Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Juan Pablo Pérez B. · 16 de Noviembre de 2018

3224

0

El nuevo capítulo de la novela de la terna en Córdoba tuvo como protagonista a la cuestionada excongresista Zulema Jattin, investigada por parapolítica desde el 2007 y quien quiere meter a una ficha suya en la lista para reemplazar al destituido e inhabilitado exgobernador Edwin Besaile.

En medio de la pelea que se ha armado entre los diferentes sectores de La U (los liderados por Jattin, el detenido exsenador Musa Besaile y Sara Piedrahita, heredera del grupo politico de su primo el confeso ladrón de las arcas de Córdoba, el exgobernador Alejandro Lyons) para conformar la terna en Córdoba, el martes de la semana pasada ocurrió un hecho que volvió  a mover el asunto.

Ese día se conoció un fallo de tutela en primera instancia, del Segundo Juzgado Municipal de Lorica, que ordena al presidente de La U, el exministro de Agricultura Aurelio Iragorri, conformar la terna para reemplazar a Besaile, teniendo en cuenta a todos los congresistas de La U del departamento.

Es decir, que la terna debía incluir a miembros de los distintos sectores de La U y no solo a miembros del grupo de los hermanos Besaile.

De lo que poco se ha hablado es que quien presentó esta tutela fue un concejal de Lorica -un municipio que, como hemos contado en La Silla Caribe, es el fortín de Zulema Jattin y en donde nada se mueve sin su aprobación- de La U llamado Gilberto Ortega Toro, aliado de Jattin.

Ortega es concejal de Lorica desde el 2012 y llegó al Cabildo con el apoyo de la cuestionada excongresista.

Aunque por un tiempo hace casi dos años se separó del movimiento jattinista, desde hace unos meses volvió al grupo, según nos contó un político cercano al jattinismo.

De hecho, en una foto de finales del año pasado que ronda en Facebook, aparece abrazado con Nancy Sofía ‘la Chofy’ Jattin Martínez, alcaldesa de Lorica y prima hermana de Zulema Jattin.

“Se utilizó a un concejal de La U porque alguien tenía que firmar. Zulema le dio la directriz al Concejal”, nos dijo este político cercano al jattinismo a condición de no mentar su nombre para evitarse problemas.

Así, con la ayuda de un concejal de su movimiento, Zulema Jattin presiona para que en la terna sea incluida una ficha de su grupo: el contratista Darío José Oviedo Castaño, quien viene de las entrañas del jattinismo y, de hecho, apoyó con 30 millones de pesos la campaña del representante de Jattin, Jorge Enrique ‘el Titi’ Burgos.

Este mismo mecanismo de presionar con una tutela la definición de una terna fue utilizado a finales de septiembre cuando Cambio Radical entuteló al presidente Iván Duque por no nombrar alcalde encargado en Riohacha.

A los cinco días, el Presidente anunció que entrevistaría a los ternados y ese mismo día designó a la actual alcaldesa Alexa Henríquez.

Aunque todavía no hay terna y los tres sectores de La U siguen en disputa  sin llegar a un acuerdo, falta ver si la jugada de Zulema termina por concluir la novela que se ha armado alrededor del reemplazo del destituido exgobernador Besaile.

Contexto

Las historias más vistas en La Silla Vacia