Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Ever Mejía · 01 de Noviembre de 2019

5406

0

Los días de escrutino postelectoral suelen ser agitados en casi todos los casos, pero en Soledad, la llamada “capital mundial del fraude”, parecen un circo lleno de gritos y toda clase de personajes tratando de defender sus votos. Este año de elecciones regionales, como otros, hay ruido de posible fraude, incluso varias personas a los gritos han pedido frente a la Registraduría que se repitan las elecciones. 

Las sospechas son por varios asuntos.

En el segundo municipio del Atlántico, vecino a Barranquilla, tan importante electoralmente que es capaz de poner un representante a la Cámara, perdió el superpoderoso clan de los Char, quie llevaba varios periodos controlando esa importante Alcaldía, con su candidato William Torres.

El poder quedará en manos ahora de los grupos de los polémicos senadores Eduardo Pulgar (de La U, a quien hace varios años en una época electoral le encontraron en la oficina cientos de cédulas) y Laureano 'el Gato volador' Acuña (considerado "el mejor comprador de votos" del Atlántico, como lo contamos en un perfil, y salpicado en el caso de compra de votos de la excongresista Aída Merlano).

Ellos ganaron con sus candidato Rodolfo Ucrós (avalado por los partidos Centro Democrático, Conservador y La U), con apoyo también del senador Efraín 'Fincho' Cepeda y el diputado de Cambio Radical Sergio Barraza. 

Como contamos, Ucrós está investigado por la Procuraduría, junto a otros 16 concejales del periodo 2012-2015, por supuestamente haber violado las normas al darle facultades al entonces alcalde Franco Castellanos para comprometer vigencias futuras y modificar el contrato de aseo en Soledad.

En la coyuntura de su triunfo, estos son los puntos que ayudan a entender las suspicacias sobre lo que está pasando en Soledad:

1. El allanamiento a una casa por posible compra de votos

El lunes, día después de las elecciones regionales, a las cinco de la tarde y tras denuncias de supuesta compra de votos, el CTI de la Fiscalía allanó la casa y sede de campaña de la candidata al Concejo Elaine Cabrera, quien respaldó al mandatario electo Rodolfo Ucrós y sacó la votación más alta en el cabildo de Soledad.

Ella hace parte del grupo de Fincho Cepeda. 

El fiscal (e) Fabio Espitia dijo que le encontraron más de 13 millones de pesos en efectivo, un listado de votantes, cinco computadores y unos contratos de prestación de servicio entre una supuesta bolsa de empleo y unas personas que debían darle "apoyo logístico" el día de las elecciones.

Del momento del allanamiento han circulado videos en los que se ve a varias personas, que aparentemente trabajaron en esa campaña, agolpadas en los alrededores de la casa gritando: “¡Qué nos paguen, qué nos paguén!”. 

La campaña de esta concejal estuvo controlando a sus votantes en puestos de control informales, alrededor de los puestos de votación oficiales, identificados con un distintivo con las letras JC, que significan Julio Cabrera, quien es concejal saliente y además el padre de la política en líos.

2. La ola de camisetas blancas el domingo de elecciones

El segundo hecho sospechoso de Soledad es que el día de las elecciones el municipio se llenó de personas vestidas con camisetas blancas que, según nos dijeron cinco políticos locales y una persona que nos aseguró fuera de micrófonos que vendió el voto, eran de la campaña de Rodolfo Ucrós. 

La fuente que nos contó que vendió el voto nos dijo que la contactó una líder barrial llamada Karina Jiménez hace dos meses y que le dieron 55 mil pesos a cambio de votar por Rodolfo Ucrós a la Alcaldía, Elaine Cabrera al Concejo y Federico Ucrós a la Asamblea.

Por aparte, el candidato perdedor charista William Torres nos detalló que el modus operandi de los de camisetas blancas era llegar a los puestos de votación a obstaculizar a los votantes que no tuvieran la ropa del mismo color y, por eso, se podía ver que varios de blanco volvían a hacer la fila otra vez.

Ese día, en La Silla desde Soledad registramos a un bus que transportaba personas vestidas de blanco con cédulas en mano.   

La movida de los camiseta blanca también fue señalada durante la jornada por una de las emisoras de los Char.

3. Las sospechas sobre Pulgar

El senador Eduardo Pulgar no sólo es el padrino del nuevo mandatario de Soledad, sino además su cuñado y el gran ganador con su elección. El Congresista tiene encima varios ruidos y es considerado un símbolo del clientelismo y la política tradicional. 

En 2003 fue noticia siendo concejal porque, previo a unas elecciones regionales, le aparecieron en su oficina 112 cédulas y casi dos millones de pesos en billetes de 20 mil. 

También, estuvo siete años inhabilitado tras haber sido sancionado en 2007 por haber participado en el 2000, junto a otros concejales, en una supuesta defraudación millonaria de las arcas de Barranquilla, calculada en más de 5 mil millones de pesos. 

En el 2014 esa sanción le fue revocada, sin embargo, por el entonces procurador Alejandro Ordóñez en medio de ruidos de supuesto intercambio de favores, debido a que la esposa de Pulgar, Karime Motta (en ese momento senadora,) había votado a favor de la reelección de Ordóñez. 

En estas elecciones, su ficha al Concejo de Barranquilla Ernesto Crissien está siendo acusado en estos días de posibles irregularidades por otra candidata llamada Esther Molinares, quien asegura que hubo un "salto de canguro" a favor de Crissien.

Según le dijo Molinares a La Silla Caribe y a varios medios, cuando iba el 75 por ciento del preconteo ella estaba entrando como tercera concejal del Partido de La U y en 17 minutos Crissien la sobrepasó en 880 votos en la zona del barrio Santo Domingo. 

4. Las sospechas sobre el Gato volador

Haciendo equipo con Pulgar, el otro ganador con el triunfo de Ucrós en Soledad es el senador conservador a quien llaman el Gato volador porque supo volar del cuestionado clan Gerlein, en donde comenzó siendo un mochilero (líder barrial que amarra los votos en los barrios), a crear un grupo propio. Sobre sus prácticas también hay ruidos.

Aparte de ser considerado un maestro en el amarre de los votos, como lo hemos detallado, Laureano Acuña hace parte de la lista de 17 personas que la Corte Suprema pidió investigar en la primera sentencia condenatoria por compra de votos contra un congresista de Colombia (la condena de Aída Merlano).

Acuña, de hecho, tiene una historia política parecida a la de Merlano, quien también empezó su carrera como líder barrial de los Gerlein. 

La esposa de este Senador, Merly Miranda, sacó en Soledad 4.500 votos a la Asamblea. 

Su grupo, además, ganó cinco de las siete alcaldías que consiguieron los conservadores en el Atlántico: Malambo, Palmar de Varela, Piojó, Repelón y Manatí.

En Malambo el alcalde electo se llama Rummenigge Monsalve, cuya campaña hizo movidas como pagarles 20 mil pesos a las personas que los acompañaran a hacer caminatas y manifestaciones, como nos lo aseguraron por aparte varias personas del pueblo que lo vieron. 

La esposa de Laureano Acuña fue la diputada más votada en ese municipio.

5. Los llamativos escrutinios

La Silla Caribe estuvo ayer en la Institución Educativa Técnico Industrial del Atlántico (Itida), donde se llevan a cabo los escrutinios de Soledad y pudo ver la multitud de testigos electorales que se agolpaban para que verificar que a su respectivo candidato no le aparecieran menos votos que en el preconteo y alguna campaña contraria no hiciera el popular "salto de canguro". 

“Entré con lo justo, todavía estoy colgando, allá dentro está mi gente para que ninguno más vivo me vaya a sacar”, nos dijo en el patio del Itida un líder político que llevó candidato al Concejo. 

Más allá de eso, en estas horas cruciales han sucedido varias cosas llamativas. 

La primera ocurrió el mismo domingo de elecciones cuando aparentes funcionarios de la Registraduría ingresaron con bolsas de votos después de 11 de la noche, lo que alarmó a los testigos electorales que se encontraban en el recinto. 

Así circuló por redes: 

El día martes en Itida se presentó en horas de la noche la secretaria de Salud de Soledad Emilia Elitin, quien según reportaron varios medios y según nos aseguraron dos personas que estuvieron en el lugar, estaba en un estado que parecía de embriaguez y así intentó manipular material electoral.

Puntualmente, eso nos lo aseguró en micrófono el testigo de Cambio Radical Adiel Pérez, quien detalló que la funcionaria supuestamente intentó abrir el candado de una de las comisiones (cajas grandes de aluminio donde se guardan las bolsas con los votos). 

En el recinto también se presentaron enfrentamientos entre los testigos electorales por presuntas irregularidades en el conteo de votos, que obligó a las autoridades a convocar un Consejo de Seguridad para controlar el escrutinio.

Así lo anunció el alcalde saliente Joao Herrera: 

Por todo esto, un grupo de ciudadanos se presentaron en la Registraduría del municipio a protestar y a pedir nuevas elecciones. 

Contexto

Las historias más vistas en La Silla Vacia