Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Juan Pablo Pérez B. · 11 de Septiembre de 2018

1314

0

En los últimos días, casi no hay corrillo en Barranquilla en donde no se hable de una posible aspiración en las regionales de 2019 del exvicepresidente y exjefe negociador con el ELN, Gustavo Bell, para pelearle poder al clan Char. La Silla Caribe confirmó, sin embargo, que Bell no será candidato a nada.

La versión de una posible aspiración de Bell, en concreto a la Alcaldía, tomó fuerza especialmente el pasado 6 de septiembre, cuando Jorge Cura, el periodista más escuchado de la ciudad, aseguró:

En este caso no sólo Bell no aspirará, sino que según nos aseguraron el excandidato al Senado por la Lista de los Decentes Cristóbal Padilla y el líder nacional del petrismo Jorge Rojas, la Colombia Humana nunca le ha propuesto al exvicepresidente que sea su candidato.

El rumor lo han retomado otros medios locales.

E incluso ayer el diario impreso local La Libertad publicó una historia en la que el excandidato a la Cámara y líder de la Colombia Humana, Luis Escorcia, afirma en el título: “Bell no representa a la izquierda de Barranquilla”; algo que reforzó la hipótesis de su posible aspiración.

La figura de Bell es vista como fuerte contra los Char no solo por su trayectoria, sino porque ya una vez derrotó a la clase política de la ciudad.

Fue en el año 1991, cuando, con el apoyo de una coalición de fuerzas alternativas, se enfrentó a los políticos tradicionales que respaldaban al cacique liberal Pedro Martín Leyes y llegó a ser Gobernador del Atlántico.

La alianza que lo apoyó estaba conformada en ese entonces por el M-19, el Nuevo Liberalismo, el Movimiento de Salvación Nacional y, paradójicamente, por Voluntad Popular, el movimiento del exsenador y cacique Fuad Char, que entonces representaba la renovación política.

Contexto

Las historias más vistas en La Silla Vacia