Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Juan Pablo Pérez B. · 06 de Mayo de 2018

Foto cortesía de El Heraldo

1071

0

Mañana, antes de que acabe el día, sabremos quién será el nuevo alcalde de Cartagena; un mandatario que sólo gobernará un año y medio, pero que definirá el rumbo que emprenderá el Distrito en el mediano plazo, pues gestionará millonarios proyectos y deberá enfrentar la profunda crisis institucional en la que está inmersa la ciudad.

Esto es lo que se juega mañana Cartagena:

1

Su institucionalidad

Por el Palacio de la Aduana han pasado, en los últimos seis años, ocho alcaldes, entre titulares y encargados, debido a una seguidilla de malas horas, entre las que se cuentan mandatarios enfermos y presos por corrupción.

Además de eso, hoy Cartagena no tiene un contralor titular y tiene a más de medio Concejo investigado y sin sesionar por la elección irregular de la anterior contralora, Nubia Fontalvo.

En resumen, la ciudad pasa por una grave crisis institucional que es, de entrada, lo primero que se juega este domingo en unas elecciones en las que habrá que ver si los cartageneros son capaces de elegir a un mandatario que complete su periodo y en cuyo gobierno se pueda elegir un nuevo contralor titular que garantice un efectivo control fiscal.

Para muchos, esto podría estar en duda teniendo en cuenta que el candidato que se ve más fuerte, Quinto Guerra, quien va acompañado por prácticamente toda la maquinaria de Bolívar (incluyendo casas de corruptos y parapolíticos), está inhabilitado, según la Procuraduría.

Aunque, como lo contamos, el Consejo Nacional Electoral mantuvo su candidatura por considerar que esa inhabilidad supuestamente no existe, el procurador general Fernando Carrillo ha dicho que seguirá “la batalla ética y legal” por aclarar el caso.

De ganar, Guerra no sólo deberá tomar el timón de una ciudad en la que poco más del 80 por ciento de sus habitantes tiene una imagen desfavorable de sus instituciones (Alcaldía y Concejo), sino que, también, tendrá que asumir la sombra que ha rondado su aspiración y la posibilidad de que el Procurador emprenda acciones disciplinarias en contra suya.

 
2

Un billón de pesos de alumbrado público y basuras y seis mil OPS

Mucho se ha dicho de los macroproyectos que están en mora de realizarse en Cartagena y que serían la razón por la cual las maquinarias cuestionadas están tan interesadas en seguir a la sombra en la Alcaldía el próximo año y medio.

Una fuente conocedora de lo que pasa en el Distrito nos explicó que, en concreto, los negocios detrás de los cuales están los corruptos son las millonarias concesiones de alumbrado público y basuras que, juntas, cuestan un billón de pesos y serán entregadas entre este año y el que viene.

La del alumbrado público vence este año y la de la recolección de basuras el año entrante.

La nueva concesión de alumbrado público está pensada para durar 20 años y está presupuestada en 600 mil millones de pesos y la de la recolección de basuras, por otro lado, tendrá una duración de 10 años y está avaluada en unos 400 mil millones de pesos aproximadamente.

Además de estas millonarias concesiones, en la ciudad estarán en juego otros dos megaproyectos, aunque éstos no tienen garantizados todavía todos los recursos: el Plan Maestro de Drenajes Pluviales (cuyo valor es de 2,1 billones de pesos, que el próximo mandatario deberá buscar) y la Quinta Avenida de Manga (cuyo valor es de 120 mil millones de pesos que no tienen financiación completa).

También, el nuevo Alcalde tendrá la posibilidad de contratar por prestación de servicios a unas seis mil personas. Hoy en la Alcaldía hay 2.800 OPS (órdenes de prestación de servicios) , pero ha llegado a haber hasta ocho mil, pues el actual mandatario encargado Sergio Londoño las redujo.

 
3

La permanencia de políticos, corruptos y parapolíticos en la Alcaldía

Las elecciones de mañana definirán si, en el año y medio que queda antes de las regionales, las casas políticas cuestionadas y no cuestionadas que han llevado al poder a los alcaldes que han determinado la debacle de la ciudad seguirán teniendo participación en la Alcaldía.

La cuestionada casa de los García, por ejemplo, liderada por el condenado exsenador Juancho García, ha tenido participación burocrática en las últimas ocho administraciones y, en esta campaña, tiene un pie en las dos candidaturas que se ven más fuertes: la de Andrés Betancourt (ASI) y la de Quinto Guerra (conservador).

Justamente, entre esas dos aspiraciones se repartió en general la clase política, aunque Guerra es quien más políticos tiene de su lado.

 
4

La viabilidad de una alternativa en 2019

Desde el triunfo de Judith Pinedo ‘la Maríamulata’ en 2007, la ciudad no ha tenido un mandatario que haya llegado a la Alcaldía de manera independiente y sin el apoyo masivo de la clase política cartagenera.

Hoy en Cartagena pocos creen que ese fenómeno se repita esta vez.

Sin embargo, la realidad es que, aunque no se vean fuertes, hay candidatos independientes que están también en la carrera.

Ellos son: Armando Córdoba de Alianza Verde, Javier Bustillo de Somos y David Múnera del Polo.

Así no ganen, si alguno o todos sacan una votación considerable, demostrarán que un proyecto independiente podría tener cabida en las regionales de 2019.

En cambio, si les va muy mal, será mucho más difícil pensar que el escenario de Pinedo pueda repetirse en el corto plazo.

 
5

El poder de persuasión del Procurador

Las dudas que ha puesto la Procuraduría sobre la candidatura del exconcejal Quinto Guerra no tuvieron ningún efecto en el Consejo Nacional Electoral.

Sin embargo, este domingo se sabrá si calaron en los electores que no apoyen a Quinto por creer, como ha dicho Carrillo, que efectivamente ese aspirante está inhabilitado.

La campaña de ese candidato ha dicho que se siente tranquila frente a la posibilidad de que el Ministerio Público insista en lo de la inhabilidad una vez elegido Guerra, pero esa preocupación, que puede generar otra crisis institucional, puede haber llegado a los ciudadanos y sólo se sabrá cuando se cuenten los votos.

 
 

Contexto

¿Qué se juega Cartagena este domingo?

Este domingo son las elecciones atípicas para la Alcaldía de Cartagena ¿que se juega en esta elección?

"En Cartagena hubo una clase política, de la cual todavía quedan huellas, que le negó al ciudadano de a pie, al de menores..."
Jorge Sarmiento Figueroa

Jorge Sarmiento Figueroa

04 de Mayo de 2018
Responder
VS
"La sociedad civil de Cartagena se juega la posibilidad de elegir a un alcalde que garantice gobernabilidad en el distrito...."
Ángel Tuirán Sarmiento

Ángel Tuirán Sarmiento

04 de Mayo de 2018
Responder

Las historias más vistas en La Silla Vacia