Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por LaSillaVacia.com · 04 de Junio de 2019

6922

0

La Guajira no ha tenido unos años fáciles. A su crisis social, que incluye la dolorosa muerte de niños wayuu por desnutrición, se suma la crisis institucional evidenciada en los siete gobernadores que por ahí han pasado -entre titulares y encargados- durante estos casi cuatro años.

Ahora llegó uno nuevo: el uribista Wilbert Hernández Sierra, designado hace una semana por el presidente Iván Duque, de terna que enviaron los partidos de La U y Conservador, que se habían ganado ese derecho por haber puesto al gobernador titular saliente: Wilmer González Brito, prófugo y condenado en primera instancia por delitos electorales cometidos durante su elección atípica en 2016.

Con Hernández Sierra no sólo llega a la Gobernación el brazo guajiro del uribismo, sino que ese partido, el Centro Democrático, se fortalece ad portas de que arranque la campaña de las regionales de octubre, en las que los uribistas llevarán candidato propio a Gobernador.

El uribismo del Gobernador

Wilbert Hernández es un abogado, con especialización en derecho administrativo, con corta trayectoria en lo público y una ascendencia de total uribismo.

En 2017 se desempeñó como jefe de Control Interno en la Gobernación del encargado antropólogo Weidler Guerra. Y en diciembre del año pasado fue nombrado como director territorial del Ministerio de Trabajo en La Guajira, cartera en la que, como hemos contado, el uribismo ha repartido burocracia.

La vía de su uribismo es su madre, la reconocida wayuu Francisca Sierra, conocida como Mamá Franca, uno de los bastiones del uribismo en La Guajira.

Ella es amiga personal del expresidente Álvaro Uribe, quien casi siempre que recorre el departamento lo hace acompañado de esta matrona.

Incluso, Mamá Franca, quien inició su carrera política en 1972, cuando fue la primera mujer concejal del municipio de Maicao, asistió a la posesión del presidente Iván Duque el año pasado.

Localmente es vista como una mujer de mucho poder, algunos incluso le temen, y sus relaciones llegan al punto que ha asistido a consejos de seguridad y reuniones de alto nivel en el departamento.

La familia del nuevo Gobernador es  reconocida además por haber sido posible víctima del criminal exgobernador de Cambio Radical, Juan Francisco ‘Kiko’ Gómez.

Uno de crímenes por los que aún siguen investigando a Kiko es el de Martha ‘la Chachi’ Hernández Sierra.

Según la revista Semana, hay información según la cual ese crimen, no obstante, ocurrió por un supuesto ajuste de cuentas del narcotráfico, según dice el medio que confirmó con un testigo del proceso.

Y según la misma revista otra hermana del nuevo mandatario, Daisy Hernández, quien fue alcaldesa del municipio de Maicao y fue capturada por la Fiscalía en 2009 por la supuesta apropiación ilegal de aproximadamente 4.700 millones de pesos, evadió la acción de la justicia viviendo en Estado Unidos.

El refuerzo para las regionales

Aunque hay rumores de que el nuevo Gobernador uribista tiene una alianza para regionales con el representante de La U, Alfredo Deluque, con quien tiene relación de amistad, para que la Gobernación respalde al aspirante de Deluque en octubre, por ahora lo cierto es que el Centro Democrático tiene una aspirante a la Gobernación que no es la de Alfredo.

Deluque va con el candidato Nemesio Roys, exdirector del Departamento de Prosperidad Social (DPS).

Y el Centro Democrático ya tiene definida como candidata a Maritza León, exrectora de la Universidad de La Guajira.

Además, dentro de la terna Deluque era más cercano a otro de los ternados: Enrique Freyle Melo, quien fue su gerente de campaña en las últimas legislativas.

Además, Freyle había sido secretario de Educación en la Gobernación del papá de Alfredo:Hernando Deluque Freyle (condenado por corrupción), quien a la vez es primo del ex ternado.

Manejar un ente territorial en elecciones es importante para un partido o movimiento porque, como lo hemos contado en el libro de La Silla El Dulce poder, las maquinarias suelen usar lo público para conseguir votos.

Habrá que ver qué camino toma el nuevo mandatario y el círculo con el que decida rodearse.

Pero la movida de poder ya es significativa porque el uribismo nunca había llegado hasta la Gobernación y tiene poco a nivel local.

Sobre este tema y sobre su uribismo, hablamos con el Gobernador Hernández y nos dijo que la única vez que aspiró a un cargo de elección popular lo hizo avalado por el Partido de La U, cuando en 2011 se ahogó como candidato a la Asamblea Departamental.

Los que terminaron molestos con la designación de Duque fueron los conservadores, que, a través de su presidente, Omar Yepes, manifestaron críticas al Presidente Duque por elegir a Wilbert Hernández, y no a su candidata en la terna, la administradora Yidis Lindo Pinto.

Incluso, seis congresistas conservadores nos contaron que en la última reunión de la bancada en el Senado hablaron de irse de la coalición duquista en el Congreso.

Contexto

Las historias más vistas en La Silla Vacia