Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Juan Pablo Pérez B. · 09 de Agosto de 2019

1925

0

El clan Gnecco, el más poderoso y cuestionado del Cesar, que controla la Gobernación hace casi ocho años, va con aplanadora para repetir en ese cargo. Pero dividido a la Alcaldía de Valledupar, en donde también quiere pescar.

Por ahora, el candidato que pinta más fuerte para ser el nuevo gobernador es el exmandatario Luis Alberto Monsalvo Gnecco (en juicio por corrupción al sufragante), apoyado por el superpoderoso grupo que lidera su madre Cielo Gnecco.

Sin embargo, para la Alcaldía se partieron alrededor de dos candidatos.

Esto es clave porque los Gnecco también tiene parte en esta Alcaldía, que cuenta con un presupuesto de poco más de 700 mil millones de pesos, hace cuatro años de la mano del representante conservador Ape Cuello.

Aunque quienes mandan en la Alcaldía son Ape y su aliado el alcalde Augusto ‘Tuto’ Ramírez Uhía, en ella los Gnecco tienen burocracia e injerencia en la contratación, como contamos en esta historia.

Dado que los Gnecco y Ape tienen una alianza desde las legislativas de 2014 y pusieron juntos a Tuto Uhía, se creía que para esta campaña repetirían la misma fórmula.

Sin embargo, un sector del clan se fue con el candidato de Cuello y otro con candidato propio.

Ape Cuello quiere mantener el poder en la Alcaldía vallenata con su carta: el exdirector de Comfacesar, Ernesto Orozco, quien va por firmas y cuenta con el aval del Partido Liberal.

Con Orozco está también Cielo Gnecco, el senador de Cambio Radical Didier Lobo (quien, pese a liderar un grupo propio en La Jagua de Ibirico, es aliado de los Gnecco) y los liberales del departamento vía el excandidato a la Cámara Fawzi Muvdi (hijo del parapolítico Pedro Muvdi), quien ahora milita en ese partido.

Del otro lado está el senador José Alfredo Gnecco Zuleta (el congresista principal de los Gnecco), quien está apoyando al diputado de La U José Santos ‘el Mello’ Castro.

Castro es el tercer diputado más votado del departamento y ha hecho su carrera política en el departamento de la mano de los Gnecco.

Va con el aval del Partido de La U y tiene también el respaldo del representante vargasllerista Eloy ‘Chichí’ Quintero, quien lidera un grupo propio pero ha sido aliado de los Gnecco.

Tres personas conocedoras de la política local nos contaron, por aparte, que el fondo de esta división es una pelea que hay entre el representante Ape Cuello y el senador José Alfredo Gnecco, pese a que el año pasado hicieron campaña juntos sin miedo a caer en doble militancia, como contamos en La Silla Caribe.

Por eso, cada uno va con su propio candidato, pero los dos van con Luis Alberto Monsalvo a la Goberación.

Sin embargo, una de estas personas, que conoce por dentro el grupo de los Gnecco, agregó que esto también podría ser parte de una estrategia electoral de la matrona Cielo Gnecco para asegurarse e ir a la fija con una carta ganadora.

“Doña Cielo le juega siempre a dos bandas. Ella lanza esos dos candidatos y, al que vea más fuerte cerca del final, lo apoya”, nos aseguró.

En todo caso, el que sale ganando seguro con cualquiera de los dos es el exgobernador Luis Alberto Monsalvo, quien es el único candidato a la Gobernación con el apoyo de dos candidatos a la Alcaldía de Valledupar. 

Por eso, sus reuniones políticas políticas en la capital vallenata se visten en campaña con los colores naranja del Mello Castro y azul de Ernesto Orozco.

Es así como, con cara o con sello, quien no pierde con esta división es el clan Gnecco que va en camino a repetir Gobernación por cuatro años más.

Contexto

Las historias más vistas en La Silla Vacia