Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por LaSillaVacia.com · 19 de Julio de 2018

1761

0

Esta semana, a pocas horas de que se le venciera la prórroga de su suspensión por supuestamente haber participado en el llamado "cartel de la hemofilia", la Procuraduría volvió a suspender al gobernador de Córdoba, Edwin Besaile, hermano y miembro del grupo del detenido exsenador 'Ñoño' Musa Besaile. La Silla Caribe confirmó que, ante esto, su partido La U sí insistirá en presentar una terna a Presidencia para intentar mantener ese espacio de poder con un encargado de la colectividad.

Así nos lo confirmó ayer el exministro Aurelio Iragorri, jefe de La U, contradiciendo la versión que a nivel local había dado el director de La U en Córdoba, el diputado José Hugo Restán (del grupo del condenado exsenador Bernardo 'el Ñoño' Elías), quien aseguró a medios que no preentarían terna y más bien esperarían la respuesta al recurso de reposición que interpuso la defensa del Gobernador Besaile.

Iragorri nos detalló que no tiene muchas expectativas de que el nuevo Gobierno del uribista Iván Duque nombre a alguien de la terna que presente La U, debido a que, según él, en el pasado los gobiernos no han solido respetar las ternas de los partidos cuando ha habido que poner encargado en Córdoba, y que frente a eso él mismo se va a encargar de escoger tres hojas de vida de personas intachables "que no puedan ser rechazadas".

Por ley, cuando el mandatario titular se ausenta temporalmente en un departamento o Distrito debido a una suspensión, la colectividad que lo avaló tiene derecho a presentar una terna para que el Presidente de la República escoja de ahí a un encargado.

Iragorri tiene razón en que eso no siempre se cumple. Por ejemplo, como lo contamos, en Riohacha aliados de Cambio Radical tuvieron que recurrir a una tutela para que el presidente Juan Manuel Santos eligiera alcalde encargado de la terna que ese partido le había enviado.

El Exministro también anunció que para definir esos nombres consultará con las otras fuerzas que ayudaron a elegir a Edwin Besaile.

El asunto es que varias de esas fuerzas están tanto o más cuestionadas que la casa Besaile: están el grupo del Ñoño Elías (condenado por el escándalo de Odebrecht), el de la exsenadora de La U Zulema Jattin (en juicio por parapolítica) y el de la exrectora de la Universidad del Sinú Mara Bechara (en juicio por irregularidades en la contratación de recurso de regalías).

Por otra parte, La Silla Caribe también confirmó anoche que, mientras todo esto se define, el Ministerio del Interior mantendrá como gobernadora encargada a Sandra Devia, la Directora de Gobierno y Gestión Territorial de esta cartera que venía encargada desde enero, cuando Besaile fue suspendido por primera vez.

En esa ocasión, la Procuraduría suspendió a Besaile por su presunta participación en el llamado ‘cartel de la hemofilia’.

El ente de control investiga, puntualmente, el pago de mil quinientos millones de pesos a  la IPS San José de La Sabana .S.A.S., para la atención de 14 falsos pacientes presuntamente diagnosticados con hemofilia que se habría hecho durante su administración.

Esta investigación surgió tras las declaraciones que dio en W Radio el exgobernador y confeso delincuente, Alejandro Lyons,  el pasado 9 de enero en las que acusó al Gobernador y a su hermano Musa de nutrir su fortuna con plata de regalías y del cartel de la hemofilia.

Por estos hechos, la Fiscalía  le imputó a Edwin Besaile los delitos de peculado por apropiación en provecho propio y de terceros, en calidad de coautor, y concierto para delinquir en condición de autor y radicó una acusación formal ante la Corte Suprema.

Ayer, Lyons volvió a declarar en contra del mandatario Besaile por estos mismo hechos y dijo que éste habría recibido una comisión de 400 millones de pesos de los 1.500 millones que él recibió por esos pacientes fantasmas.

A mediados de abril, la Procuraduría prorrogó esta suspensión por tres meses más, al considerar que el Gobernador podría interferir con las investigaciones.

La nueva suspensión a Edwin Besaile, el pasado martes, cuando ya iba a poder reintegrarse a su cargo, tiene que ver con una investigación que le adelanta la Procuraduría por la cancelación de un convenio de cooperación financiado con plata de regalías.

La medida pretende evitar que el Gobernador vuelva a cometer una falta disciplinaria o interfiera con el curso de esta investigación que el ente de control abrió en diciembre del año pasado.

Habrá que ver si, tras haber avalado a un mandatario que tiene hoy dos investigaciones de la Procuraduría encima y está ad portas de un juicio penal, La U puede seguir mandando en Córdoba, a menos de año y medio de las próximas regionales.

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia