Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Ever Mejía · 24 de Mayo de 2019

5896

0

Los conservadores de Córdoba están reventados desde que, en las legislativas del año pasado, el hoy senador David Barguil decidió ir por su lado y su otrora aliada, la también senadora Nora García Burgos, por el otro.

Los García Burgos controlan la Alcaldía de Montería hace ocho años (en cabeza del alcalde Marcos Daniel Pineda García, hijo de Nora y jefe del grupo) y quieren mantenerla en las regionales de este octubre. Sin embargo, se tendrán que enfrentar con Barguil que llevará candidato propio y ya les ganó el primer asalto por el aval dentro del partido, de manera inesperada pues, como el Alcalde es conservador, era lógico pensar que fuera su grupo el que se quedara con éste.

Ahora, los Burgos se irán con el uribismo en fórmula para la Gobernación, mientras que Barguil quedó en la orilla de enfrente e irá aliado con el resto de la dirigencia cordobesa, encabezada por los grupos de los famosos Ñoños (los exsenadores, hoy detenidos, Bernardo ‘el Ñoño’ Elías y Musa Besaile).

Las dos orillas en las que se dividió la clase política

Vía esta reventada goda, el pulso de las locales quedó:

  • Por un lado, Barguil y su candidato a la Alcaldía, el otrora uribista Carlos Ordosgoitia, a quien el directorio nacional conservador en Bogotá ya aprobó darle el aval.

Eso sucedió el jueves pasado, con la ayuda del senador barranquillero Efraín ‘Fincho’ Cepeda. La votación en el directorio quedó 11-5 en favor de Ordosgoitia y en contra de Salim Ghisays, el aspirante de los Burgos.

Ordosgoitia irá en fórmula a la Gobernación con la carta del resto de la dirigencia cordobesa, que aún no define candidato, pero quiere mantener el poder allí.

Esa dirigencia está conformada por los Ñoños, los liberales (los grupos del senador Fabió Amín, y del exsenador y parapolítico Juancho López Cabrales) y la exsenadora en juicio por parapolítica Zulema Jattin.

Según averiguamos, entre las opciones que se han barajado están el exalcalde liberal de Chinú, Orlando Medina, el concejal Montería por Aico, Luis Carlos López, y el exsecretario departamental de Infraestructura, Carlos Angulo.  

  • Por el otro lado, están los Burgos con Salim Ghisays, quien renunció a la secretaría de Gobierno de Marcos Daniel Pineda para no inhabilitarse). Ya sin aval azul, Ghisays irá con el movimiento significativo de ciudadanos ‘Lealtad con Montería’, que ya se inscribió en la Registraduría para recoger firmas.

Hace cuatro años, los Ñoños le ofrecieron a Ghisays ser candidato a la Alcaldía. Él rechazó la oferta y, en cambio, se fue a trabajar a la Alcaldía monteriana.

En ese momento, se rumoró que ellos sellaron un pacto según el cual Ghisays no aspiraba en aquellas regionales, pero Marcos se comprometía a respaldarlo en las de este año.

El nombre de Ghisays causa polémica porque, como lo ha contado La Silla Caribe, su papá, Pedro Ghisays, ha sido accionista e integrante de la junta directiva de Apuestas de Córdoba, dueña del chance en el departamento.

Según la Fiscalía, citada por el portal Verdad Abierta, Pedro aparece en una lista de presuntos testaferros del exjefe paramilitar Salvatore Mancuso.

La llave entre Ghisays y la casa Burgos irá en fórmula a la Gobernación con el uribismo, que si bien ha tenido casa en Córdoba y es tierra consentida del expresidente Álvaro Uribe, no tiene poder local y quiere ganarse la Gobernación.

Para ello, el Centro Democrático llevará como candidato a Carlos Gómez, un abogado que surgió como personaje público por ser la mano derecha del exgobernador y hoy confeso ladrón de las arcas de Córdoba, Alejandro Lyons.

Hace cuatro años, Gómez se lanzó a la Gobernación con el aval de Cambio Radical y el respaldo del grupo del parapolítico conservador (recientemente fallecido) Pedro Pestana, y del exsenador del viejo PIN con nexos en el movimiento de la criminal Enilce López ‘La Gata’, Antonio Correa.

Después, trabajó en Vicepresidencia con el entonces vicepresidente Germán Vargas Lleras y, el año pasado se lanzó sin éxito al Senado, también por Cambio Radical.

Según dos fuentes conocedoras, la alianza Burgos-uribismo la están liderando, por el lado del Centro Democrático, los senadores Ruby Chagüi y Álvaro Uribe Vélez.  

Así, lo que parecía una campaña con resultado cantado en la Alcaldía de Montería, se prendió a causa de la división conservadora entre el senador David Barguil y el alcalde Marcos Daniel Pineda.

Contexto

Las historias más vistas en La Silla Vacia