Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por LaSillaVacia.com · 06 de Febrero de 2018

Cielo Gnecco Cerchar y Germán Vargas Lleras, junto al candidato a la Cámara por La U Eliécer Salazar y dos políticos locales.

4994

2

En su gira Caribe de la semana pasada, Germán Vargas Lleras demostró en Sucre que es uno de los candidatos presidenciales con más caciques costeños a su lado, como lo contamos.

 

Pero las maquinarias no sólo le llenaron plaza en tierras sucreñas, también lo hicieron en el Cesar, en cabeza de la mandamás del polémico clan Gnecco: Cielo Gnecco Cerchar o “Doña Cielo”, como le llaman muchos.

En ese departamento, en el que presentó su propuesta para la cultura, Vargas cuenta con el respaldo de casi toda la clase política: los partidos de La U, Conservador y Cambio Radical, que es el suyo.

Sin embargo, la logística de su correría por Valledupar, incluyendo buena parte de la convocatoria, estuvo a cargo de Doña Cielo y su grupo, que de hecho tienen alianzas con todos esos partidos.

Los Gnecco oficialmente están en La U porque allí tienen a su senador (José Alfredo Gnecco, sobrino de Cielo) y al gobernador (Franco Ovalle, uno de los mejores amigos de Vargas). Pero también han hecho pactos políticos con los representantes a la Cámara del vargasllerismo (Eloy ‘Chichi’ Quintero), de los godos (Ape Cuello) y del viejo PIN (Fernando de la Peña), y son considerados “jefes políticos” de muchos.

A la Presidencia van con Vargas y así lo dejaron claro hace unos días al haber sido determinantes para que ese candidato llenara con casi 10 mil personas el parque Primero de Mayo del valle.

Doña Cielo fungió como anfitriona: movilizó a sus líderes, estuvo al tanto de detalles de la organización como el transporte y los refrigerios y compartió con Vargas en tarima, como nos lo detalló un político que estuvo presente.

“Cielo organizó y tuvo todo siempre bajo control, fue la dueña de la batuta, ella es una berraca para eso”, dijo la fuente.

Además de Valledupar, Vargas visitó los municipios de Becerril, Codazzi, La Paz y San Diego, y en todas sus manifestaciones públicas se vieron espontáneos y líderes de las estructuras cesarenses que lo respaldan.

Los más descrestadores fueron los Gnecco, polémicos por tener entre sus miembros a varios condenados (como por ejemplo el exgobernador Lucas Gnecco y el exsenador Pepe Gnecco, por irregularidades en la contratación y por haber firmado el pacto de Ralito con los paramilitares, respectivamente).

Al hijo de Doña Cielo: el exgobernador Luis Alberto Monsalvo Gnecco, de La U, le imputaron cargos por corrupción al sufragante el año pasado.

Comentarios (2)

Wolfang Pérez

05 de Febrero

0 Seguidores

Definitivamente a los costeños les gusta que los roben, los desangren las mis...+ ver más

Definitivamente a los costeños les gusta que los roben, los desangren las mismas ratas politiqueras que se han enriquecido con la plata del pueblo. Les gusta ser cada día más pobres y miserables, ya que siguen admirando y votando por las mismas alimañas, por los mismos rufianes , ratas y pícaros de este pais. Es la felicida de los costeños, vivir en la pobreza y el abandono¡¡¡¡

guig

07 de Febrero

0 Seguidores

su opinión es igual a afirmar que " a las mujeres les gusta que les peguen", ...+ ver más

su opinión es igual a afirmar que " a las mujeres les gusta que les peguen", no es de gustos es de circunstancias. Por lo demás incurre en varios tipos de falacias: non sequitur, cherry picking, ad continuum, de asociación, etc.

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia