Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Juan Pablo Pérez B. · 01 de Agosto de 2019

1778

0

Tras casi una década siendo el matrimonio político más poderoso de Córdoba, que puso dos gobernadores, múltiples alcaldes y fue clave para la reelección de Juan Manuel Santos en 2014, los llamados ‘Ñoños’ (los exsenadores de La U Musa Besaile y Bernardo ‘el Ñoño’ Elías) terminaron su alianza y, ahora, compiten por los principales puestos del departamento.

Esto es clave no sólo por la movida local, sino porque evidencia que ambos siguen intentando arañar poder, pese a estar presos: Besaile por el llamado cartel de la toga y el Ñoño, condenado por cohecho y tráfico de influencias dentro del caso Odebrecht.

La rivalidad de los Ñoños en estas regionales incluye su casa y sede de sus respectivos fortines: el municipio de Sahagún (el tercero más grande de Córdoba), de donde son ambos y en donde, por primera vez en 12 años, tienen candidatos diferentes.

El grupo del Ñoño Elías, pese a estar impulsando en los últimos meses al diputado José Hugo Restán a la Alcaldía sahagunense, terminó uniéndose a la campaña del excandidato Jorge David ‘Davo’ Pastrana, su histórico rival.

Hace cuatro años, como contamos, el Davo hizo campaña a la Alcaldía con un discurso en contra de la mermelada y la hegemonía de los Ñoños en el municipio.

Hoy, el Davo recorre el pueblo de la mano de la Ñoñomanía que tanto criticó.

El grupo que lidera el exsenador Musa Besaile (detenido por haber confesado pagar dos mil millones de pesos para desviar una investigación por parapolítica) va para la Alcaldía de Sahagún con la exgestora social Lucía Tous, hermana del exrepresentante de La U Eduardo José ‘Joche’ Tous.

Como contamos en La Silla Caribe, Tous solía ser parte de la Ñoñomanía -fue fórmula del Ñoño en la Cámara-, pero para estas elecciones se separó y está impulsando a su hermana a la Alcaldía.

Lucía Tous va por firmas y también cuenta con el respaldo de su exesposo Carlos Elías, exalcalde de Sahagún y primo y viejo aliado del Ñoño.

Evidencia de que ellos están ahora con Musa es que los principales líderes del grupo de Besaile, con asiento en los partidos Aico y Mais, ya están haciéndole campaña.

Para la Gobernación de Córdoba, los Ñoños también van con diferentes candidatos.

Mientras Joche Tous y los Besaile (junto con el senador godo David Barguil, el senador liberal Fabio Amín y el grupo del también liberal parapolítico Juan Manuel ‘Juancho’ López) van con el diputado liberal Orlando Benítez; la Ñoñomanía, que en su mayoría sigue siendo leal al Ñoño, va con el candidato del uribismo, Carlos Gómez.

Gómez también cuenta con el respaldo de los grupos del confeso ladrón de Córdoba y exgobernador Alejandro Lyons, del alcalde de Montería Marcos Daniel Pineda (en juicio por irregularidades en la contratación) y de las cuestionadas excongresistas Zulema Jattin y Yamina Pestana.

Esta reventada ratifica el ocaso de los otrora superpoderosos Ñoños desde su caída en desgracia en 2017 por los líos judiciales que los pusieron tras las rejas.

Por primera vez en ocho años, el nuevo gobernador que pise el Palacio del Nain le deberá su elección no al matrimonio de los Ñoños, sino a uno de los dos por separado.

Al menos, así es como están las alianzas por ahora en Córdoba.

Contexto

Las historias más vistas en La Silla Vacia