Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por LaSillaVacia.com · 28 de Junio de 2018

Salim Ghisays. Foto: tomada de lapiragua.co

3607

0

Aunque aún falta más de un año para las regionales de octubre de 2019, muchos funcionarios que quieren aspirar están renunciando para no inhabilitarse. La razón tiene que ver con la jurisprudencia que tumbó a la exgobernadora guajira Oneida Pinto, según la cual las incompatibilidades se cuentan desde el año antes de la fecha de inscripción y no de las elecciones. En Montería ya se dio la primera movida con la que arranca la precampaña.

Se trata de la renuncia, hace cuatro días, del secretario de Gobierno de la ciudad, Salim Ghisays Martínez, nada menos que el funcionario que fungía como el segundo a bordo del alcalde conservador Marcos Daniel Pineda desde enero de 2016.

Aunque el argumento oficial es que Ghisays se fue para irse a hacer un seminario en gobernanza y viabilidad política en la Universidad George Washington, en la Montería política es sabido que lo hizo para posiblemente ser la carta con la que el grupo de Pineda intentará ganar la Alcaldía por cuarta vez seguida.    

Así se lo confirmaron a La Silla Caribe dos políticos cordobeses que lo saben de primera mano.

A Ghisays, quien venía de ser un reconocido empresario y dirigente deportivo, le habían ofrecido ya ser candidato a la Alcaldía de Montería hace cuatro años.

La oferta se la hizo el grupo de los llamado Ñoños: los entonces poderosos senadores de La U Bernardo ‘el Ñoño’ Elías y Musa Besaile, en alianza con el hoy exgobernador cordobés y confeso delincuente Alejandro Lyons.

Como lo contó La Silla Caribe, en esa ocasión el asunto generó una polémica porque el exsecretario es hijo de uno de los dueños de la empresa a la que Lyons le acababa de entregar la concesión del chance en el departamento por 26 mil millones de pesos.

El papá de Salim Ghisays es Pedro Ghisays, quien ha sido accionista e integrante de la junta directiva de Apuestas de Córdoba, pero además, según la Fiscalía citada por el portal Verdad Abierta, aparece en una lista de presuntos testaferros del exjefe paramilitar Salvatore Mancuso. Una noticia que en su momento también fue publicada en Caracol Radio.

Pero el exfuncionario rechazó la oferta de los Ñoños de lanzarse y prefirió irse a trabajar con Pineda García cuando ese mandatario ganó la Alcaldía en 2015.

Cuando lo nombró, el Alcalde Pineda le dijo a La Silla que Salim Ghisays era un funcionario con muchas cualidades personales y profesionales y ganas de servirle a su ciudad.

A raíz de su nombramiento, en los corrillos monterianos empezaron a comentar que Ghisays y Pineda habían sellado un compromiso para que el primero no le hiciera competencia al segundo en las regionales de 2015, a cambio de que el mandatario impulsara a su Secretario en 2019.

Ghisays nos negó que ese pacto exista y agregó que aún no ha definido si será candidato y que sólo lo decidirá hasta diciembre.

En un sentido parecido, dos personas del grupo del mandatario (en el que la otra cabeza es la mamá del Alcalde: la senadora goda Nora García Burgos) nos dijeron que respecto a los comicios del año entrante aún nada está claro y que por ahora no se pronunciarán.

En cualquier caso, por cuenta de esta renuncia la precampaña ya arrancó en Montería.

Contexto

Las historias más vistas en La Silla Vacia