Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Carlos Hernández Osorio · 25 de Febrero de 2019

5223

0

 

Ante la dificultad para encontrar un candidato fuerte de sus filas que le pueda pelear la Gobernación de Cundinamarca al que será el candidato del gobernador Jorge Rey, en el Centro Democrático comenzaron a buscar al aspirante de Sergio Fajardo, el empresario Germán Escobar.

La Silla Cachaca conoció por fuentes uribistas que a él lo contactaron el precandidato uribista José Miguel Santamaría, con el que almorzó, y el empresario Genaro Calle, directivo del partido en el departamento, con el que habló por teléfono.

En ambos casos se tocó la posibilidad de hacer una alianza con la idea de enfrentar a Nicolás García, el exalcalde de Mosquera que muy probablemente será el candidato que represente la coalición por la que es gobernador Jorge Rey, y que agrupa a los partidos de La U, Cambio Radical, Liberal y Conservador.

Escobar, que fue gerente en Cundinamarca de la campaña de Fajardo a la Presidencia, le confirmó a La Silla ambos contactos, pero aclaró que no hay una decisión tomada. Sin embargo, dejó abierta la posibilidad para que eso ocurra en tanto el Centro Democrático y él, como candidato alternativo que quiere ser, tienen como “enemigo común” al grupo de Rey.

Todo parte de tomar como antecedente las recientes elecciones presidenciales, en las que en primera vuelta Fajardo sacó 328 mil votos en Cundinamarca e Iván Duque, 475 mil. Aunque se trata de elecciones muy diferentes a las regionales, en las que incide mucho la maquinaria que ni el uribismo ni Escobar tienen, consideran que esos 800 mil votos son la muestra de una fuerza que los puede impulsar a juntarse. (Rey ganó con 

Hay al menos tres factores que pueden incidir en que eso ocurra.

Uno es que Escobar se lanzará por firmas y comenzará a recogerlas en marzo, una estrategia que no sólo le permite arrancar rápido a hacer campaña, sino que no lo ata de entrada a ningún partido y más bien le abre posibilidades para aliarse más adelante con quienes se quieran sumar a su causa.

Eso es importante porque él tenía la posibilidad de aspirar al aval de la Alianza Verde, y de hecho la senadora Angélica Lozano le hizo un guiño hace unas semanas al mostrarlo como “una oportunidad de cambio” en Cundinamarca.

Pero tener de entrada el aval verde puede dificultar la eventual alianza con el uribismo, debido al enfrentamiento nacional entre ambos partidos.

El segundo factor es que Escobar militó en el Centro Democrático hasta hace dos años, y de hecho fue candidato a la Asamblea por ese partido en 2015, como quinto renglón de una lista cerrada que logró dos curules.

El tercero es que no se ve en una alianza con sectores de izquierda diferentes al del Polo que lidera el senador Jorge Enrique Robledo, que fue con quien Fajardo hizo su alianza en las presidenciales. Es decir: Escobar descarta aliarse con el petrismo, la Unión Patriótica y la Farc.

Y de hecho, si se alía con el Centro Democrático, seguramente el Polo ya no lo respaldará, por lo que Cundinamarca se sumaría a Cali como una plaza en la que la Coalición Colombia de las presidenciales no se repetiría.

Sin embargo, hay un factor que proviene del mismo Centro Democrático que puede jugar en contra de esa alianza: en sus filas hay gente de peso que no quiere hacer una campaña contra Rey.

Como hemos contado, el representante más votado del partido, Rubén Darío Molano, tiene una cuota en el gabinete del Gobernador (el Secretario de Minas), y los dos diputados uribistas le han aprobado prácticamente todos los proyectos a Rey y no son oposición. El otro representante a la Cámara, Hernán Garzón, también ha mostrado su cercanía con Rey, como cuando a comienzos de mes cortaron juntos las cintas de obras en el municipio de Pacho.

Ni Escobar ni Fajardo, por lo pronto, han tomado una decisión, y lo único definido es la recolección de firmas, que Escobar hará mientras el Centro Democrático decide cómo montar una estrategia competitiva: si con él o con candidato propio.

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia