Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Juan Pablo Pérez B · 15 de Octubre de 2019

Foto tomada de Revista Zetta

7146

0

El Centro Democrático, y sus principales candidatos en Bolívar, siguen apoyando la candidatura a la Gobernación de Vicente ‘Vicentico’ Blel (avalado por los conservadores, el uribismo, La U, el Partido Liberal y ASI), hijo y carta del parapolítico Vicente Blel para quedarse con el principal puesto de poder del departamento.

Esto, pese a que el pasado 25 de septiembre el partido emitió un comunicado anunciando que dejaría de respaldarlo, tras los audios, revelados por la W, en los que se muestra la injerencia del parapolítico Blel en la contratación de Bolívar y se evidencia que es él quien maneja la campaña de su hijo, un asunto que ya habíamos contado en mayo en La Silla Caribe.

El retiro del apoyo también lo anunció en medios la propia directora del partido, Nubia Stella Martínez.

En una entrevista con la W aseguró que si hubiese conocido las grabaciones no hubiera dado el aval y que averiguarían con la Procuraduría cómo hacer para quitárselo.

Sin embargo, hoy, sus candidatos a los principales cargos del departamento siguen haciendo campaña con Blel.

Una muestra de esto es que el pasado martes hubo en Cartagena un evento organizado por los candidatos del Centro Democrático Luis Roberto Ballestas, al Concejo cartagenero, y Luis Eduardo Guardela, a la Asamblea de Bolívar, en donde se montaron a la tarima con Vicentico Blel.

Al evento también asistió el candidato a la Alcaldía cartagenera, Fernando Araújo Perdomo, quien, no obstante, no posó con Blel.

Sin embargo, su hijo, el senador Fernando Araújo Rumié, cabeza del uribismo en Bolívar, le dio un ‘Me gusta’ en Instagram a la publicación de la foto que se tomó con Vicentico el aspirante Ballestas.

Del mismo modo, el único diputado que tiene el uribismo en Bolívar, el abogado Mario Del Castillo, quien este año busca su reelección, le dijo a La Silla Caribe que, pese al anuncio del partido de quitarle el apoyo a Vicentico, lo sigue respaldando, pues en el momento se encuentran en “un limbo jurídico”.

“Estamos esperando directrices del partido, porque hay un limbo jurídico. En el sentido que el partido Centro Democrático coavaló a Vicente, pero, posteriormente, hay un comunicado en el que le quita el apoyo. Entonces, estamos a la espera de las directrices del partido”, nos dijo.

No obstante, la directora del Centro Democrático, Nubia Stella Martínez, afirmó que la directriz del partido es, en efecto, quitarle el apoyo a Vicentico Blel y, así, se lo comunicó al directorio en Bolívar. Nos aseguró, también, que desconocía que hubiese candidatos que todavía estuviesen respaldando a Blel.

“Yo envié una carta a la Registraduría diciendo que el partido le quitaba el apoyo político a Vicente Blel, pero, hoy en día, según la ley, no se puede revocar un aval. A raíz de esto, en el Centro Democrático queremos presentar un proyecto de ley para cambiar esto”, nos dijo.

Por su lado, el senador Araújo, cabeza del uribismo en el departamento, nos confirmó que la directriz del partido es quitarle el apoyo político, pero que, debido al vacío legal, el directorio tomó la decisión de dejar a sus candidatos en libertad y dejar el apoyo a Blel como un asunto de “objeción de conciencia”, pues no pueden apoyar a otro candidato porque podrían incurrir en doble militancia.

Mientras tanto, Vicentico Blel, con la fuerza que le da el respaldo del uribismo y la maquinaria de los políticos tradicionales del departamento (varios de ellos condenados), va rumbo a convertirse en el nuevo gobernador de Bolívar en las elecciones del próximo 27 de octubre.

En ese camino ha ido llenando los pueblos del departamento de letreros en los que omite su apellido: Blel, mostrándose, así, como un Vicente más y no como Vicente Blel, el hijo que lleva el mismo nombre de un padre que fue condenado por sus nexos con los paramilitares, que controla parte de la contratación del departamento y que, ahora, dirige su campaña.

Contexto

Las historias más vistas en La Silla Vacia