Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Juan Pablo Pérez B. · 23 de Septiembre de 2019

17475

0

En 2014, La Silla Vacía le contó en detalle al país cómo, a punta de repartir whiskey y billete, un congresista investigado por parapolítica le disputaba el poder en Sucre al criminal exsenador Álvaro ‘el Gordo’ García, a quien hace poco más de dos meses la Procuraduría pidió negar su entrada en la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) al considerar que fue un paramilitar y no un tercero aliado de paramilitares.

Ese congresista era Yahir Acuña y hoy, cinco años después, vamos a contar cómo, en una vuelta de tuerca, esos dos otrora rivales se unen en una alianza teñida de parapolítica para quedarse con la Gobernación de ese departamento en estas elecciones regionales.

Así lo confirmamos desde terreno en Sincelejo.

Yahir: de las cenizas al resurgimiento con García

Hace dos meses, nadie en Sucre veía con fuerza la candidatura a la Gobernación del exrepresentante Yahir Acuña, quien recogió firmas con su movimiento ‘Cien por ciento con Sucre’.

Hoy, sin embargo, muchos en el departamento creen que Yahir será el ganador de las elecciones de octubre.

En las elecciones regionales pasadas, Yahir sufrió un descalabro cuando, en la cúspide de su popularidad en Sucre, no pudo llevar a su esposa (la actual representante Milene Jarava) a la Gobernación, y fue derrotado por el hoy gobernador Édgar Martínez, como lo contamos en La Silla.

Esa derrota pasó porque Martínez se unió con muchas maquinarias de Sucre, pero también porque hubo voto de opinión, de personas que rechazaron las cuestionadas prácticas electorales de Acuña.

En eso tuvo que ver que, dos días antes de esas elecciones, Yahir haya sido detenido por la Policía con 200 millones de pesos en una tula. 

Desde entonces, cayó en el ostracismo.

El año pasado perdió una de las dos curules que tenía en la Cámara de Representantes y su votación a Congreso se redujo en 44 mil votos con respecto a 2014.

En las presidenciales, pasó de ser uno de los alfiles de la reelección de Juan Manuel Santos en 2014 , a entrar casi que por inercia a la campaña de Germán Vargas el año pasado, luego de mover por Facebook encuestas para elegir candidato entre sus simpatizantes.

Pero, entonces, ¿cómo hizo Yahir Acuña, en tan sólo dos meses, para  parar su caída e impulsar su candidatura a tal punto que muchos hoy la ven ganadora?

La respuesta está en las alianzas que ha hecho con dos de los principales grupos políticos del departamento: el que lidera el otrora mandamás del departamento, el condenado exsenador Álvaro ‘el Gordo’ García, y el nuevo superpoderoso de Sucre, el alcalde de Sincelejo Jacobo Quessep.

Esto, sumado a una estrategia de portales de Fake News que, como contamos, atacan a sus rivales y promocionan su campaña, ha impulsado a Yahir Acuña que cada día está más cerca de sentarse en el principal puesto de poder de Sucre.

El pacto con sabor a parapolítica

Hasta estas elecciones, Yahir y el Gordo García habían sido rivales, como lo habíamos detallado.

Sin embargo, ahora son aliados y el grupo del Exsenador, condenado a 40 años de cárcel por ser el autor intelectual de una masacre paramilitar, está montado en la campaña de Acuña.

La movida detrás de la llegada de García a la campaña yahirista ocurrió a mediados de julio en una reunión de Cambio Radical (partido en el que ahora milita su grupo político) en Sincelejo para definir quién sería el candidato del partido a la Gobernación de Sucre.

A esa reunión fueron el exvicepresidente Germán Vargas, el director de Cambio Radical Germán Córdoba y representantes de los principales grupos del partido en Sucre.

Asistieron los excandidatos al Senado Carlos Espinosa (del grupo del gobernador Édgar Martínez) y Juliana Escalante (sobrina y heredera del Gordo García), el representante Héctor Vergara, el exviceministro Enrique Nates (en representación de su tío Antonio ‘Toño’ Guerra, exsenador de Cambio Radical), el excongresista Eduardo Pérez Santos y, a nombre del alcalde Jacobo Quessep, su primo y congresista Salim Villamil y su padre Ómar Quessep.

La única líder local de Cambio Radical que no asistió fue la senadora Ana María Castañeda debido a que su esposo Mario Fernández es candidato a la Alcaldía por el Partido Liberal.

De acuerdo a lo que nos contaron dos asistentes de manera separada, todos estuvieron de acuerdo en que el candidato fuera Eduardo Pérez, menos Juliana Escalante quien propuso que la carta a la Gobernación fuese su madre: la exsenadora Teresita García, hermana del Gordo García.

Ante la falta de consenso de todos los sectores del vargasllerismo en el departamento, decidieron volverse a reunir después para llegar a una decisión.

Según lo que nos contó una de las personas que hizo parte de las reuniones, días después, Vargas se reunió con Escalante y Teresita García en Sincelejo y les informó que el aval era para Eduardo Pérez.

Esto molestó al Gordo García, quien quería llevar a su hermana Teresita García de candidata.

Según lo que nos contó una persona cercana al grupo del Gordo García, tanto Eduardo Pérez como el actual candidato liberal a la Gobernación Héctor Olimpo Espinosa estuvieron buscando al Exsenador, que actualmente está preso en la Picota, para que los apoyara en su campaña, pero no recibieron su venia. 

Tras la decisión de Vargas de no avalar a Teresita García, llegó Yahir Acuña  y convenció al Gordo de apoyarlo.

“Yahir aprovechó el malestar del Gordo García y el hecho de que Eduardo no pudo unir a todas las fuerzas de Cambio Radical para consolidar su campaña”, nos dijo un político vargasllerista de Sucre.

Aunque la alianza entre los dos excongresistas era una noticia que recorría el departamento, hasta hace dos semanas los principales líderes de García no habían oído directamente de él cuál sería su candidato para estas elecciones.

Sin embargo, La Silla Caribe supo por una persona cercana a García que el pasado 13 de septiembre éste llamó a uno de sus líderes en Sucre y dijo que, efectivamente, su carta es Yahir Acuña.

Otra evidencia de esa unión es que el exalcalde de la Villa de San Benito Abad, Manuel Cadrazco, reconocido líder del movimiento de García y quien hace dos semanas fue capturado por presunto lavado de activos y enriquecimiento ilícito, está apoyando la candidatura de Yahir.

Con el apoyo del condenado Exsenador, Acuña pasaría a conseguirse el mayor activo de su campaña y le daría un fuerte golpe a la de Eduardo Pérez: el respaldo del grupo del alcalde de Sincelejo Jacobo Quessep.

Las ayudas desde la Alcaldía

Para un candidato en Sucre, contar con la Alcaldía de Sincelejo es fundamental para inclinar la balanza a su favor en tiempos de elecciones. Tanto así que en los últimos 20 años los aspirantes apoyados por el grupo del alcalde de turno son los que han llegado a convertirse en mandatarios.

Por eso, el apoyo del grupo del alcalde Jacobo Quessep es el motor principal de la campaña de Acuña y la razón por la cual muchos en el departamento avizoran que será el nuevo gobernador.

La campaña va tan firme que, según lo que nos contó informalmente un taxista sincelejano, ya de la campaña de Yahir le dieron la mitad de los 250 mil pesos que le pagarán por transportar votantes el día de elecciones.

Sin embargo, cabe resaltar que, en las calles de Sincelejo, Acuña no está mostrando la opulencia, esa repartición de whiskey y billetes, que lo hizo famoso nacionalmente.

La alianza Quessep/Acuña se evidencia, en un primer nivel, en la publicidad que ahora en época electoral desborda Sincelejo.

En la ciudad y sus corregimientos los afiches de Yahir están junto a los del exconcejal y exnotario del municipio Majagual Andrés Gómez, candidato de Quessep y su grupo a la Alcaldía.

De acuerdo a lo que nos contaron tres personas que conocen la movida política en Sincelejo, la llegada del grupo de Quessep a la campaña de Yahir se dio a través de su amigo en común el exrepresentante Nicolás Guerrero, principal cabeza de La U en el departamento.

Como contamos en La Silla Caribe, en abril La U le abrió las puertas a Yahir al recibir a su esposa, la representante Milene Jarava, en el partido.

Eso debido a que el partido de Acuña, Opción Ciudadana (el viejo PIN), perdió su personería jurídica al no superar el umbral de votos en las pasadas elecciones, razón por la cual sus militantes podrían buscar sombrilla en otras colectividades.

A finales de junio, Yahir y su grupo, ahora cobijados por La U, anunciaron su respaldo a Andrés Goméz, el candidato de Jacobo Quessep a la Alcaldía

Dado que, en teoría, la fórmula oficial de Gómez es el candidato de Cambio Radical Eduardo Pérez, él y Yahir no aparacen juntos en tarima, aunque, por separado, asisten a los mismo eventos.

Así, primero va uno de los dos candidatos y, luego, cuando se haya ido, llega el otro.

Por ejemplo, el pasado viernes 13 de septiembre ambos fueron al mismo evento en el corregimiento de Chochó sin coincidir en la tarima.

Supimos por dos personas que trabajan en la Alcaldía que a los contratistas de la entidad les asignan un candidato al Concejo que va en llave con Gómez y Acuña, para que voten por los tres.

Ellos son, principalmente, los concejales José David González y Manuel Barrios de La U y Javier Ortiz Villa (concejal por el viejo PIN y hoy aspirante por los conservadores), y los aspirantes Ramiro González (La U), Jorge Centanaro (Cambio Radical), Luis Alfonso ‘Lucho’ Solano (Cambio Radical). 

Según estas dos personas, en la Alcaldía tienen listados en los que tienen la cuenta de qué contratistas están con qué candidato al Concejo y vigilan su asistencia a los eventos de Andrés Gómez.

Otra persona con la que hablamos asegura, también, que  a los contratistas de la Alcaldía los están obligando a asistir a los eventos del candidato del Alcalde y Yahir Acuña.

“Yo tengo una conocida que trabaja en la Alcaldía y me dijo: ‘Ay estoy tan cansada’. Y le pregunté por qué y me dijo que es porque, además de trabajar en el día, en las noches le toca ir a los barrios a las reuniones de Andrés Gómez y Yahir Acuña” 

Otra prueba de la alianza entre Yahir y Jacobo Quessep son unos audios que publicó a finales de agosto La W en los que alguien que parece ser el  Alcalde no sólo aparecería participando en política, sino que aceptaría haber hecho un acuerdo con Acuña para estas elecciones.

Los audios detallan cómo el Alcalde se alió con Yahir Acuña y el Gordo García.

Consultado al respecto, el alcalde Jacobo Quessep negó que desde la Alcaldía estuviesen presionando a los contratistas a ir a los eventos de Andrés Gómez y Yahir Acuña. Aseguró que en la entidad hay funcionarios de todas las ideologías que pueden tener afinidad con diferentes concejales, pero desde la Alcaldía no se está dando directriz alguna.

Sobre los audios revelados por La W, Quessep nos dijo que no se pronunciaría, pues es un tema que ya está en manos de sus abogados.

Intentamos comunicarnos con Yahir Acuña, pero hasta el momento en que se publicó esta historia, no había respondido a nuestros mensajes.

Es así como, sin la opulencia de años anteriores, pero con el espaldarazo de dos fuertes maquinarias, el cuestionado Yahir Acuña va camino a convertirse en el hombre más poderoso de Sucre.

Lo hará con un par de ayuditas desde la Picota y desde la Alcaldía de Sincelejo.

Contexto

Las historias más vistas en La Silla Vacia