Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Juan Pablo Pérez B. · 27 de Noviembre de 2018

Foto tomada de Caracol Radio

5612

0

La pelea que desde hace más de un mes tiene enfrentados a los diferentes sectores del Partido de la U en Córdoba, por la terna para reemplazar al destituido e inhabilitado (en primera instancia)  exgobernador Edwin Besaile, avalado por ese partido, tuvo como ganador al hermano del exmandatario: el cuestionado Musa Besaile.

El grupo del exsenador, detenido y en juicio por haber entregado una coima para que le pararan un proceso por parapolítica, logró poner, con la ayuda del presidente de La U, Aurelio Iragorri, quien fue quien finalmente aprobó los nombres de la terna, dos de los tres aspirantes que la colectividad presentó para que el presidente Iván Duque encargue a un nuevo gobernador.  

Esos dos aspirantes son: Camilo Andrés Mejía y Orlando Medina.

Camilo Andrés Mejía fue candidato del grupo de Musa a la Alcaldía de Cereté en el 2015. Perdió, por menos de 600 votos, frente Salim Chagüi, quien nueve meses después fue destituido por el Consejo de Estado por haber tenido un contrato con la Gobernación de Córdoba poco antes de su elección.

A comienzos del 2016, el recién posesionado gobernador Edwin Besaile nombró a Mejía asesor de despacho. Renunció a ese cargo a finales de ese año para volver a aspirar a la Alcaldía de Cereté cuando, tras la destitución de Chagüi, el Gobierno decidió convocar a atípicas.

En esas elecciones volvió a aspirar con apoyo del entonces senador Musa Besaile.

Luego de volver a perder esa Alcaldía contra los Chagüi (esa vez el candidato fue el cacique local Élber Chagüi, tío de Salim), Mejía volvió a la Gobernación esta vez como Secretario de Planeación.

Luego, en julio de este año, la gobernadora encargada Sandra Devia le asignó adicionalmente las labores de secretario de Gestión Administrativa.

Orlando Medina, por otro lado, fue alcalde de Chinú del 2012 al 2015 y pertenece al grupo de los Besaile vía su relación política con el secretario General del departamento y alfil de Musa Besaile, Roberto Tirado, de quien es cuñado.

Medina entró a trabajar en la Gobernación el 8 de enero del 2016 cuando el entonces gobernador Edwin Besaile lo nombró asesor de despacho.

La tercera integrante de la terna es la Directora de Gobierno y Gestión Territorial del Ministerio del Interior, Sandra Devia, a quien el Gobierno Nacional encargó de la Gobernación desde finales de enero de este año, cuando la Procuraduría suspendió, por primera vez, a Edwin Besaile.

Su inclusión no ha caído bien en varios sectores políticos de Córdoba, debido a que se supone que Devia llegó a la Gobernación (designada por el entonces presidente Juan Manuel Santos) mientras se surtía el trámite de la terna.

Ella no es de Córdoba y tampoco milita en La U, el partido que se ganó la Gobernación (el origen de Devia es liberal).

La primera que salió a protestar por eso fue la representante de La U Sara Piedrahita (heredera política del exgobernador y confeso ladrón Alejandro Lyons), quien, como contamos en La Silla Caribe, pedía, junto con la cuestionada exsenadora Zulema Jattin, que se metiera allí a un aliado suyo.

En su cuenta de Twitter, la representante Piedrahita publicó un comunicado en el que afirma que esa terna es un “fraude” y que se hizo sin el consenso de los otros sectores de La U interesados.

Según Piedrahita, la terna desconoce el fallo de una tutela (orquestada por Zulema Jattin) que ordena a La U y a su director, el exministro de Agricultura Aurelio Iragorri, conformar la terna teniendo en cuenta a todos los congresistas de ese partido en el departamento.

Le preguntamos al exministro Iragorri quién postuló los nombres de los allegados al cuestionado Musa Besaile y nos contestó que fue él de una lista de “entre 8 y 9 nombres” que propusieron todos los sectores de La U en Córdoba, aunque el beneficiado fue un solo grupo.

Según él, fue “imposible” llegar a un acuerdo con todos los sectores políticos de La U en Córdoba, aunque dice que el representante Jorge Enrique ‘el Titi’ Burgos (del grupo de Zulema Jattin) sí estuvo de acuerdo con los nombres que se enviaron a Presidencia.

Esa versión no pudimos confirmarla con el Representante Burgos, pues no contestó nuestros mensajes.

Sobre la inclusión de Sandra Devia, Iragorri nos aseguró que la eligieron porque “ha hecho un trabajo serio y respetuoso con los cordobeses”.

La terna está ahora en Presidencia a la espera de ser evaluada por Duque, como lo ha venido haciendo en Cartagena y en Riohacha.

En manos del Presidente está que en Córdoba siga mandando el clan de un Congresista que se convirtió en uno de los símbolos de la corrupción en Colombia.

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia