Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Ever Mejía · 25 de Abril de 2019

Álvaro Uribe junto al senador Honorio Henríquez, la directora nacional del Centro Democrático Nubia Stella Martínez, las senadoras María del Rosario 'Charo' Guerra y Ruby Chagüi y la directora del partido en Córdoba María Teresa Haddad en una convención del uribismo en Montería en enero de este año.

6686

0

Presidencia publicó este lunes la hoja de vida del que será el nuevo embajador de Colombia en Panamá. Se trata de Eduardo Burgos Martínez, un cardiólogo que no tiene experiencia diplomática ni trayectoria política, pero está casado con la directora del Centro Democrático, el partido del Presidente, en Córdoba.

Ella sí tiene trayectoria política. Es la empresaria cordobesa María Teresa Haddad, quien desde el 2004 ha acompañado al uribismo y es amiga personal del expresidente y senador Álvaro Uribe. También es cercana al presidente Iván Duque.

De hecho, ella y su esposo Eduardo lo apoyaron desde que era precandidato presidencial y le hicieron campaña en Córdoba.

Lo que La Silla Caribe averiguó sobre este nombramiento es que, desde el principio, estaba pensado para Haddad o alguien cercano a ella.

La primera opción no fue Burgos Martínez, sino, como trascendió en medios, el exsenador uribista Daniel Cabrales, quien se quemó en las pasadas elecciones con 11.259 votos.

Cabrales es yerno de María Teresa Haddad.

Su designación nunca se concretó y lo que se dice en el Córdoba político es que eso tuvo que ver con la investigación que el año pasado le abrió la Corte Suprema a Cabrales dentro del escándalo de corrupción en ese departamento conocido como "el cartel de la hemofilia", en el que fueron saqueados los recursos de la salud de los cordobeses.

Haddad nunca quiso aceptar el cargo para ella porque está dedicada al sector privado.

Al final, el nombrado fue su esposo Eduardo Burgos. 

Intentamos comunicarnos con el Ministerio de Relaciones Exteriores para preguntar por los criterios del nombramiento, pero hasta la publicación de esta historia no obtuvimos respuesta.

Por su parte, María Teresa Haddad nos dijo que no dará declaraciones al respecto hasta que se publique el decreto que lo designe oficialmente.

El nombramiento del cardiólogo Eduardo Burgos ratifica que, como hemos contado, en el Gobierno Duque las embajadas siguen siendo usadas como premio para uribistas que le hicieron campaña al Presidente o un salvavidas para aquellos que se quemaron en elecciones.

Contexto

Las historias más vistas en La Silla Vacia