Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Carlos Hernández Osorio · 10 de Abril de 2019

5602

2

Todo indica que el 26 de mayo no habrá consulta para elegir candidato único de la centroderecha a la Alcaldía de Bogotá.

Este viernes se vence el plazo para que los partidos que se inscribieron para participar en consultas le digan al Consejo Nacional Electoral si se arrepintieron, y lo más probable, según estaban las cosas al cierre de esta historia, es que el Centro Democrático se eche para atrás porque su candidata, Ángela Garzón, prefiere una encuesta, como lo viene diciendo desde hace semanas.

Eso de entrada implica que el que sería su contendor, Miguel Uribe Turbay (candidato por firmas y del Partido Liberal), pierde un primer asalto en la carrera por el Palacio Liévano, teniendo en cuenta que es el principal promotor de esa consulta.

Al tiempo, le da un chance al exministro David Luna de meterse en la puja más adelante, cuando regrese al país, sin que los otros dos le cojan mucha ventaja.

 

El asalto que pierde Uribe Turbay

La principal razón de Miguel Uribe Turbay para promover la consulta es que considera que como pone a la gente a votar, es un mecanismo democrático que legitima al ganador porque con la encuesta mucha gente se siente excluida.

Sin embargo, detrás también hay un asunto práctico, y es que en un domingo frío electoralmente como el 26 de mayo en el que no habrá otras elecciones que jalonen la votación, Uribe Turbay tiene la capacidad de movilizar votos gracias a que tiene una estructura de base no sólo gracias al Partido Liberal, sino de ediles y líderes de juntas de acción comunal de otros partidos como Cambio Radical y La U con los que hizo buenas migas como Secretario de Gobierno de Enrique Peñalosa y que, como contamos, le ayudaron a recoger las 400.000 firmas que presentó a la Registraduría para inscribir su candidatura.

Esa es una ventaja frente a Garzón porque aunque ella ganó la encuesta que hizo su partido para elegir candidato, no tiene asegurado que el uribismo en bloque se le mueva en una consulta. Esto porque en esa encuesta precisamente perdió entre los militantes del partido.

Sin embargo, como sólo resultaron ella y Uribe Turbay como posibles candidatos para una consulta, ella se quedó con la sartén por el mango al negarse a participar, pues lo dejó sin contraparte.

Garzón le da un seguro al uribismo

Garzón se bajó de la consulta prácticamente apenas fue designada candidata del Centro Democrático, en febrero.

Su principal argumento es que es muy costosa (cerca de 40.000 millones de pesos), pero también pesan otros factores, como que finalmente moverían pocos votos y, sobre todo, excluirían a Luna y otros posibles aspirantes afines. “No se debe dejar a nadie por fuera o estaríamos cometiendo un error”, dice.

Desde hace más de un mes La Silla Cachaca ha llamado y le ha escrito a Garzón para hablar sobre este tema, pero no nos ha contestado. Una fuente cercana a ella nos dijo: “Ángela y David prefieren encuesta y falta ver si entran más candidatos. Lo importante es negociar con argumentos y no imponerse, de eso se trata. Entonces no hay nada cerrado, pero van 2 a 1 (frente a Uribe Turbay)”.

Sin embargo, lo que nos dijeron dos concejales, dos representantes a la Cámara del Centro Democrático y un militante del partido que ha conocido la discusión de cerca es que la posibilidad de la consulta está prácticamente hundida.

No sólo porque Garzón lo pide, sino porque temen darse un tiro en el pie.

Esto porque el resultado de la consulta es vinculante, lo que quiere decir que el que gane (Uribe Turbay o Garzón) deberá llegar hasta el final sin la posibilidad de declinar para hacer un acuerdo más adelante con otro candidato que, por ejemplo, esté más fuerte en las encuestas.

Por eso, ven que pueden correr ese riesgo si excluyen a Luna y a otros aspirantes de centroderecha, sin estar seguros aún de que la de Garzón o la de Uribe Turbay pueda ser una candidatura viable.

Tampoco está claro que la de Luna lo sea, y por eso la idea en todo caso es hacer una coalición lo más amplia posible, como ha pedido el expresidente Álvaro Uribe, según nos dijo un representante a la Cámara que no quiso dar su nombre por lo que no hay nada oficial.

Luna tiene más chance de meterse a la coalición

Luna le dijo a La Silla Cachaca que en junio regresa de estudiar en Estados Unidos, pero que no contempla lanzarse. Sin embargo, ya Ángela Garzón dijo que están conversando con él, y dos fuentes que han hablado con él sobre el tema dan como un hecho que lo hará.

Incluso un concejal de Cambio Radical que nos pidió reserva porque no es información oficial nos dijo: “el rumor es que Luna es el candidato (de ese partido) Pero la verdad no nos han confirmado nada”. Eso no es descabellado porque después de militar en el liberalismo Luna aterrizó en el vargasllerismo como refuerzo en Bogotá de la campaña presidencial de Germán Vargas el año pasado.

Que no haya consulta le abre una puerta para hacer parte de la coalición de centroderecha y evita que se meta solo en la carrera, una opción que lo dejaría sin posibilidades.

Comentarios (2)

Orlando Arroyave

10 de Abril

0 Seguidores

Dizque partidos de centro derecha, cuando es una derecha pura que no acepta qu...+ ver más

Dizque partidos de centro derecha, cuando es una derecha pura que no acepta que es, y que quiere capturar ingenuos de "centro" (si es que eso existe en política). Por otro lado, el partido liberal que apoya Uribe Turbay sigue en el camino del extravío ideológico al que lo condujo César Gaviria, un hombre de derechas "moderado", que se vende a cualquier oportunismo electoral y busca algo de aire.

GMolano

11 de Abril

0 Seguidores

Cada vez esta mas claro que Peñalosa hizo una campaña política gratis de 4 ...+ ver más

Cada vez esta mas claro que Peñalosa hizo una campaña política gratis de 4 años para un candidato alternativo. Y eso se ve en la indecision de estos candidatos de como enfrentar mejor al que salga de la consulta interpartidista de centro izquierda. Lo de Miguel Uribe raya en la vagabunderia, sera difícil pescarlo pero esa campaña la esta pagando Bogotá y es plata botada a la caneca.

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia