Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Laura Ardila Arrieta · 24 de Septiembre de 2018

3591

0

En un nuevo capítulo de la crisis institucional que padece Cartagena, la semana pasada el presidente Iván Duque designó de una terna al alcalde número 11 en ocho años, en reemplazo del conservador Quinto Guerra, suspendido temporalmente dentro de una demanda de nulidad electoral.

El exrepresentante godo Pedrito Pereira llega al Palacio de la Aduana en medio de la desconfianza de una ciudad que ha visto y está padeciendo las consecuencias de la elección de los últimos alcaldes con el apoyo de unas mafias políticas, que luego llegan a apoderarse de los puestos y la contratación pública.

La Silla Caribe habló con él.

La Silla Caribe: Arranca su primera semana como alcalde (e) de Cartagena, ¿cuál es su impresión inicial del estado en el que recibe  la ciudad?

Pedrito Pereira: Lo primero que quiero es hacer énfasis en que esto es un encargo, en ese sentido uno no llega al puesto con el conocimiento de absolutamente todo como cuando se trata de una elección popular y hay una preparación de meses.

En principio, encuentro una gran desconfianza de los cartageneros hacia la gestión pública y también el convencimiento de que hay muchos problemas institucionales de cuyos detalles exactos me comienzo a enterar. Por eso, el viernes radiqué una carta en la que le pido a la Procuraduría acompañamiento en el empalme, que el Ministerio Público esté al tanto de lo que voy a recibir. Desde el fin de semana vengo sentándome con cada una de las secretarías y dependencias para conocer en qué estamos y cómo van los indicadores del Plan de Desarrollo. Después de eso, tendré un diagnóstico más concreto.

La Silla Caribe: Antes de seguir hacia lo que viene, salgamos del tema de la terna. Dos de los ternados tenían relación con la casa que dirige un parapolítico, pero a usted, aunque tiene un grupo propio, también le cuestionan tener unas indagaciones preliminares en la Corte Suprema…

Pedrito Pereira: Bueno, yo tengo más de 20 años de vida pública, de los cuales los últimos 12 años fueron como congresista. Antes, fui personero, inspector de Policía , concejal, secretario de despacho, secretario de una Superintendencia en el Gobierno ??de Andrés Pastrana. En todo ese tiempo, lo único que se puede decir de mí es que tengo cinco indagaciones preliminares, que no son investigaciones formales, como algunos han dicho.

De esas cinco, apenas dos permanecen, una tiene que ver con que en 2014 yo gané mi credencial por 120 votos más que la persona que me sigue y esa persona considera que no hubo un buen conteo y demandó ante el Consejo de Estado, que me dió la razón, pese a lo cual la previa se mantiene en la Corte. La otra es una indagación contra más de 250 congresistas por supuesta mermelada, un absurdo en mi caso porque yo no voté por Juan Manuel Santos, sino por Óscar Iván Zuluaga.

La Silla Caribe: También, usted apoyó a Quinto Guerra, pese a que en la campaña él era el símbolo del clientelismo y un personaje con una posible inhabilidad. Con ello, además, compartió el mismo barco en el que se montaron los grupos de los parapolíticos y corruptos de Bolívar...

Pedrito Pereira: Sí lo apoyé y asumo esa responsabilidad política. Yo siempre he sido un conservador disciplinado y él era el candidato de mi Partido. Además, como toda la dirigencia conservadora, tenía el convencimiento de que era la mejor opción y no estaba inhabilitado. Lo apoyé cuando se lanzó en 2015 y ahora otra vez en 2018.

La Silla Caribe: Y sabiendo que estaban esas casas de cuestionados allí...

Pedrito Pereira: Es que toda la clase política, cuestionada o no, estaba con Quinto Guerra. Yo, a pesar de todo lo que se hablaba de él, confiaba en sus capacidades por ser un político con experiencia, y más teniendo en cuenta que todos los alcaldes recientes en esta etapa de crisis de Cartagena se han presentado como no políticos: Campo Elías Terán, Dionisio Vélez, Manolo Duque.

La Silla Caribe: Sí, pero así se presentaran como no políticos, la realidad es que a todos ellos los patrocinó buena parte de la misma clase política tradicional y cuestionada…

Pedrito Pereira: Bueno sí, pero en mi caso si me atreví a aceptar estar en la terna es porque yo no estoy llegando con compromisos con nadie distinto al señor Presidente y a mi ciudad.

Hace 10 años tomé la decisión de ser independiente y autónomo en la política. Me explico: yo me elegí concejal de manera autónoma, pero en 2006 fui fórmula al Congreso de William Montes (condenado por parapolítica en 2007) y en 2010 voté por Julio Varela. Sin embargo, a partir de ahí no volví a votar por senadores locales, que es lo que ha hecho que siempre quede muy estricto en votos para poderme elegir. En el 2014 voté por Roberto Gerlein y ahora en el 2018 por Efraín Cepeda. Eso me ha dado independencia y autonomía en Bolívar y me la va a dar ahora frente a la Alcaldía.

La Silla Caribe: Horas después de que Duque anunciara su designación, usted trinó anunciando que presentará un plan de acción para la ciudad con cuatro puntos: eficiencia y transparencia en la gestión, seguridad, disminución de la pobreza y reactivación económica. ¿Cómo piensa lograr algo de eso en 15 meses, en un encargo que además depende de una decisión judicial, pues la suspensión de Quinto Guerra es temporal?

Pedrito Pereira: Sé que es muy poco tiempo y que aún no le definen a Quinto Guerra, pero ¿cómo maneja uno el tema de un encargo? Yo me puse a mirar cifras y me propuse intentar paliar en algo la situación, comenzando con la pobreza que afecta a unos 300 mil cartageneros.

La Silla Caribe: ¿Qué quiere hacer en concreto?

Pedrito Pereira: Priorizar la inversión y buscar recursos privados. Tengo una idea, aún en borrador, de trabajar algo así como un contrato de estabilidad del impuesto de industria y comercio, sostenerle un valor a una empresa 20 años a cambio de que nos de recursos para invertir en población que esté en pobreza. En seguridad he pensado en medidas de choque, que por lo pronto nos aumenten el pie de fuerza, más control a la parahotelería, porque no sólo en los hoteles se presenta la explotación sexual infantil. En reactivación económica, apostarle a que Cartagena sea una vitrina de la economía naranja. Sobre la legalidad en la Administración, recuperar la institucionalidad, yo pienso cumplir estrictamente con el compromiso que firmé con el Presidente Duque.

La Silla Caribe: ¿Eso qué significa en concreto?

Pedrito Pereira: Relaciones transparentes con el Concejo, participación efectiva de la ciudadanía, a través de fundaciones con credibilidad, para vigilar de cerca el presupuesto. Ya entregué también mi declaración de renta y revelé los intereses personales de mi familia en negocios en Cartagena, que fue otro planteamiento del Presidente.

La Silla Caribe: Al respecto, todo el mundo sabe en Cartagena que su papá es el dueño de una empresa (Pemape) que está entre los concesionarios del Transcaribe, ¿cómo va a actuar ahí?

Pedrito Pereira: Me declararé impedido en lo que corresponda, sé que no sería el primer alcalde del país con una situación así, lo importante es la claridad. Ya cité a una reunión a los jurídicos de Transcaribe para que ellos den su concepto detallado. Yo no soy accionista, pero mi padre y mis hermanos, como lo has dicho, tienen un pequeño porcentaje (3 por ciento) de uno de los tres operadores.

La Silla Caribe: Pemape además ha sido el músculo financiero de sus campañas...

Pedrito Pereira: No exactamente, mi papá y mis hermanos siempre me han ayudado de manera particular, pero como tal aportes de transportes Pemape nunca recibí.

La Silla Caribe: Pero se sobreentiende que la ayuda de su familia venía de esa actividad...

Pedrito Pereira: Sí claro, y eso es público, no sólo porque toda Cartagena lo sabe sino porque está en mi hoja de vida, en eso he sido muy transparente. Ahora, también quiero recordar que mi papá es transportador hace 70 años y como tal, en su momento, tenía todo el derecho a participar, como todos los pequeños transportadores de la ciudad, del Transcaribe. Antes de cualquier decisión sobre ese sistema de transporte, el tema estará informado en la Procuraduría y ante la señora Vicepresidenta (por decisión de Duque, veedora del encargo en Cartagena).

La Silla Caribe: Más allá de las buenas intenciones que uno le oye a usted, hay una realidad que le impide a los mandatarios actuar con independencia y es que Cartagena está capturada por unas mafias políticas enquistadas en la Administración, que son las que han puesto a los alcaldes que están hoy en líos. ¿Qué posición va a tomar frente a ellas?

Pedrito Pereira: Yo firmé un pacto en el que me comprometo a buscar la transparencia en la administración pública, la legalidad, a observar los criterios de la contratación: la transparencia, la selección objetiva, los pliegos tipos. Lo asumí por convicción y porque además no llego a cumplirle acuerdos burocráticos a nadie.

La Silla Caribe: Pero esos grupos sí esperan que la Administración que ayudaron a elegir (primero con Manolo Duque y luego con Quinto Guerra) les siga cumpliendo con puestos y contratos, como hasta ahora. A usted el Procurador General le pidió públicamente: “Olvídese de la clase política”. ¿Cómo piensa atender eso?

Pedrito Pereira: Es que yo no he hecho acuerdos con nadie y desconozco los acuerdos que hayan hecho otros mandatarios. Recibo las declaraciones del señor Procurador en el mejor sentido, yo ya pedí su acompañamiento y voy a empezar a evaluar secretaría por secretaría y la decisión que tenga que tomar la tomaré en cada dependencia.

La Silla Caribe: En concreto, dígame, ¿usted va a mantener a la señora Clara Calderón, secretaria de Infraestructura, ligada al grupo del corrupto Juancho García? ¿Va a dejar en el IPCC a una persona cercana a la casa que dirige el parapolítico Vicente Blel? ¿O en la Secretaría de Hacienda a alguien que relacionan con el parapolítico William Montes? Sin contar otra gente en direcciones administrativas, oficinas asesoras, que están ahí puestas por esos grupos y responden a sus intereses...

Pedrito Pereira: Yo acabo de empezar a hacer una evaluación de todos los secretarios, ellos tienen que obedecer es a los intereses de Cartagena. Por ejemplo, si Clara Calderón está para obedecer a Juan José García, no puede quedarse. Y así con el resto. Ahora, siguiendo el mismo ejemplo, también tengo que decir que Clara trabajó conmigo cuando yo estuve en Valorización, fue concejal junto conmigo, la conozco. Lo mismo al Secretario de Hacienda. Pero eso sí, según lo que me dices, para que se queden no podrán obedecer a ninguna casa política. Eso no puede pasar y yo ya esta semana empiezo a tomar esas decisiones.

La Silla Caribe: ¿Usted cree que va a ser capaz de gobernar sin esos grupos cuestionados que están tan enquistados en la Administración o será imposible sacarlos?

Pedrito Pereira: Yo creo que eso es posible, lo voy a intentar, por eso acepté el reto, voy a trabajar y a esmerarme para que los que estén en las distintas posiciones obedezcan es a los intereses de Cartagena. Ese va a ser el criterio y el que va a dirigir la Administración con las mejores intenciones seré yo.

La Silla Caribe: ¿Lo han llamado a felicitarlo Juancho García, Vicente Blel, William Montes, Javier Cáceres (también parapolítico)?

Pedrito Pereira: Bueno, si me han llamado te cuento que no he podido contestar. Desde el día de la designación mi teléfono no para de sonar y te puedo mostrar que tengo más de 700 mensajes de whatsapp sin contestar. Sí te digo que he hablado con los congresistas Nadia Blel (hija y hereda política de Vicente Blel) y Emeterio Montes (sobrino y elegido por el grupo que dirige William Montes), que ambos son de mi Partido. No me he reunido con ningún dirigente y si me toca hacerlo, porque todos son ciudadanos, será en condiciones de legalidad y transparencia.

La Silla Caribe: ¿Yolanda Wong (secretaria de despacho de Quinto y exalcaldesa encargada, en cuya Administración se entregaron miles de millones de pesos en contratación de manera, al menos, sospechosa, como lo revelamos en La Silla Caribe) se va o se queda?

Pedrito Pereira: Yo hablé con ella, voy a evaluar su secretaría y esta semana estaré tomando decisión.

La Silla Caribe: ¿Todavía no tiene claro si se queda o se va?

Pedrito Pereira: Ella se va.

La Silla Caribe: ¿Por decisión suya como nuevo alcalde?

Pedrito Pereira: Sí y también entiendo que se quiere ir.

La Silla Caribe: Seguramente para no inhabilitarse para ser candidata. ¿Usted va a revisar las decisiones de ella? Por ejemplo, ella entregó el PAE en medio de ruidos y ahora hay denuncias de que lo están mal operando…

Pedrito Pereira: Bueno, justamente, yo antes de pensar en la celebración de nuevos contratos, quiero llegar sobre todo a vigilar mucho la ejecución de lo que ya está entregado. Se contratará, por supuesto, pero el PAE es uno de los temas más sensibles y eso se los dije en el primer consejo de Gobierno a todos los secretarios, que hay que tratar de lograr una vigilancia especial sobre todo lo que esté sucediendo, especialmente en la alimentación de los niños. Después es que podré hablar de decisiones.

La Silla Caribe: ¿Con Edurbe, la cuestionada entidad a la que Wong le entregó millonaria contratación a dedo, seguirá contratando?

Pedrito Pereira: No, no habrá más obras públicas o convenios para Edurbe. Lo ideal, y lo dije en la entrevista con el señor Presidente, es abrir licitaciones públicas con pluralidad de oferentes y aplicación de pliegos tipo. Y utilizar la guía de compra eficiente. Esa fue la regla general a la que me comprometí y en la que creo por convicción.

La Silla Caribe: ¿Va a revisar las OPS que se firmaron horas antes de que ella dejara el encargo?

Pedrito Pereira: Aún no tengo esa información, ya me la darán y si eso pasó lo revisaremos. Y tomaré las decisiones que sean pertinentes.

La Silla Caribe: ¿De quién se va a rodear, cuál va a ser su equipo cercano?

Pedrito Pereira: Todavía estoy estructurando ese equipo, pues nunca pude tener certeza de que iba a ser el escogido, entonces no iba a invitar a nadie antes de tiempo. No he querido pedir renuncias masivas porque no quiero causar traumatismos en la Administración. La semana esta que empieza, posterior a la evaluación de todas las secretarías, comenzaré a moverme para procurar a mi alrededor gente preparada y de mi confianza.

La Silla Caribe: Dado que la suspensión de Quinto Guerra aún es temporal, ¿cree que hay riesgo de que en estos 15 meses Cartagena vuelva a cambiar el alcalde?

Pedrito Pereira: Bueno, la verdad es que hay un proceso judicial en curso, Quinto Guerra debe estar ejerciendo su defensa y habrá que esperar a que decida la justicia. No me puedo adelantar.

La Silla Caribe: Usted lleva 20 años en la vida pública, 12 en el Congreso, ¿nunca se dio cuenta de lo que estaba pasando en Cartagena?

Pedrito Pereira: Yo estuve de congresista los últimos 11 años y de los alcaldes recientes solamente voté por Campo Elías (Terán). No voté ni por Dionisio Vélez ni por Manolo Duque. Nunca hice parte de esas administraciones de ninguna manera. Así que no creo que haya tenido alguna omisión. Del 2015 para acá acompañé a Quinto Guerra porque creí que era la mejor opción.

La Silla Caribe: ¿Cree que es posible que algún día se renueve la política en Cartagena?

Pedrito Pereira: Es una buena pregunta, yo creo que con lo que ha venido pasando en el país, el voto de rechazo a las maquinarias, es posible. Esa es en parte de mi responsabilidad, terminar estos 15 meses de buena manera y con estabilidad, para que de pronto la ciudadanía se motive a participar en el debate público. La clase política existe, tienen curules, necesariamente uno interactúa con ellos. Yo tengo que trabajar con el Concejo, con la clase parlamentaria, lo que sucede es que hay que hacerlo de manera transparente.

La Silla Caribe: ¿Qué va a hacer cuando llegue un político a pedirle un puesto?

Pedrito Pereira: Bueno, si alguien hace una recomendación tendré que evaluar que el profesional cumpla con el perfil para el cargo, tampoco podemos estigmatizar a todo el mundo porque sea amigo de un dirigente público. Pero el compromiso tendrá que ser con la Administración.

La Silla Caribe: ¿Ya pensó que en estos 15 meses se acaban dos concesiones millonarias: basuras y alumbrado público?

Pedrito Pereira: Estoy redactando una carta en la que le voy a pedir a los organismos de control que en todos esos temas álgidos me acompañen.

La Silla Caribe: Usted es uno de los pocos políticos de Bolívar con fama de decente y grupo propio no condenado, ¿cree que va a salir sin líos de este chicharrón?

Pedrito Pereira: En más de 20 años de vida pública no he tenido investigaciones formales, pero todo el mundo me ha dicho que cuando ya se llegan a estos cargos ejecutivos inevitablemente lo denuncian a uno, lo demandan, porque siempre las decisiones afectan los intereses de alguien. Le estoy pidiendo a Dios que me ilumine y que todo salga bien. A mí me preocupa mucho mi carrera porque yo saldré de la Alcaldía a los 49 años y no quisiera que mi vida política se acabara ahí. Así que imagínate si quiero hacer las cosas bien.

Contexto

Las historias más vistas en La Silla Vacia