Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Valentina Gualtero · 13 de Abril de 2019

4020

0

Guillermo Enrique Torres Cueter, exnegociador de los Acuerdos de Paz de La Habana por parte de la antigua guerrilla de las Farc y cuyo nombre en la guerra era Julián Conrado, quiere irrumpir como novedad de las regionales de octubre en un municipio bolivarense dominado hasta ahora por Cambio Radical y el Partido Liberal.

Conocido nacionalmente como “el cantante de las Farc”, debido a que en el tiempo en que estuvo en la guerrilla, además de aprender a tocar guitarra, se dedicó a componer canciones; Torres inscribió un comité promotor de firmas llamado Amor por Turbaco para intentar lanzarse en ese pueblo, a 20 minutos de Cartagena.

Él es oriundo de Turbaco y lleva ya unas dos semanas recorriendo barrios en busca de las 13.160 firmas que necesita válidas para ser candidato, aunque asegura que espera llegar a las 30 mil.

Por ahora, su aspiración no tendrá el aval del partido Farc (un asunto que le hubiera garantizado la candidatura sin necesidad de que le aprueben firmas) porque, según nos dijo, prefiere ser avalado por la gente. Preguntamos en ese partido y nos dijeron que no sabían si había alguna razón en particular.

Torres se enfrenta a la particularidad de haber dejado Turbaco desde hace más de 30 años, cuando ingresó a las Farc, lo que lo hace una figura política prácticamente desconocida para las generaciones nuevas del pueblo.

A eso se suma que Turbaco está dominado políticamente por Cambio Radical (que puso al actual alcalde Antonio Victor Alcalá, que es de la cuerda de la senadora Daira Galvis) y el Partido Liberal (del representante y exalcalde turbaquero Silvio Carrasquilla, el congresista más votado allí en las últimas legislativas).

Frente a esa clase política tradicional, “el cantante de las Farc” se presentará como una alternativa para solucionar los problemas históricos de corrupción y fallas en el suministro de agua potable que aquejan al municipio.

Sin embargo, en esta empresa electoral que emprende también deberá esperar a ver cómo se resuelve su situación frente a la Jurisdicción Especial para la Paz JEP, que lo citó para el próximo 29 de abril en el marco del caso 001, que busca escuchar a los 31 exjefes que pertenecieron al Estado Mayor Central, con el fin de investigar el secuestro, los homicidios y las desapariciones forzadas por parte de las Farc.

Contexto

Las historias más vistas en La Silla Vacia