Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Juan Pablo Pérez B. · 10 de Octubre de 2018

3317

0

Esta semana se sacudió el San Andrés político con la captura del gobernador titular Ronald Housni (liberal) y de otras diez personas (entre ellas la exgobernadora del grupo Housni, Aury Guerrero, seis funcionarios de la Gobernación, dos contratistas y un particular) por presunta corrupción. Dentro de ese proceso la Fiscalía compulsó copias a la Corte Suprema para que investigue al exrepresentante, también liberal, Jack Housni, hermano de Ronald.

Este golpe de la justicia pone a tambalear a la principal fuerza política de las islas y termina fortaleciendo al emergente representante de Cambio Radical, Jorge Méndez, quien es aliado del poderoso grupo Char de Barranquilla.

Mucho más teniendo en cuenta que este año también resultó golpeado, en términos electorales y mediáticos, la otra fuerza política de San Andrés: la del exrepresentante del Movimiento de Integración Regional (MIR) Julio Gallardo.

Gallardo se quemó en su intento de volver al Congreso por quinta vez consecutiva y, además, la Corte le abrió indagación preliminar por su presunta participación en el cartel de la toga.

En enero de este año, la Corte Suprema le abrió una investigación preliminar al entonces representante Julio Gallardo al ser mencionado por el corrupto exfiscal anticorrupción Gustavo Moreno, como uno de sus supuestos clientes dentro del llamado cartel de la toga.

Dos meses más tarde, en las elecciones legislativas, los 3.033 votos que obtuvo la lista de su Movimiento de Integración Regional (MIR) no le alcanzaron para conservar la curul que tuvo en la Cámara de Representantes por 20 años.

En cuanto a los Housni, el pasado 20 de abril la Procuraduría suspendió por tres meses al Gobernador por presuntas irregularidades en la renovación del contrato que tenía la Gobernación con la IPS Universitaria de Antioquia para la administración del hospital Clarence Lynd Newball Memorial, cuyo mal estado tiene a la isla en medio de una crisis de salud.

Tres días más tarde, el procurador Fernando Carrillo volvió a suspender al mandatario por otros diez meses por haber suscrito con la Cámara de Comercio un convenio para la celebración del Green Moon Festival sin que la entidad supuestamente contara con la idoneidad para ejecutar el objeto contractual.

Para rematar, el lunes pasado, la Fiscalía capturó al mandatario y a otras personas dentro de un caso de corrupción en el que supuestamente la Gobernación entregaba contratos a cambio de coimas.

La Fiscalía tambien anunció que imputará al Gobernador y a su sucesor y aliado: el gobernador (e) Alain Manjarrés los delitos de contrato sin cumplimiento de requisitos legales y peculado por apropiación por las presuntas irregularidades cometidas en la entrega de tres contratos con una “fundación fantasma”.

El poder que emerge

En medio de las turbulencias de los Housni y los Gallardo, empieza a emerger la fuerza política de Jorge Méndez, quien no sólo se quedó con una de las dos credenciales a las que tiene derecho la isla en la Cámara, sino que ahora le apostará a ir por la Gobernación en las locales del año entrante.

Méndez sorprendió al país al sacar la votación más alta en San Andrés (6.876 votos).

Como contamos en La Silla Caribe , él lidera un grupo propio en las islas y fue apoyado por los Char (su fórmula al Senado fue el senador barranquillero y alfil charista Antonio Zabaraín).

Ahora hace parte de la poderosa bancada propia de once congresistas que tiene este grupo en el Congreso.

Para las regionales del año entrante, el representante charista apoyará a Everth Hawkins Sjogreen, quien ya fue candidato a la Gobernación de las islas en las elecciones del 2015.

En esa ocasión, Hawkins aspiró con el aval de Opción Ciudadana, que obtuvo vía la entonces senadora Doris Vega (esposa del parapolítico Luis Alberto 'el Tuerto' Gil), y sorprendió al departamento al sacar 5.415 votos y quedarse con el tercer lugar, ganándole a Susanie Davis Bryan, la candidata del entonces representante Julio Gallardo.

Hawkins es abogado, especialista en Derecho Administrativo y en Gestión de Entidades Territoriales.

Fue Secretario General de la Gobernación durante las dos gobernaciones de Álvaro Archbold, que hace parte de una disidencia al interior del liberalismo, (2001-2003 y 2004-2007) y Secretario de Hacienda, del 2009 al 2011, en la Gobernación de Pedro Gallardo, de la casa Gallardo.

También ha trabajado como Director Jurídico en la Cámara de Comercio y en el Inpec en San Andrés y como asesor en Coralina, la entidad ambiental en las islas, y en la Alcaldía de Providencia.

Para las pasadas legislativas, selló una alianza con Jorge Méndez que consistió en que el primero apoyaría al segundo en su candidatura a la Cámara a cambio de que el hoy congresista le devolviera el favor llevándolo a la Gobernación en 2019.

De acuerdo a lo que el mismo Hawkins nos contó, todavía no ha definido si se lanza con el aval de Cambio Radical, para luego hacer una coalición con otros partidos, o si se va por firmas.

Sea cual sea la decisión que tome en los próximos meses, lo seguro es que Hawkins, con el apoyo del naciente poder de Jorge Méndez, será uno de los protagonistas de las próximas regionales en el Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, en donde el tablero del ajedrez del poder fue sacudido por la justicia.

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia