Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Juan Pablo Pérez B. · 07 de Mayo de 2019

Fuad Char, José Fernando Vargas Jr. y Arturo Char en las pasadas regionales.

8892

0

Para las regionales de octubre, en las que los caciques políticos del país se juegan la base de su estructura clientelar, los superpoderosos Char volverán a apoyar al cuestionado grupo del exalcalde José Fernando Vargas Palacios que quiere seguir mandando en el municipio de Galapa, uno de los cinco que componen el área metropolitana de Barranquilla.

Este año el candidato a la Alcaldía es su hijo el también exalcalde José Fernando Vargas Muñoz.

Los Char son aliados de los Vargas desde el 2011 cuando respaldaron a Vargas papá en su más reciente campaña a la Alcaldía.

Tres años después, cuando todavía era alcalde, fue condenado por falsedad ideológica en documento privado por un caso que tiene que ver con unas urbanizaciones que autorizó durante su primera Alcaldía a finales de los noventas y tuvo que dejarle el cargo a su secretaria de Hacienda Carmiña Navarro.

En las regionales del año siguiente, los Char le dieron el aval de Cambio Radical a José Fernando Vargas Jr., quien con 12.224 votos le ganó al cacique local Regulo Matera.

Su elección, sin embargo, fue anulada diez meses después por el Tribunal Administrativo del Atlántico, ya que la ley no permite que sean elegidas personas que tengan hasta segundo grado de consanguinidad con funcionarios que, dentro de los doce meses anteriores a las votaciones, hayan ejercido autoridad civil o administrativa.

A raíz de esto, en marzo de 2017 se llevaron a cabo unas elecciones atípicas en las que el candidato de los Vargas, el actual alcalde Carlos Alberto ‘Beto’ Silvera, fue elegido. En esa ocasión, también con el apoyo de los Char y el aval de Cambio Radical.

Como contamos en nuestro cubrimiento en vivo de esas atípicas, esas elecciones sucedieron en medio de una gran compra de votos y la campaña de Silvera dio a sus votantes entre 50 y 80 mil pesos por su apoyo.

La alianza entre los Char y los Vargas es tan fuerte que, hace un poco más de un año, cuando los Char estaban armando su ajedrez para convertirse en un superpoder en el Congreso, José Fernando Vargas Jr. sonó como una de las posibles cartas a la Cámara que irían en fórmula con el senador Arturo Char.

Vargas Jr., finalmente, no aspiró al Congreso, pero su grupo sí apoyó a Char al senado y a su fórmula, César Lorduy, a la Cámara.

Cuando Lorduy se posesionó como representante a la Cámara en julio del año pasado, nombró como asesora de su equipo legislativo, a una hija de José Fernando Vargas papá llamada Ana Margarita Vargas Cuida.

José Fernando Vargas Jr. ahora aspira, por segunda vez, a la Alcaldía de Galapa y cuenta, de nuevo, con el apoyo de los Char e iría por Cambio Radical.

Según lo que nos contó, tiene también el apoyo de otros grupos políticos del departamento como el de los senadores Efraín ‘Fincho’ Cepeda del Partido Conservador y José David Name de La U y el del sector liberal que lidera el detenido exsenador Álvaro Ashton.

No obstante, su mayor activo para esta naciente campaña es el superpoderoso grupo de los Char que lo vuelve a apoyar continuando, así, con el ciclo de favores que hace parte de la forma tradicional de hacer política.

Contexto

Las historias más vistas en La Silla Vacia