Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Juan Pablo Pérez B. | Laura Ardila Arrieta · 10 de Marzo de 2018

3017

0

Este domingo cuando finalice el día, conoceremos oficialmente los nombres de dos de los candidatos presidenciales más fuertes y, si la Registraduría lo logra a tiempo, los de los integrantes del nuevo Congreso. Tanto las consultas de la derecha y la izquierda como las legislativas serán determinantes en la reconfiguración del poder a nivel nacional y regional. Estas son las movidas que se juegan en el Caribe en esta jornada.

1

La graduación de Álex Char como el cacique más poderoso del país

Luego de estas legislativas, el alcalde barranquillero Álex Char y su padre, el empresario Fuad Char, podrían quedar graduados como los caciques regionales más poderosos del país. Lo lograrían porque, por primera vez, el importante clan del Atlántico le apostó en grande a intentar armar una bancada propia de 10 congresistas: cinco senadores y al menos cinco representantes.

La apuesta por los representantes está en Atlántico y San Andrés y los senadores serían: Arturo Char, Luis Eduardo Díaz Granados, Antonio Zabaraín, Fabián Castillo y Ana María Castañeda. Si lo logran, quedarían al frente de un robusto grupo de curules de su bolsillo como no lo tiene ningún barón electoral en el país, excepto Álvaro Uribe, del mismo tamaño del viejo PIN.

Con ese gran capital político, los Char no sólo ratificarían que son la gasolina de la aspiración presidencial de Germán Vargas Lleras, sino que Álex podría terminar de consolidar una posible candidatura rumbo a la Casa de Nariño en 2022, como se rumora en la Barranquilla política.

 
2

La gasolina de la Presidencia de Vargas

Como lo hemos contado, de lejos Germán Vargas Lleras es el candidato presidencial con más maquinaria del país. Esa maquinaria en el Caribe (encabezada por los poderosos clanes Char del Atlántico y Gnecco del Cesar) fueron parte de la clave que hace cuatro años le dio el triunfo a Juan Manuel Santos en segunda vuelta.

Luego de la jornada de hoy se sabrá a ciencia cierta cuál es la fuerza electoral de esa maquinaria y, luego de eso, en las próximas semanas, si ésta definitivamente se va a quedar con Vargas a inyectarle gasolina en la primera vuelta, si se pasará de bus o si no se prenderá.

Lo anterior porque -según nos contaron dos fuentes del partido de Vargas, Cambio Radical- varios de los caciques que lo acompañan ahora estarían considerando esperar a ver si al exvicepresidente le sigue yendo mal en las encuestas. Una de esas fuentes conocedoras nos aseguró que entre esos dirigentes que están a la expectativa se encuentran, de hecho, los Char, que podrían terminar en la orilla uribista si ven que su barco corre el riesgo de hundirse.

 
3

Si en la Costa hay voto de opinión o todo es maquinaria

En el país, predomina la noción de que el voto del Caribe se mueve sólo cuando es motivado por las grandes maquinarias de los políticos que piden apoyos a cambio de plata y puestos. Este domingo, esta tesis se pondrá a prueba no sólo con los resultados que arrojen las elecciones a Congreso, sino, especialmente, con los votos que saque Gustavo Petro en la consulta de la izquierda.

Hace ocho años, en su primera aventura presidencial, Petro fue, detrás de Juan Manuel Santos, el segundo candidato más votado en la región consiguiendo casi 500 mil votos a punta de opinión.

Para estas elecciones, Petro ha demostrado su enorme poder de congregación en el Caribe llenando plazas como la de La Paz en Barranquilla el domingo pasado. Esa plaza, como contamos en La Silla Caribe, la llenó sin la ayuda de una estructura política que organizara los buses, refrigerios y pancartas de los asistentes, algo que sí sucedió en el evento liderado por Germán Vargas.

Por eso, los resultados que obtenga Petro ese día serán un indicativo del potencial de voto espontáneo que tiene la región, pues él, a diferencia de los poderosos caciques costeños y de su contendor en la consulta: el exalcalde Carlos Caicedo -cuya campaña, como hemos contado en La Silla, utiliza la Alcadía samaria para sus proyectos electorales-, no cuenta con grandes maquinarias que impulsen su candidatura.

 
4

Si el Centro Democrático es un partido más allá de Uribe

En el Caribe, el uribismo no cuenta con muchos poderosos caciques de gran maquinaria y, por eso, su fuerza en la región se sustenta en el voto de opinión que respalda al expresidente Álvaro Uribe y en las estructuras pequeñas que tienen sus alfiles. Una muestra de esto es que, en el 2014, con excepción de Montería, Santos le ganó a Oscar Iván Zuluaga en todas las capitales de la región.

Por eso, la decisión de Uribe de abrir la lista a Senado puso a correr a los actuales senadores para ponerse las botas y salir a buscar votos por su cuenta.

Sus cartas en el Caribe son Ruby Chagüi y Daniel Cabrales en Córdoba, María del Rosario Guerra en Sucre, Fernando Araújo en Bolívar, Carlos Meisel y Jaime Amín en Atlántico, Honorio Henríquez en Magdalena y Sergio Araújo en Cesar.

Depende de cuántos votos saquen ellos mañana se sabrá si, en la región donde han mandado los ‘Ñoños’, los Char, los Name, los Gnecco, los Cotes y los García, estos candidatos tienen alguna fuerza electoral por sí mismos o si dependen por completo de su jefe político.

 
5

Si los líos judiciales tienen o no efectos políticos

Si por algún asunto estuvo marcada la previa de esta campaña a Congreso en el Caribe fue por los escándalos judiciales, la mayoría por corrupción. En Córdoba estallaron varios carteles que, según los entes, se estaban robando los recursos de regalías, salud y educación. En Sucre se destapó una red que se quedó con plata que debía ir para pacientes con enfermedades mentales. También reventaron los casos de Odebrecht y del cartel de la toga.

Después del día de hoy se sabrá si los electores castigaron en las urnas a aquellos candidatos relacionados de alguna manera con esos líos o sus protagonistas.

Entre ellos están nada menos que los herederos de los llamados Ñoños: los otrora poderosos exsenadores de La U Bernardo ‘el Ñoño’ Elías y Musa Besaile, quienes buscan mantener sus respectivas curules con sus hermanos y aliados. La heredera del exsenador liberal Álvaro Ashton (capturado por parapolítica, luego de que su caso se moviera por el cartel de la toga) y el actual senador vargasllerista Antonio Guerra de la Espriella, investigado formalmente por Odebrecht, entre otros.

También veremos si los guajiros votó por Fernando Gómez Bacci del viejo PIN, el hijo y heredero político del exgobernador guajiro condenado por homicidio, Juan Francisco ‘Kiko’ Gómez, quien quiere llegar al Senado.

 
6

El nuevo liderazgo conservador de Barguil

La votación que saque el representante conservador de Córdoba David Barguil, quien aspira este domingo a subir a Senado, determinará dos movidas de poder: primero, si saca el mayor número de apoyos de su partido en el país, como algunos anticipan, se convertirá en el nuevo gran barón electoral godo.

Segundo, la fuerza electoral que demuestre también será clave en su cotización frente a los candidatos presidenciales, debido a que ni él ni su partido oficialmente han tomado una decisión frente a con cuál de ellos se irán.

La barrida de Barguil en estas elecciones se intuye no sólo debido a la mezcla de maquinaria y voto de opinión que este político ha logrado, sino a que su candidatura a Senado se da justo cuando se retira el mayor elector azul a Congreso, Roberto Gerlein; el grupo del segundo elector (Efraín ‘Fincho’ Cepeda) es golpeado por los Char en el Atlántico y la tercera en votos, Nora García Burgos, pierde el respaldo justamente de Barguil, con quien hizo fórmula hace cuatro años.

 
7

La cotización de Ape Cuello

En las pasadas regionales, Ape Cuello se convirtió, con nueve alcaldías, incluyendo la de la capital Valledupar, en el nuevo mandamás del Cesar.

Con una campaña cimentada en esa poderosa estructura, este domingo ese representante conservador -que es aliado del clan cesarense de los Gnecco, pero tiene su propio movimiento- podría ratificar esa condición y aumentar su cotización frente a los candidatos presidenciales, ya que aún ni él ni su partido cantan oficialmente con qué aspirante se irán.

Por ahora, está claro que Ape está entre el ganador de la consulta de la derecha y Germán Vargas.

 
8

El liderazgo regional de Carlos Caicedo

La consulta entre Gustavo Petro y Carlos Caicedo también mostrará si el exalcalde de Santa Marta quedará graduado de líder regional Caribe, como él aspira, más allá del poder que tiene en su ciudad. Eso, por supuesto, dependerá de los votos que logre por fuera de la samaria.

Desde que salió de la Alcaldía samaria, Caicedo ha venido construyendo un proyecto regional con el que quiere ser la antítesis de los Char. Así, por ejemplo, en 2016, recorrió el Caribe promoviendo el Acuerdo con las Farc y motivando a sus seguidores a votar por el Sí en el plebiscito para respaldar esos acuerdos.

Ese mismo año también hizo campaña por el voto en blanco en las elecciones atípicas a la Gobernación de La Guajira y el año pasado recorrió todos los departamentos buscando las firmas que, posteriormente, avalaron su candidatura presidencial.

 

Contexto

Las historias más vistas en La Silla Vacia