Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Juan Pablo Pérez B. · 14 de Agosto de 2019

4786

0

Por casi treinta años, la cara del conservatismo en las islas de San Andrés, Providencia y Santa Catalina fue Julio Gallardo Archbold. Hoy, golpeado por sus líos judiciales en el cartel de la toga y por quemarse en las elecciones del año pasado, el Exrepresentante intenta reencauchar su grupo político vía su sobrino que aspira a la Gobernación del Archipiélago.

Lo hace, no obstante, con el sello del Partido Liberal, partido al que se enfrentó en las urnas por tres décadas y en donde militaban sus grandes rivales.

Su sobrino y candidato es el empresario Nicolás Gallardo Vásquez, quien no tiene trayectoria política y cuenta con los avales del Partido Conservador, del Liberal y del Centro Democrático.

Pese a ser de origen godo, el exrepresentante Gallardo, quien hace tres semanas fue imputado por el delito de cohecho por dar u ofrecer en el marco de la investigación del llamado ‘Cartel de la Toga’, nunca militó oficialmente en el Partido Conservador, sino que lleva 20 años liderando un movimiento que representa al conservatismo. 

Ese movimiento se llama  ‘Integración Regional’ (IR) y con éste se eligió desde 1994 al Congreso y lanzó candidatos a la Gobernación y listas a la Asamblea.

Hoy, ese movimiento está metido de lleno en la campaña de Nicolás Gallardo y lo ha acompañado a varios eventos.

Por ejemplo, en su inscripción como candidato el pasado 23 de julio en la Registraduría de San Andrés.

El candidato Gallardo también asistió al evento llevado a cabo el sábado pasado en el Hotel Sol Caribe en el que el gallardismo de su tío presentó su lista a la Asamblea.

Allí el sobrino Gallardo le alzó la mano a toda la lista del IR a la Asamblea. En esa lista están dos de los principales alfiles de Julio Gallardo: los diputados de Integración Regional ‘Capitán’ José Mitchell y Carlo Domingo Gallardo (hijo de Julio Gallardo).

Además de su tío, otro de los principales apoyos que tiene Nicolás Gallardo es el de la primípara representante liberal Elizabeth Jay-Pang, quien se convirtió el año pasado en una de las superpoderosas de las islas y fue quien le ayudó a conseguir el aval de los liberales.

Como contamos en La Silla Caribe, Jay-Pang lidera un grupo propio y se convirtió en la cabeza del liberalismo isleño, luego de la debacle del clan Housni que controló la Gobernación por siete años.

El clan de los Housni, cuyo líder era el exrepresentante Jack Housni, fue el principal superpoder liberal de las islas desde el 2011, cuando ganó la Gobernación con su candidata Aury Guerrero.

En el 2015, mantuvieron el poder en San Andrés al elegir gobernador a Ronald Housni, hermano de Jack.

La caída empezó el año pasado cuando su candidata a la Cámara, la exgobernadora Aury Guerrero (Jack no aspiró, pues al ser su hermano gobernador estaba inhabilitado), se quemó con 2.267 votos.

En abril del año pasado, el entonces gobernador Ronald Housni fue suspendido por la Procuraduría por presuntas irregularidades en la contratación. Seis meses después, los exgobernadores Housni y Guerrero fueron capturados por la Fiscalía por supuestos actos de corrupción durante sus respectivos periodos.

Pese a vestir actualmente de rojo, Jay-Pang viene de las entrañas del grupo del exrepresentante Julio Gallardo, pues, como contamos, fue la cabeza del Sena en San Andrés por casi 15 años como como cuota suya. Además, su esposo el empresario Norbert Vonblon es un viejo militante del gallardismo.

Le escribimos al candidato Nicolás Gallardo para obtener su versión sobre el apoyo que le está dando a su campaña la estructura política de su cuestionado tío y, hasta el momento en que publicamos esta historia, no recibimos respuesta.

Por ahora, los isleños empiezan a ver cómo se calienta una campaña en la que, por primera vez, los Gallardo no se enfrentarán a los liberales, sino que, juntos, intentarán poner al próximo gobernador que se sentará en el Coral Palace.

Contexto

Las historias más vistas en La Silla Vacia