Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Juan Pablo Pérez B. · 26 de Septiembre de 2018

Foto: tomada de semana.com

7597

2

Con el particular nombre de la ‘campaña del lomotil’ (un antidiarreico), gente cercana a Enilse López, alias ‘La Gata’, ha bautizado los efectos que tendría su posible ingreso a la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP).

Como se supo hace unos días, la exempresaria del chance (condenada por homicidio y concierto para delinquir) pidió pista en la JEP y, desde entonces, tiene un equipo anunciando que, de ser aceptada allí, prenderá un ventilador que salpicará a muchos personajes del Caribe y otras regiones.

Según Pablo Bustos, presidente de la Red de Veedurías Ciudadanas de Colombia, una de las personas que está acompañando su proceso, las pruebas que aportará La Gata girarán alrededor de tres temas principales:

  • La relación entre el chance y el conflicto armado
  • La relación entre paramilitares, políticos y corrupción
  • Otros hechos de la guerra
La Gata se presentó a la JEP la semana pasada en calidad de tercero involucrado en el conflicto armado. Su proceso fue recibido por la Secretaría Judicial que, a su vez, deberá remitirlo a la Sala de Definición de Situaciones Jurídicas, que es la que tiene la competencia para tratar los casos de terceros o agentes del Estado en la JEP. Esta sala tiene un plazo de 45 días para definir si La Gata será o no juzgada en el marco del conflicto armado. De serlo, la exempresaria del chance podría acceder una sustitución de la pena (actualmente está condenada a 37 años de cárcel por homicidio), dependiendo de lo que aporte en términos de verdad y reparación a las víctimas.

Además de López, se pusieron a disposición de la JEP sus hijos Jorge Luis (exalcalde de Magangué, condenado por el homicidio de un periodista), Héctor Julio (exsenador por el extinto PIN) y Juan Carlos Alfonso López y su esposo Héctor Julio Alfonso Pastrana.

Esto es lo que podría ayudar a aclarar el ventilador de La Gata en la JEP, si cumple y dice la verdad:

1

La relación entre el chance y el conflicto armado

Según Bustos, La Gata suministrará información que ayude a develar cuál fue el rol del negocio del chance en el conflicto armado. Ésta girará alrededor de dos ejes: de cómo algunos chanceros (los vendedores sencillos del chance, no los empresarios) fueron víctimas del conflicto y de cómo este negocio sirvió para lavar plata del narcotráfico.

Sobre el primer eje, se sabe que cuando La Gata empezó a incursionar en el chance en Barranquilla, a finales de la década de los noventa, se desencadenó una guerra entre las diferentes empresas de chance por el negocio cuyo número exacto de víctimas se desconoce.

En La Arenosa, como cuenta Semana, se estima que entre 1999 y 2005 fueron asesinados entre 18 y 21 chanceros por el hecho de ejercer su oficio. Hasta el momento, no se sabe quiénes cometieron estos crímenes.

A finales de 1999 el Gobierno intervino en esta guerra abriendo una licitación que Uniapuestas, una empresa creada por La Gata, ganó y cuyo contrato fue renovado posteriormente.

Ya por esa época, Enilse López controlaba el chance en Sucre y Bolívar.

Si La Gata decide hablar en este punto, podría revelar su participación en esta guerra del chance y si recibió ayuda de los paramilitares de los cuales, para ese momento, ya era aliada.

Frente al uso del chance como medio de lavado de activos, se sabe que, en 2014, el entonces vicefiscal general Jorge Perdomo aseguró que el exjefe paramilitar Salvatore Mancuso habría lavado cerca de 32 mil millones de pesos a través de las empresas de chance de Enilse López.

Las consiguientes investigaciones de la Fiscalía mostrarían que, a comienzos de la década del 2000, las empresas del chance de La Gata tuvieron un crecimiento irregular que denotarían, supuestamente, una actividad de lavado de activos.

En concreto, La Fiscalía concluyó, a partir de las pruebas recolectadas, que las concesiones de La Gata fueron creadas con el objetivo de permitir “el ingreso y salida de grandes sumas de dinero provenientes de actividades ilícitas”.

Por estos hechos, ni La Gata ni algún miembro de su familia ha sido condenado.

Sus declaraciones podrían esclarecer cómo funcionaba en detalle esta relación entre las empresas del chance y los paramilitares y, más allá, revelar si había otros empresarios del chance involucrados, que hasta el momento no han tenido líos judiciales.

 
2

La relación entre paramilitares, políticos y corrupción

Entre los políticos que Bustos ya adelantó en una rueda de prensa en Sincelejo que las declaraciones de La Gata van a involucrar, mencionó a los exgobernadores de Sucre Julio Guerra Tulena (investigado por la Procuraduría por presuntas irregularidades en la contratación), Salvador Arana (condenado por el homicidio del alcalde del Roble Eudaldo Díaz y por desviar recursos de la Gobernación para financiar a los paramilitares), Eric Morris (condenado por parapolítica) y Jorge ‘Tuto’ Barraza (investigado por la Procuraduría por presuntas irregularidades en la contratación).

Bustos también nombró al exrepresentante Yahir Acuña (investigado por parapolítica), a quien le recomendó “una prescripción especialísima” de lomotil, y a su esposa la actual representante del viejo PIN Milene Jarava; aunque no dio más detalles sobre ellos.

Sobre los vínculos de la clase política Caribe con La Gata es bastante lo que ya se conoce.

Se sabe que, por ejemplo, financió las campañas de los gobernadores de Bolívar Luis Daniel Vargas (2000-2004) y Libardo Simancas (2004-2008).

Simancas, de hecho, fue condenado en el 2012 por recibir ayuda de los paramilitares en su campaña a la Gobernación.  Esta ayuda vino por intermediación de La Gata que convenció al paramilitar Salvatore Mancuso de apoyarlo a él y no al otro candidato,  Alfonso López Cossio, como se habría planeado en una cumbre paramilitar en el municipio surbolivarense de Barranco de Loba.

La Gata también financió con 100 millones de pesos la primera campaña presidencial de Álvaro Uribe (algo que el actual Senador no ha negado) y, con 50 millones, la campaña a la Cámara del 2002 del actual alto consejero presidencial Jaime Amín; aunque éste se ha defendido diciendo que en ese momento no sabía que Uniapuestas era una empresa de La Gata.

Además de esto, Enilse López controló por más de 10 años la Alcaldía de Magangué, hasta que llegó el exalcalde verde Marcelo Torres (imputado por irregularidades en la contratación) en el 2012. (Luego, en el 2015, su grupo político volvió a recuperar esta Alcaldía gracias al apoyo al actual alcalde Pedro Alí).

Y su grupo político ha apoyado, tenido representación o merodeando, a varias otras gobernaciones de Bolívar, como las de Juan Carlos Gossaín y Dumek Turbay, actual mandatario.

Si habla, podría saberse exactamente qué le dieron a cambio de su financiamiento a campañas, cómo funciona la repartija de puestos en las diferentes entidades de Bolívar y Cartagena, si tuvo relación con más políticos y hasta qué punto de la contratación llegaron sus tentáculos.

 
3

El esclarecimiento de hechos del conflicto

Enilse López fue mencionada en una de las versiones sobre las posibles causas que motivaron la masacre de El Salado, en el municipio de El Carmen de Bolívar, en febrero de 2000.

Lo que dijeron en su momento algunas de las víctimas, y ratificó un paramilitar llamado Ezequiel Domingo Salcedo que hizo parte de la masacre, fue que la misión de los paramilitares en el corregimiento era recuperar 450 cabezas de ganado que, supuestamente, le habían robado a La Gata tres meses antes.

Sin embargo, esta investigación se abandonó luego de que se encontrara que la finca Villa Nelly, de donde se habían robado el ganado, no pertenecía a La Gata, sino a una mujer llamada Mercedes Suárez.

De acuerdo a lo que dice el informe de Memoria Histórica sobre esta masacre, “nunca se exploró el hecho de que entre las dos señoras existían lazos sociales y económicos por intereses comunes en el municipio de Magangué”.

Además de esto, se sabe que La Gata fue aliada de los paramilitares, pues en el 2011 fue condenada a nueve años de cárcel por sus nexos con este grupo armado.

Por eso, más allá de que la versión sobre la masacre de El Salado sea cierta o no, por su probada cercanía con los paramilitares, especialmente con Salvatore Mancuso, La Gata podría ayudar a esclarecer no solo qué pasó en este corregimiento, sino en otras masacres en las que aún no se sabe quiénes fueron los autores intelectuales.

 

Comentarios (2)

Samantha Thompson

28 de Septiembre

0 Seguidores

Comience a ganar $ 218 a $ 345 por hora para que pueda trabajar en línea desd...+ ver más

Comience a ganar $ 218 a $ 345 por hora para que pueda trabajar en línea desde su casa varias horas al día. Mi primer pago fue de $ 32496 por mes por trabajo 3 horas al día y me siento muy bien ganando. Esto es lo que hago


>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>> www.Exito3.Com

lomagrande

07 de Octubre

0 Seguidores

Si esta señora por arrepentimiento habla y dice la verdad se "caga" en más d...+ ver más

Si esta señora por arrepentimiento habla y dice la verdad se "caga" en más de un corrupto que a esta hora debe estar rezando para que se la cargue el mismisimo, entre ellos el que no puede faltar en donde hay corrupción y ´paramilitarismo, que no hay necesidad de nombrarlo. Esperemos en que para este show.

Contexto

Las historias más vistas en La Silla Vacia