Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Juan Pablo Pérez B. · 01 de Agosto de 2018

5204

0

En un hecho que agitó las aguas de la precampaña de las regionales 2019 en Barranquilla, el exministro de Vivienda, Jaime Pumarejo, confirmó su intención de aspirar a la Alcaldía con el aval del poderoso grupo Char. Sin embargo, para que su candidatura con el apoyo charista sea una realidad, aún le falta ganarle a las otras dos posibles cartas consideradas por ese grupo.

Pumarejo es uno de los principales alfiles y personas del primer círculo del líder de los Char, el alcalde barranquillero de Cambio Radical, Álex Char, de cuya Administración ha sido alto funcionario en varias ocasiones.

De hecho, su breve paso por el Ministerio de Vivienda (estuvo dos meses, justo antes de que Cambio Radical saliera del Gobierno) se dio vía su militancia en ese grupo.

Aunque, como contamos en esta historia de La Silla Caribe, su nombre estaba desde hace unos meses en el sonajero de posibles candidatos, hasta ayer Pumarejo no había confirmado estos rumores.

El anticipo de su anuncio fue una columna ayer en El Heraldo (periódico del que Pumarejo es accionista) del periodista Alberto Martínez, en la que, tras elogiar a Char, dice que la persona que necesita la ciudad cuando salga el Alcalde es Pumarejo. 

Luego, por la mañana, el exministro habló en el programa de Jorge Cura, el periodista más escuchado de Barranquilla, y ahí  contó que ya está en campaña y que se encuentra “entre la baraja de candidatos” del charismo para reemplazar y continuar con el legado del Alcalde, cuyo grupo completa ya 10 años en el poder.

Esto ocurre justo cuando la Administración pasa por uno de sus mejores momentos gracias al éxito que están teniendo los Juegos Centroamericanos y del Caribe.

Pumarejo llevaba ya varios días recorriendo barrios en modo campaña.

Y hace pocos días, un medio local filtró el logo de su campaña de expectativa: la figura de un puma en alusión a su apellido.

Sin embargo, Pumarejo nos aseguró que ese logo no es de él.

Destapadas sus cartas, Pumarejo ahora tendrá que esperar a ver cuál de los posibles candidatos charistas a la Alcaldía termina elegido.

Aunque suenan muchos, en realidad fuertes sólo hay tres: Pumarejo; el exsecretario de Recreación y Deportes, Gonzalo Baute; y la exalcaldesa y exministra de Vivienda, Elsa Noguera.

Como Noguera ya fue alcaldesa y, además marca bien en las encuestas, los Char sienten que con ella irían más a la fija.

Sin embargo, ella ha estado, en los últimos días, descartando públicamente su candidatura a la Alcaldía, pues cree que hay que darle paso “a los nuevos liderazgos”.

Baute, al igual que Pumarejo, lleva trabajando de la mano de las administraciones Char desde el 2008. Ha ocupado cargos tales como secretario de Gestión Social, gerente del Foro Hídrico, director general del Instituto Departamental de Recreación y Deportes, Indeportes, y Secretario de Recreación y Deportes.

A este último cargo llegó en abril del año pasado tras la renuncia del anterior secretario Joao Herrera Olaya, hijo del alcalde de Soledad Joao Herrera Iranzo.

Renunció esta semana a la Secretaría y a personas cercanas a Álex Char tales como Victino Mendoza (un empresario de espectáculos y megacontratista de obras públicas en la era charista) y su cuñado Guido Nule (condenado por el escándalo del ‘carrusel de la contratación’ en Bogotá) es el que más los convence, según nos contó una fuente que lo sabe de primera mano.

La Silla Caribe supo por dos personas que conocen por dentro la casa Char que estos tres nombres (Pumarejo, Noguera y Baute) son los que, en este momento, están considereando Álex Char y su padre, el empresario y dirigente político Fuad Char, para intentar seguir en la Alcaldía.

Frente a Noguera y Baute, Pumarejo tiene la desventaja de haber intentado aspirar por la casa Char a la Gobernación hace cuatro años, como lo hemos contado.

En aquel momento, Pumarejo intentó, infructuosamente, ser candidato por el Partido Liberal, pero nunca despegó en las encuestas y, además, hubo ruidos sobre una posible inhabilidad por haber firmado un contrato con la Alcaldía nueve meses antes de las elecciones cuando era representante legal del Centro de Eventos y Exposiciones del Caribe.

Justamente, por eso, de acuerdo a lo que nos contó un político charista, todavía el grupo no decidirá a quién va a apoyar, pues van “a esperar a ver cómo se posiciona en la opinión pública cada uno”.

Ahora, aunque todo indicaría que si llega a ser apoyado por los Char, Pumarejo tendría el aval de Cambio Radical, La Silla Caribe supo que él de manera privada ha manifestado que le gustaría armar un movimiento por firmas.

Esto, sin embargo, no se ha anunciado oficialmente.

Al respecto, Pumarejo nos dijo que todavía es prematuro para saber si se lanzará por firmas o con el aval de un partido. Nos dijo, también, que se encuentra recorriendo los barrios con el objetivo de escuchar las necesidades de los barranquilleros para, así, "construir un plan participativo de gobierno y gobernanza".

"Yo me postulo como un cambio generacional dentro de un movimiento que en diez años ha cambiado la ciudad. Este ejercicio que emprendo es para ver si esta candidatura es viable para reelegir un modelo de gobierno", nos dijo.

Lo que pase en los siguientes meses será clave para saber si Pumarejo será el ungido para reemplazar al alcalde que dirige el grupo político más poderoso del país.

Contexto

Las historias más vistas en La Silla Vacia