Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por LaSillaVacia.com · 22 de Julio de 2018

Ana María Castañeda, senadora sucreña de Cambio Radical.

22231

0

La noticia política que dejó la instalación del Congreso en Sucre es que una de las dos curules que mantuvo el departamento en el Senado cambió de dueño, luego de que el Consejo Nacional Electoral declarara la elección de Ana María Castañeda y no de Antonio ‘Toño’ Guerra de la Espriella, en la pelea por la última credencial de Cambio Radical.

 

Lo que no se ha dicho es que la movida beneficia políticamente al clan Char de Barranquilla.

La historia arranca cuando, tras las legislativas del 11 de marzo, los dos políticos sucreños obtienen los puestos 16 y 17 de la votación de Cambio Radical a Senado.

En el preconteo, Toño Guerra, quien es senador saliente, alcanza a repetir curul con 1.845 votos por encima de los que sacó Ana María Castañeda.

Sin embargo, horas antes de la instalación del nuevo Congreso, el CNE no declaró la elección del primero, sino de la segunda, porque en los escrutinios Castañeda terminó superando a Guerra por 501 votos.

Al conocerse la decisión de la autoridad electoral, Antonio Guerra aseguró en su twitter que le habían robado la credencial en un “robo burdo y descarado” y anunció que interpondrá los recursos legales a los que tiene derecho para intentar recuperarla.

Mientras, Castañeda, quien es primípara, llegó este domingo al Senado y hasta se estrenó ese día como Congresista con una declaración en contra del también senador Antanas Mockus, luego de que éste se bajara los pantalones en el recinto de la plenaria.

Con esta movida ganan los Char porque Castañeda hará parte de la bancada de 10 congresistas propios (con ella, 11), que convirtieron el pasado 20 de julio a ese clan barranquillero es uno de los súper poderosos del nuevo legislativo.

El vínculo de Castañeda con los Char viene por el lado de su esposo y jefe político: el saliente senador liberal sucreño Mario Fernández.

Fernández, como lo hemos contado en La Silla Caribe, a pesar de tener su credencial oficialmente con el partido rojo, se volvió uno de los grandes aliados en el Caribe del alcalde barranquillero y jefe de la casa Char y de Cambio Radical en la Costa, Álex Char.

Como el Senador rojo no podía volver a postularse por otro partido, decidió llevar a su esposa, la hoy Senadora Castañeda, con aval de Cambio Radical.

Castañeda tenía como única experiencia en lo público haber sido la gestora social de Sincelejo, durante la Administración del exalcalde Jairo Fernández, tío de Mario Fernández.

También es reconocida en el departamento por haber sido Señorita Sucre.

En la lucha jurídica que dio en los escrutinios para obtener la curul la acompañó un abogado llamado Julio Novoa Fontalvo, quien hizo parte de la Administración de Álex Char.

La llegada de Castañeda al Senado también le pone gasolina al grupo local de su esposo Fernández, quien tiene la intención de aspirar a la Gobernación de Sucre el año entrante.

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia