Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Camila Del Villar · 09 de Octubre de 2018

Alexa Henríquez, alcaldesa encargada de Riohacha.

2899

0

El vargasllerismo se anotó un gol el pasado viernes cuando el presidente Iván Duque designó como alcaldesa encargada de Riohacha a una arquitecta de la cuerda de Jorge Enrique Vélez, el vargasllerista exdirector de Cambio Radical y hoy presidente de la Dimayor.

La celebración de la anotación, sin embargo, no durará mucho, pues, en el mismo decreto en el que Duque designa a Alexa Yamina Henríquez Lúque, el Primer Mandatario convoca a elecciones atípicas en la ciudad para el próximo 2 de diciembre.

Que en Riohacha habría atípicas, lo habíamos revelado en La Silla Caribe  hace unas semanas.

Henríquez fue elegida por Duque de una terna presentada por Cambio Radical.

Ella llega a ocupar el cargo por el que han pasado siete funcionarios desde enero de 2017, cuando el alcalde titular Fabio Velásquez (elegido con aval de Cambio Radical) fue capturado por presunta corrupción en la entrega del PAE. Velásquez ya fue inhabilitado y destituido por la Procuraduría y su proceso penal se encuentra sin resolver.

El vaso comunicante con el vargasllerismo

Como lo habíamos contado en La Silla Caribe, Alexa Henríquez llegó a la terna presentada el 12 de septiembre al Ministerio de Interior impulsada por Jorge Enrique Vélez, entonces jefe de Cambio Radical y alfil del exvicepresidente Germán Vargas Lleras.

El vaso comunicante entre ellos se evidencia en que, en julio de 2016, siendo gobernador encargado de La Guajira, el exdirector de Cambio Radical nombró a Henríquez en dos puestos, como directora operativa de la Dirección de Vivienda y Medio Ambiente de La Guajira y luego como directora del Departamento Administrativo de Planeación en el departamento.

Fuentes de La Guajira cercanas al partido aseguraron que, desde los inicios de su carrera como funcionaria pública y dentro de Cambio Radical, la hoy mandataria ha sido cercana a Vélez.

Luego Henríquez se vinculó como asesora delegada de Tierras de la Superintendencia de Notariado y Registro donde Jorge Enrique Vélez fue Superintendente hasta el 2017.

La alcaldesa arquitecta tiene maestría en Urbanismo, Planificación y Desarrollo Territorial, fue candidata al Concejo de Riohacha por el partido MIO en 2011, y en 2013 fue directora de Mujer, Juventud, Infancia y Adolescencia en la Secretaría de Desarrollo Social de Riohacha, durante el mandato de Rafael Ceballos.

Al igual que hizo para designar Alcalde en Cartagena, Duque decidió entrevistar a los ternados con la observación del respectivo partido (en este caso, de Germán Córdoba, secretario general de Cambio Radical) y de la sociedad civil (una delegada de la Cámara de Comercio de La Guajira).

Los otros candidatos eran Iván Fuentes Acosta, exprocurador judicial y cercano al magistrado conservador del Consejo Nacional Electoral Jaime Lacouture Peñaloza; y Rubén Fuentes Aragón, ganadero y candidato del directorio del partido en La Guajira.

Atípicas millonarias para un alcalde de 10 meses

La decisión de Duque de convocar atípicas no sólo deja a Cambio Radical sin tener segura la Alcaldía, sino al Distrito sin estabilidad y en medio de un debate.

Esto último porque las elecciones en la capital del segundo departamento más pobre del país le costarán al Estado una plata que aún la Registraduría no define porque está haciendo las cuentas para hacer la solicitud a Hacienda. Además serían apenas para un periodo de 10 meses, pues se vienen las regionales de 2019.

La ley señala que las atípicas se pueden convocar siempre y cuando la falta absoluta de un mandatario se presente mínimo 18 meses antes de la siguiente elección.

Como lo contamos en La Silla Caribe, lo que conceptuó la secretaría jurídica del Ministerio del Interior es que, como la falta absoluta del alcalde Fabio Velásquez (su destitución fue en abril) se presentó exactamente 18 meses antes de las regionales del año entrante, este requisito se cumple.

El asunto ahora es ver si en la ciudad hay alguien interesado en invertir en una campaña para gobernar menos de un año.

Un político importante del departamento nos dijo que ya hay algunos nombres que empiezan a moverse, pero bajo la expectativa de gobernar más tiempo a la luz de la iniciativa que se mueve en el Congreso que busca ampliar el periodo de los actuales alcaldes y gobernadores para unificarlo con el del Presidente.

Ese proyecto de acto legislativo, no obstante, es aún incierto, pues apenas arranca su carrera en el Legislativo y está lleno de polémica.

Por ahora, queda esperar la llegada de Hernández a la silla más importante de Riohacha y cómo se empiezan a destapar las cartas de quienes se pelearán el poder en una ciudad en la que los alcaldes van y vienen como en un juego de ping pong.

Contexto

Las historias más vistas en La Silla Vacia