Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Juan Pablo Pérez B. · 20 de Noviembre de 2018

9730

0

Tras haber logrado apenas 52 mil votos en las pasadas legislativas, las primeras en las que participan como partido político nuevo que son, pocos dudan de que la Farc la tendrá cuesta arriba en las regionales del año entrante. En el Caribe, sin embargo, cuentan con un as cuya posible candidatura tiene cosas que mostrar.

Se trata de Milton de Jesús Toncel Redondo, mejor conocido por su nombre de guerra: Joaquín Gómez, cuya aspiración a la Gobernación de La Guajira se viene cocinando desde el año pasado, aunque aún no hay un anuncio oficial.

La Silla Caribe confirmó ayer que la posibilidad permanece y que se estaría evidenciando en la actividad social que Gómez está teniendo en la antigua zona veredal de Pondores, que podría ser parte de “su actividad proselitista”, como nos dijo una fuente conocedora.

Además, un político de izquierda de La Guajira, cuyo nombre nos reservamos a petición de la fuente, nos contó que Gómez está haciendo reuniones en su municipio, aunque todavía no campaña explícita.

Para mostrar, el exmiembro del Secretariado tiene el desarrollo que bajo su liderazgo ha alcanzado Pondores, una de las zonas veredales que se instalaron en el país para que los guerrilleros se concentraran a dejar sus armas, hoy llamadas oficialmente Espacios Territoriales de Capacitación y Reincorporación.

Allí, los farianos han logrado levantar un pueblo con pinta de prosperidad, un asunto que contrasta no sólo con las dificultades que se viven en otros espacios territoriales sino en la propia Guajira, que es el segundo departamento más pobre de Colombia.

Pondores cuenta con agua potable que sacan de un caño cerca y energía gracias a plantas de diesel pagadas por el Estado. Además de su renta básica, sus habitantes viven de proyectos agrícolas y turísticos que han podido sacar adelante como confección de vestuario, recorridos por la Serranía del Perijá, visitas a campamentos y cabañas como las que se utilizaban en la guerra y venta de tomate, yuca, pimentón, frijol y abono orgánico.

Tienen guarderías para los hijos de los exguerrilleros, casas en concreto, tiendas en las que se consiguen desayunos a diez mil pesos y almuerzos a veinte, una casa de la memoria, sastrería y fincas en las que planean construir próximamente cerca de 200 viviendas más.

Aunque no es claro si esas credenciales podrían competirles a las maquinarias y demás aspirantes guajiros, o superar el lastre de imagen de la guerrilla, este posible jugador -quien estudió ingeniería agrícola en la antigua Unión Soviética- marcaría unas regionales distintas, en un departamento en el que el extinto AD-M19 llegó a ganar la Alcaldía de Riohacha en una ocasión.

Intentamos comunicarnos con Gómez para que nos diera más detalles de su aspiración y no fue posible.

En una reciente entrevista en el programa Los Informantes,  ante la pregunta de si será o no candidato él había respondido que está “esperando que las aguas se decanten”.

Además de Gómez, suenan como posibles candidatos a la Gobernación el exdiputado liberal Idelfonso ‘Poncho’ Medina, el exdirector de Planeación Departamental Delay Magdaniel y el exdirector del DPS a nivel nacional Nemesio Roys.

Contexto

Las historias más vistas en La Silla Vacia