Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Juan Pablo Pérez B. · 16 de Agosto de 2018

12948

0

 

En un departamento de grandes matronas, como la asesinada exministra Consuelo Araújo Noguera ‘la Cacica’ o la polémica exprimera dama Cielo Gnecco, la carrera por la principal silla del Cesar arranca con tres mujeres entre las aspirantes más nombradas.

Las tres, herederas de importantes personajes del departamento. Por un lado, están las hijas de las cuestionadas casas Araújo y Gnecco y, por otro, la hija del cantante vallenato Poncho Zuleta.

De ellas, las que suenan con más fuerza son Viviana Monsalvo Gnecco y Diana Molina Carvajal, pues pertenecen a las dos principales familias políticas del Cesar: los Gnecco y los Araújo. Ambas casas tienen entre sus miembros a personas condenadas y guardan entre ellas una rivalidad histórica.

La hija de Poncho, Claudia Zuleta, y Diana Molinan suenan como posibles candidatas de una coalición multipartidista para enfrentar a los Gnecco, que controlan la Gobernación y son el principal poder en el Cesar hace siete años.

Además de estas tres mujeres, en la baraja de posibles candidatos a la Gobernación del Cesar se escuchan los nombres del exviceministro de Trabajo y exalcalde de Valledupar, Fredys Socarrás; el exgobernador del Cesar, Rafael Bolaños; el exalcalde de Valledupar, Rubén Alfredo ‘Ava’ Carvajal, entre otros.

Estas son las tres herederas y sus respectivas casas:

Viviana Monsalvo Gnecco

Viviana Monsalvo Gnecco es diseñadora de interiores de la Universidad de la Salle en Bogotá. Tiene una especialización en estrategia y comunicación política y fue, en 1998, señorita Cesar en el Reinado Nacional de Belleza. Es hija de Cielo Gnecco, matrona de este superpoderoso clan que tiene una pequeña bancada de dos senadores y tres representantes aliados.

Los Gnecco, además, controlan la Gobernación desde hace siete años.

Primero con Luis Alberto Monsalvo Gnecco (hermano de Viviana y actualmente en juicio por un caso de corrupción al sufragante e imputado por la Contraloría por presuntas irregularidades en la ejecución del PAE) y, luego, con el vargasllerista Francisco Ovalle, quien en el 2015 llegó respaldado, también, por los representantes Ape Cuello, Eloy ‘Chichí’ Quintero y Cristian Moreno, quien en ese entonces era aliado de los Gnecco.

Además de los líos en que está metido el exgobernador Luis Alberto Monsalvo Gnecco, otros miembros de la familia como los hermanos de ‘doña Cielo’ Jorge, Nelson y Lucas y otros familiares como Hugo Gnecco y Rafael Bolaños han estado enredados en líos judiciales que van desde corrupción y delitos electorales hasta paramilitarismo.

En las pasadas presidenciales, los Gnecco fueron la punta de lanza de la campaña de Germán Vargas en el Cesar. Sin embargo, tras su derrota, aterrizaron la campaña de Iván Duque y, como contamos en esta historia de La Silla Caribe, Viviana Monsalvo fue clave para formalizar la llegada del clan a la campaña uribista.

Aunque la versión oficial de Monsalvo Gnecco es que todavía es muy temprano para decir que ella es la candidata de su familia, su aspiración es tan evidente que ha aparecido en los principales medios del departamento.

Diana Molina Carvajal

Diana Carolina Molina Carvajal es psicóloga y tiene una especialización y una maestría en Desarrollo Organizacional y Procesos Humanos.

Fue por año y medio directora ejecutiva de Provalledupar, una entidad de la Alcaldía que promueve el desarrollo económico de la ciudad, y renunció a finales de julio para, así, no inhabilitarse para las elecciones del año entrante.

Hace parte, también, de la junta directiva de la Fundación Festival de la Leyenda Vallenata que organiza, como si fuera un asunto privado, todos los años el festival más importante del país.

Aunque no lleva directamente el apellido Araújo, Molina es heredera de esa casa ya que es hija del exgobernador Hernando Molina Araújo, a quien en 2010 la justicia encontró culpable de haberse aliado con los paramilitares y en 2015 la Fiscalía llamó a juicio por la muerte de un profesor indígena. Está, actualmente, prófugo.

Nandito Molina es, para más señas, hijo de la exministra de Cultura María Consuelo Araújo Noguera ‘La Cacica’.

Divididos principalmente en dos ramas (los primos Araújo Castro y los Molina Araújo), los Araújo fueron por muchos años, especialmente a lo largo del gobierno de Álvaro Uribe, los superpoderosos del Cesar. Tuvieron en sus manos ministerios, embajadas y curules en el Congreso.

Entraron en decadencia cuando cayó sobre ellos la sombra de la parapolítica: tanto al exgobernador Molina como al exsenador Álvaro Araújo Castro (primo de Hernando Molina y fundador del Partido Alas) la justicia los encontró culpables de haberse aliado con los paramilitares.

En el 2015, el ala Araújo Castro volvió a reencaucharse y a sonar políticamente luego de que Sergio Araújo Castro (hermano del exsenador Álvaro Araújo Castro) se lanzara a la Alcaldía de Valledupar por el Centro Democrático, aunque no salió elegido.

Sergio Araújo es uno de los principales líderes del uribismo en el departamento y del Centro Democrático a nivel nacional.

A raíz de esto, se ha dicho que Diana Molina aspiraría por ese partido. No obstante, un político de la colectividad uribista en el departamento nos contó que Molina no sería la candidata de ellos, pues no milita en el partido y la ven más cercana al Partido Liberal.

Es decir, su eventual candidatura no necesariamente representaría a sus primos Araújo Castro.

Molina, sin embargo, nos aseguró que, por ahora, no está buscando partido, sino que está en plan de consolidar su aspiración. Para eso, ayer estuvo en Codazzi, hoy en Aguachica y, luego, irá a Gamarra, La Paz hasta recorrer todo el departamento.

Claudia Margarita Zuleta Murgas

Claudia Zuleta es optómetra y tiene dos especializaciones: una en Administración Hospitalaria y otra en Gerencia Financiera de Servicios de Salud. Fue Secretaria de Deportes durante toda la Gobernación de Cristian Moreno Panesso del Partido Verde (2008-2012) y al inicio de la de Luis Alberto Monsalvo Gnecco de La U (2012-2016).

Comenzando el 2016, fue nombrada por el alcalde de Valledupar, Augusto ‘Tuto’ Uhía, Secretaria de Salud; puesto al que renunció a finales de julio para poder aspirar el año entrante a un cargo de elección popular.

Es hija del cantante vallenato Poncho Zuleta, quien, pese a nunca haber participado en política, ha mostrado varias en veces en público sus simpatías por diferentes dirigentes políticos, especialmente un férreo uribismo.

De hecho, Poncho asistió a la ceremonia de posesión del presidente Iván Duque y, allí, grabó un video en el que le manda un saludo a su hija quien, según él, “va para un alto cargo en el departamento del Cesar”.

Zuleta Murgas es cercana, también, al representante de La U Cristian Moreno, quien lidera un grupo propio que sorprendió al Cesar en las pasadas elecciones enfrentando a los Gnecco y ganando una curul en la Cámara.

A Zuleta la respaldarían, justamente, el representante Moreno y el Centro Democrático.

Sin embargo, según nos aseguró ese Congresista, esto todavía no se ha definido, pues la idea es armar una coalición con un solo candidato que sea lo suficientemente fuerte para enfrentar al candidato de los Gnecco.

Hablamos con Zuleta y nos contó que esta semana empezó a recorrer los municipios y a escuchar las necesidades de la gente. Nos contó que, hasta ahora, ha visitado San Diego y Codazzi.

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia