Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Ever Mejía · 14 de Noviembre de 2019

5679

0

El país político se sorprendió con la elección de Freddy Ricardo Cantillo, quien a sus 18 años se convirtió en el mandatario más joven del país al ser elegido alcalde de Ovejas (Sucre). Sin embargo, este logro lo consiguió con la maquinaria de un grupo tradicional y el apoyo de cuestionados. 

Fredys Ricardo fue avalado por el Partido Conservador y sacó 9.553 votos, derrotando a Antonio García (Cambio Radical), candidato del grupo del alcalde saliente Mauricio García Cohen. Ahora gobernará en este municipio que hace parte de los Montes de María y que cuenta con 21.780 electores y un presupuesto anual de casi 29 mil millones de pesos. 

En campaña, Ricardo aprovechó su edad para utilizar un discurso de renovación que, una vez elegido, replicaron medios de comunicación nacionales. No obstante, su candidatura hizo parte del ajedrez político de su familia y contó con el apoyo del cuestionado exalcalde Edwin Mussy Morinelly, investigado por corrupción.

Previo a la campaña, en el pueblo poco se conocía del joven Freddy Ricardo porque allí casi no había vivido. Estudió la primaria y el bachillerato en el Liceo Panamericano Campestre en Sincelejo y cursaba segundo año de derecho en la Universidad Libre de Barranquilla. 

De hecho, no era la primera opción de la casa política liderada por sus padres, el abogado Freddy Ricardo Rodríguez y la doctora Martha Cantillo.

El elegido para llegar a la Alcaldía era su tío Mario Ricardo Rodríguez, cuya precampaña se hizo popular porque en un evento dijo “vamos a trabajar más y a robar menos”, y quien finalmente desistió ante la posibilidad de ser inhabilitado porque su hermano José Ricardo es el registrador del municipio. 

Es ahí cuando nace la candidatura de Freddy Ricardo, quien dejó los estudios de derecho en Barranquilla y recibió el aval del Partido Conservador.

De hecho, el candidato no desaprovechó la propaganda de su tío Mario Ricardo, que tenía las iniciales MR, y la siguió utilizando pero con el mensaje ‘Municipio Renovado’. 

Los Ricardo Cantillo son una familia de médicos que tienen un grupo político tradicional que solía poner un concejal.

Según coincidieron tres habitantes del pueblo, ellos eran los favoritos a quedarse con la Alcaldía por la capacidad de movilización que se vio en la campaña y por el crecimiento económico y político que han tenido en los últimos años.

Esto se evidencia porque hace cuatro años solo pusieron un concejal, y este pusieron alcalde, y otros integrantes de esta familia y aliados políticos se quedaron con las alcaldías de San Onofre, Morroa y Tuchín (Córdoba). Entre sus aliados también se cuenta el gobernador electo de Sucre Héctor Olimpo Espinosa. 

La madre de Freddy Ricardo, Marta Cantillo, es la representante legal de la IPS Rehabilitar, que presta servicios de salud en varios municipios de Sucre, entre ellos Ovejas.

Y por el lado de su padre Freddy Ricardo Rodríguez el poder está vía los cargos de sus tíos. José Ricardo es el registrador del municipio, Rodrigo Ricardo es concejal saliente y el exprecandidato Mario Ricardo fue auditor médico de Comfasucre entre 2015 y 2016 y tiene muy buenas relaciones con su directora Erika Ahumada. 

Políticamente, esta familia ha sido cercana al grupo del fallecido líder indígena y parapolítico Pedro Pestana. En 2014 apoyaron a su hermana Yamina Pestana (investigada por constreñimiento al sufragante) en su aspiración al Senado.  

Y el año pasado apoyaron a la senadora conservadora Nadia Blel, hija del excongresista y parapolítico Vicente Blel Saad.

La campaña de Freddy Ricardo la apoyaron, entre otros, el representante de Cambio Radical Héctor Vergara, pese a que su partido llevaba como candidato a Antonio García. Por esto Cambio suspendió a Vergara durante seis meses.

Freddy Ricardo también tuvo el apoyo de la superpoderosa casa Char, a la que es cercana su familia e incluso, el alcalde de Barranquilla Alejandro Char le mandó saludos, le dio recomendaciones y le dijo que “cuente siempre con nosotros”. 

Aunque para esta historia no pudimos comunicarnos con el alcalde electo, su tío y exprecandidato Mario Ricardo nos dijo que “sería maravilloso que se cuaje una candidatura de Álex Char a la Presidencia, seríamos unos soldados de ellos en ese proyecto político”.   

Contexto

Las historias más vistas en La Silla Vacia