horas anteriores al partido.

Durante el partido

Los resultados durante el partido se pueden ver en la siguiente gráfica.

En este caso  la mayoría de los puntos están en la zona superior (17 puntos arriba contra 12 abajo y 3 sobre la raya). La diferencia en los promedios los días del partido (12.56) y  los días de control (14.59) es similar a antes de los partidos pero con signo inverso: -13.9%.  Estos factores indican que durante el partido los siniestros disminuyen ligeramente.  El cambio tan pequeño en promedios y los resultados de una prueba estadística (prueba t de Welch) nos dice que no podemos estar seguros que estos cambios no sean simple resultado del azar (p>0.1).

Después del partido

Los resultados en las dos horas siguientes a la finalización de los partidos se pueden ver en la siguiente gráfica.

En este caso aún más puntos están en la zona superior (18 puntos arriba, 12 abajo y 2 sobre la raya) indicando  que después del partido los siniestros disminuyen ligeramente.  La diferencia en los promedios entre los días del partido (11.93) y  los días de control (16.37)  es  considerablemente mayor (-27.0%),  indicando que la reducción en siniestros es más notoria después que durante el partido.  La prueba t nos dice que tenemos una confiabilidad del 90%  en que las diferencias entre las dos muestras (días de partido y días de control) no son producto del azar (p<0.1).  Aunque mejores, los resultados no llegan a una confiabilidad del 95% (p<0.05), valor habitualmente aceptado como umbral de lo estadísticamente significativo.

 

Conclusiones

Aunque  los resultados no son concluyentes, sí hay indicaciones que, contrario a la sabiduría popular, durante y después de los partidos de la Selección tiende a haber una pequeña disminución en el número de siniestros. También contrario a lo intuitivo, esta tendencia es más notoria después que durante los partidos independientemente del marcador.

Aunque sería interesante extender y refinar el estudio para llegar a conclusiones más sólidas, yo personalmente me daré el lujo de cerrar esta columna con una nota positiva: Parece que, al menos en Bogotá  en el aspecto vial, hemos superado o estamos en proceso de superar los días en los que las horas que seguían a una victoria de la Selección Colombia se parecían más a la película de terror     que a una celebración entre hinchas del mismo equipo. Siendo así, ¡ojalá sean muchos partidos más en paz vial (y de ser posible ganando)!