Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Juan Pablo Pérez B. · 17 de Octubre de 2018

6485

1

La cantidad de mandatarios suspendidos en el Caribe está poniendo a prueba al presidente Iván Duque, pues en los distintos departamentos son muchos los grupos políticos pujando  para que encarguen fichas suyas. Después de designar en Cartagena y Riohacha, el turno es para la Gobernación de Córdoba.

Allí se están peleando ese encargo las casas políticas que fundaron y han liderados tres cuestionados: la del detenido exsenador Musa Besaile (quien confesó haber pagado dos mil millones de pesos para desviar una investigación por parapolítica), la del confeso ladrón de las arcas de Córdoba Alejandro Lyons y la de la exsenadora en juicio por parapolítica Zulema Jattin.

Estas dos últimas van unidas en la puja.

Los tres grupos quieren meter a sus fichas en la terna que, esta semana, el Partido de La U deberá enviar a Presidencia para que Duque elija el reemplazo del gobernador titular, Edwin Besaile, quien se encuentra actualmente suspendido y hace poco más de dos semanas fue destituido e inhabilitado en primera instancia por su presunta participación en el desfalco a la salud de los cordobeses.

Esto enfrenta al Presidente a un dilema, pues, tras haber afirmado al día siguiente de su elección que la principal bandera de su Gobierno sería “la lucha frontal contra la corrupción, la politiquería y el clientelismo”, deberá decidir si designa como mandatario, de un departamento que en los últimos años ha sido protagonista de varios escándalos de corrupción, a una persona cercana a estos cuestionados o devuelve la terna.

Todo eso con la particularidad de que los tres grupos políticos apoyaron su campaña presidencial; el lyonismo desde primera vuelta y sectores del musismo y el jattinismo desde segunda.

La pelea por la terna

El pulso por la terna lo protagonizan las fichas en el Congreso de las tres fuerzas en cuestión: Lyons cuenta con su prima, la representante Sara Piedrahita; Musa con su hermano el senador Jhony Besaile (ellos, a su vez, son hermanos del suspendido Gobernador) y Zulema Jattin con el representante Jorge Enrique ‘el Titi’ Burgos.

Todos son del Partido de La U.

Aunque llevaba ya varias semanas cocinándose, la pelea se desató el jueves de la semana pasada cuando la representante Piedrahita envió una carta al director del partido, Aurelio Iragorri.

En esta carta expresaba su apoyo al candidato propuesto por el  Titi Burgos: el contratista Darío José Oviedo Castaño, quien, como Burgos, viene de las entrañas del jattinismo.

Oviedo apoyó la campaña del Titi Burgos y, de acuerdo a la información registrada en la página Cuentas Claras del Consejo Nacional Electoral, la financió con 30 millones de pesos.

El hecho de querer incluir a una persona del movimiento de Jattin en la terna, molestó a miembros de la casa Besaile que argumentan que solamente el grupo que eligió al Gobernador puede postular aspirantes a ser designados por Duque.

En particular, quien más ha criticado esta movida ha sido el representante Erasmo Zuleta Bechara (de la cuerda del grupo de Musa) que afirmó ante un medio local que el jattinismo no tenía por qué presentar un ternado, si la Gobernación “les pertenecía” a los Besaile, como si fuera un patrimonio propio.

“Yo les pongo un ejemplo, por qué mi grupo tiene que intervenir en caso de que se suspenda un alcalde de los otros dos movimientos de La U. Si suspenden a la alcaldesa de Lorica (un municipio que, como hemos contado en La Silla Caribe, es fortín de Zulema Jattin), por qué nosotros vamos a dar nombres para una terna, cuando eso solo le corresponde al jattinismo”, aseguró Zuleta Bechara.

Además de estar ligado familiarmente con los Besaile (su hermana Rosana está casada con el suspendido gobernador Besaile), Erasmo Zuleta es hijo de la exrectora de la Universidad del Sinú, Mara Bechara, quien actualmente enfrenta un juicio por su presunta participación en el desfalco de plata de regalías en Córdoba durante la Administración de Alejandro Lyons.

Por su parte, los Besaile no han definido a quién van a poner, pero entre los que suenan están el secretario de Infraestructura, Carlos Angulo, y el director administrativo de Planeación y excandidato a la Alcaldía de Cereté, Camilo Mejía.

Desde finales de enero, tras la suspensión de Edwin Besaile, está de gobernadora encargada la Directora de Gobierno y Gestión Territorial del Ministerio del Interior, Sandra Devia, puesta por el Gobierno Santos y cercana al Partido Liberal.

Aunque, como habíamos revelado en La Silla Caribe, La U conformaría una terna para mantener el poder en Córdoba, no fue sino hasta la reciente destitución e inhabilidad por diez años que la Procuraduría sentenció contra Edwin Besaile que el tema de la terna empezó a moverse.

El director del Partido de la U, Aurelio Iragorri, nos contó que esta semana el directorio departamental enviará la terna y que él mismo estará “pendiente del tema para no enviar a una persona que no sea idónea” para el cargo.

Esta semana se sabrá, finalmente, qué sectores políticos quedaron representados en su conformación. Luego, será decisión del presidente Duque quién queda al mando del departamento de Córdoba.

El grupo ganador se quedará con la Gobernación justo ad portas de que arranque la campaña por las locales de 2019.

Comentarios (1)

Ctrl Alt Del

17 de Octubre

0 Seguidores

¡Qué lógica tan retorcida!: Que los padrinos del bandido destituido por ban...+ ver más

¡Qué lógica tan retorcida!: Que los padrinos del bandido destituido por bandido pongan al bandido siguiente. Incisos aparte, es como si le pidieran a Garavito una terna para director del ICBF o a Palacino una terna para superintendente de salud o a Sarmiento Angulo una terna para ministro de hacienda o a Uribe (Santiago) una para fiscal general de la nación. La estupidez, aliada de la corrupción.

Contexto

Las historias más vistas en La Silla Vacia