Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Juan Pablo Pérez B. · 14 de Octubre de 2018

2160

0

El representante a la Cámara por Bolívar de Cambio Radical, Hernando ‘Picho’ Padauí, renunciará a la curul que acaba de ganar para aspirar el año entrante a la Gobernación del departamento.

Su movida significa la entrada a la carrera electoral que recién empieza de un cacique considerado uno de los símbolos de la política tradicional en Bolívar, por todas las polémicas que ha protagonizado y las relaciones políticas que se le conocen.

La renuncia nos la confirmó él mismo.

Padauí nos aseguró que la presentará el próximo 23 de octubre, cuatro días antes de que se cumpla el plazo de los congresistas de renunciar para poder aspirar sin estar inhabilitados, y que tendrá el aval de Cambio Radical, que es el partido que lo ha avalado los últimos ocho años en el Congreso.

Aunque todavía sigue siendo representante, Picho Padauí entró en modo campaña desde finales de septiembre y ha recorrido varios municipios del departamento con el eslogan ‘Bolívar seguirá gaNando’, que hace referencia al diminutivo de su nombre: ‘Nando’.

Padauí es oriundo de Magangué y es médico cirujano con una especialización en Gestión Pública y una maestría en Desarrollo Social.

Empezó su carrera política en 1995 como concejal de Magangué por el Partido Liberal y tres años más tarde fue elegido alcalde de este municipio bolivarense también por la colectividad roja.

Tras terminar su mandato en el 2001, fue Secretario de Minas y Energía del departamento por tres años en la administración del liberal Luis Daniel Vargas, un gobernador que fue financiado por la criminal exempresaria del chance Enilce López ‘La Gata’ y que terminó destituido e inhabilitado por 13 años en 2006 por irregularidades en la contratación.

Luego, Picho se fue a vivir a los Estados Unidos y, al volver, en 2007, empezó a trabajar en Cardique, la principal entidad ambiental en Bolívar.

En 2009, ya con el aval de Cambio Radical, volvió a aspirar a la Alcaldía de Magangué en unas atípicas y quedó en el tercer lugar detrás de Arcesio Pérez (el candidato de La Gata) y del hoy investigado exalcalde verde Marcelo Torres.

Un año más tarde, aspiró a la Cámara en fórmula con la senadora Daira Galvis (aliada del grupo político de La Gata y conocida nacionalmente por haber sido abogada de la exempresaria) y fue elegido con 15.421 votos.

En el 2014 se reeligió con 45.835 votos y este año, con 79.518, fue el representante más votado de Bolívar y de todo Cambio Radical en el país.

En estas dos últimas elecciones no se fue en fórmula con un solo candidato, sino que hizo alianzas en varios municipios con distintos senadores.

Las polémicas

Aunque Padauí dirige un grupo político propio, ha tenido en el pasado vasos comunicantes con el grupo de La Gata.

Primero, está el haber integrado en la Gobernación el gabinete del liberal Luis Daniel Vargas, quien llegó a ese cargo apoyado financieramente por La Gata y, dicho sea de paso, está también aspirando a ser gobernador en 2019.

Luego, en 2014, Picho Padauí hizo una movida que evidenció su total apoyo al combo gatuno de Magangué, que en las legislativas de ese año presentó como carta al Congreso a la hoy representante (también de Cambio Radical) Karen Cure.

Como lo contamos en La Silla, el entonces presidente de Cambio Radical, el exsenador Carlos Fernando Galán, no quería avalar a Cure porque conocía cuál era el grupo que estaba detrás de ella.

Contrariando una orden de la dirección nacional, Padauí impulsó a nivel local el aval para su coterránea Cure, un asunto que le valió al Representante una investigación en el comité de ética de su partido que no pasó a mayores ni tuvo ninguna sanción.

Más allá de estas relaciones políticas, en 2013, Padauí protagonizó un escándalo a nivel personal cuando circuló un video en medios el que aparecía supuestamente teniendo relaciones sexuales con dos mujeres, una de ellas menor de edad.

Por este asunto, la Corte Suprema le abrió una investigación que cerró con auto inhibitorio.

El año pasado, el Congresista volvió a estar en el ojo del huracán cuando, en medio del escándalo de corrupción del cartel de la toga, se conoció que el corrupto exfiscal anticorrupción, Gustavo Moreno, visitó 40 veces su despacho en el Congreso entre 2011 y 2016.

Padauí no niega ese hecho y explica que se debió a que Gustavo Moreno (de quien hoy se sabe que pagaba y sobornaba en la rama judicial para hacerles vueltas a sus clientes) era su apoderado en la Corte.

Al día de hoy, Padauí no tiene investigaciones formales en la Corte Suprema.

Tiene tres indagaciones preliminares abiertas. Una por un caso de presunto fraude electoral en las elecciones de 2010, otra por mermelada (en la que están demandados todos los congresistas del cuatrenio 2014-2018) y otra por un presunto tráfico de influencias.

Con su renuncia, sube al Congreso el abogado Jorge ‘el Yoyo’ Benedetti quien, con 7.996, votos, sacó la tercera votación de Cambio Radical en Bolívar.

Además de Padauí, hasta el momento suenan como posibles candidatos a la Gobernación el exconcejal cartagenero de Cambio Radical Vicente Blel Scaff (hijo del parapolítico Vicente Blel Saad y hermano de la senadora conservadora Nadia Blel), el exgobernador liberal Luis Daniel Vargas y el exsecretario de Interior de Bolívar, Carlos Feliz, cercano al grupo del exsenador condenado por corrupción Juan José ‘Juancho’ García Romero.

La carrera por una de las gobernaciones más importantes del Caribe recién comienza y, con seguridad, el polémico Picho Padauí será uno de sus protagonistas.

Contexto

Las historias más vistas en La Silla Vacia