Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Al parecer esa platica se perdio

Para mí era evidente que la ciclorruta estaba mal (yo la uso y ya varios amigos se habían caído allí), el distrito invirtió dinero para repararla (ya revisé el contrato, vi el cerramiento a los trabajadores y las maquinas), el contratista entregó la obra (ya me mostraron el acta de recibo y el de liquidación) y ya está dañada. Me respondieron, sí. Pero la ciclorruta se dañó, se invirtieron recursos, la interventoría recibió, el contratista ya entregó, esperaremos que se destinen recursos para que se pueda atender la verdadera causa del problema, pero en términos generales: Esa platica se perdió.

Juan Camilo Agudelo M.
Juan Camilo Agudelo M.
Mesa de la Bicicleta Bogotá
230 Seguidores3 Siguiendo

0 Debates

1 Columnas

Columna

23

07 de Diciembre de 2015

Dentro de su plan de mantenimiento, implementación y mejoramiento de la red de cicloinfraestructura para la ciudad de Bogotá, el Instituto de Desarrollo Urbano, mediante el contrato IDU-2052-2013, el cual era a monto agotable, inició la atención de la ciclorruta del parque Metropolitano Simón Bolívar, específicamente en el sector de la esquina sur occidental (AK 68 con AC 53) el cual presentaba fallas estructurales que se reflejaban en la carpeta asfáltica y por el cual ya se habían presentado varios accidentes, algunos de ellos bastante graves.

Este contrato ya fue terminado, recibido y liquidado como consta en actas de 2015. Meses atrás pasé por la ciclorruta en cuestión, una ciclorruta que como ya mencioné, el año pasado había terminado su periodo de mantenimiento, rehabilitación o reconstrucción y me encuentro con iguales o peores grietas, desplazamiento de los bordillos y sin ningún tipo de señalización que advierta a ciclousuarios que el problema que estaban tratando de reparar no lo pudieron reparar, eso sin contar que por la noche la iluminación es bastante precaria.

DERECHO DE PETICIÓN.

La verdad no tenía claridad sobre la manera en la que proceden este tipo de derechos que tenemos todos los ciudadanos para solicitarle con todo respeto al estado la respuesta o atención a quejas, reclamos o llamados. Es deber del estado contestar y los tiempos están más que claros. Procedí a hacer uso de mis derechos y envié una comunicación en la cual solicitaba información a la veeduría distrital (entiendo que son ellos los que deben hacer seguimiento a este tipo de cosas) sobre las acciones que habían adelantado para con este proceso. Tiempo después me han enviado una comunicación en la que entiendo no habían hecho nada específicamente y en la que remitían al IDU la comunicación para que ellos me la contestarán y le copiaran a los de la veeduría. Días después, el IDU me contesto diciéndome entre otras cosas que el dinero que se invirtió no fue suficiente, o que el alcance de las obras no debían atender en su totalidad el problema que se presenta en ese tramo. Ya la veeduría me escribe finalmente con la claridad de que el proceso de mi petición estaba cerrada puesto que ya se había contestado lo que yo había preguntado.

La verdad si me contestaron, hay que decirlo: se cumplieron los términos, fuimos todos muy respetuosos y los canales totalmente eficientes. Me gustó y la experiencia ha sido muy enriquecedora. Pero por otro lado quedo con un sin sabor que espero algún día pueda quitarme. 

Para mí era evidente que la ciclorruta estaba mal (yo la uso y ya varios amigos se habían caído allí), el distrito invirtió dinero para repararla (ya revisé el contrato, vi el cerramiento a los trabajadores y las maquinas), el contratista entregó la obra (ya me mostraron el acta de recibo y el de liquidación) y ya está dañada. Me respondieron, sí. Pero la ciclorruta se dañó, se invirtieron recursos, la interventoría recibió, el contratista ya entregó, esperaremos que se destinen recursos para que se pueda atender la verdadera causa del problema, pero en términos generales: Esa platica se perdió.