Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Ángela Pinilla · 15 de Noviembre de 2019

2555

0

Una de las movidas más notorias que hubo con la elección del nuevo Concejo de Bogotá fue su rejuvenecimiento.

Un símbolo de esto, por contraste, fue la quemada del liberal Jorge Durán Silva, que a sus 77 años buscaba la reelección para su periodo 16. Ocupa su curul desde 1978.

Durán es el rezago más evidente, aunque no el único, de los viejos cacaos que poco a poco se han ido yendo del cabildo, como los conservadores Ómar Mejía (enredado en el carrusel de la contratación) y Severo Correa (que se reeligió hace cuatro años a través de su hijo Ricardo, y esta vez lo intentó a través de su otro hijo, Carlos, pero no lo logró).

Durán es recordado porque a comienzos de los años 90, en la alcaldía de Juan Martín Caicedo, sacó un revólver y amenazó a otro concejal, como contó el fallecido periodista Édgar Artunduaga en un libro de 2008. También, por un comentario homofóbico en el que llamó mujerzuelas a las lesbianas, y porque Emilio Tapia lo mencionó en sus relaciones como parte del carrusel de la contratación, aunque hasta ahora no se le ha comprobado nada.

Su quemada coincide con la elección de un Concejo más joven. El promedio de edad de los 26 primíparos que arrancarán en enero es de 37 años, siendo el más joven de 23.

Ese es un cambio que puede desglosarse con estas conclusiones:

1

Bajó la edad promedio

La edad promedio de los concejales elegidos en 2015 fue de 45 años. El más joven era el liberal Germán García Maya, que tenía 27; mientras que el mayor era Jorge Durán, con 73.

Este año el promedio de edad es de 42 años, siendo Julián Rodríguez Sastoque, de la Alianza Verde, el más joven (23), y Álvaro Argote, el mayor (73).

Además, aumentó el número de concejales menores de 40 años, de 15 en el 2015 a 25 este año. Pasaron de ser un 33 a un 55 por ciento.

La presencia de jóvenes puede fomentar una agenda más progresista en el Concejo, sobre todo porque la gran mayoría de los 25 concejales menores de 40 años tienen propuestas de protección ambiental, animal y de defensa de los derechos de la mujer.

La disminución de edad se debió a la salida de concejales como Durán Silva, el cristiano Marco Fidel Ramírez, autodenominado como “el concejal de la familia” (Opción Ciudadana, 61 años); Juan Carlos Flórez (ASI, 57), Jairo Cardozo (MIRA, 60) y Javier Santiesteban (Centro Democrático, 57).

 
2

Los jóvenes verdes han sido los más notorios, pero casi todas las bancadas son más jóvenes

El rejuvenecimiento del Concejo se nota en 10 de las 11 bancadas, en las que prevalecen los concejales menores de 40 años, algo que muestra que el fenómeno se da en partidos de todas las tendencias ideológicas cuyos electorados parecen estar buscando nuevas figuras.

La Alianza Verde es el partido donde hay más menores de 40 (7 de 12 curules, el 66 por ciento de toda la bancada).

Sin embargo, en el Centro Democrático el 100 por ciento es menor de 40 (el menor es José Luis Colmenares, con 24 años, y los mayores son Diana Diago y Humberto ‘Papo’ Amín, con 38).

Los que tienen el menor porcentaje de menores de 40 años son el Partido Liberal, que puso dos de los siete curules que integran su bancada (un 28 por ciento); el Partido de La U, que sólo tiene un concejal de 59 años; y Cambio Radical, que pasó de seis concejales menores de 40 en 2015, a cuatro en este año (del 66 al 40 por ciento).

 
3

Los menores de 40 tienden a ser de opinión (aunque una minoría sí mueve maquinaria)

El rejuvenecimiento del Concejo también evidencia un cambio en el tipo de políticos que se sentará en el cabildo.

De los 26 concejales nuevos, 19 son menores de 40 años, el 73 por ciento.

Y de ellos, la mayoría llegó por campañas de opinión y no impulsados por estructuras partidarias o de maquinaria, como Diego Cancino (Alianza Verde), el candidato del exalcalde y senador Antanas Mockus; Carlos Carrillo (Polo Democrático) que fue uno de los que lideró la revocatoria de Enrique Peñalosa y que tuvo la ayuda de seguidores del representante Germán Navas Talero.

También están los concejales cristianos: Sara Castellanos (Liberal) hija de la senadora de Cambio Radical Claudia Rodríguez y el pastor de la Misión Carismática Internacional, César Castellanos; y Marco Acosta de Colombia Justa Libres.

Jorge Luis Colmenares (Centro Democrático) hermano de Luis Andrés Colmenares, el estudiante de Los Andes que murió tras caer a un caño, y que tuvo como bandera la protección judicial de los jóvenes y los niños.

Julián Rodríguez (Alianza Verde) quien es activo en temas de paz y redes sociales; Andrea Padilla (Alianza Verde) que es activista por los animales; Diego Laserna (Alianza Verde) candidato de la representante Juanita Goebertus y que promovió cambios en el transporte público; Martín Rivera (Alianza Verde) candidato del excandidato presidencial Sergio Fajardo Y que tiene como bandera las mejoras en educación.

De los menores de 40 años hay tres que vienen de grupos y estructuras políticas tradicionales: Carolina Arbeláez de Cambio Radical, esposa del actual concejal de Cambio Radical Julio César Acosta; Óscar Ramírez Vahos del Centro Democrático, que consiguió sus votos a punta de estructura política en los barrios de Bogotá y no por opinión; y Diana Marcela Diago del Centro Democrático, hija de los exconcejales César Diago y Liliana de Diago.

En todo caso, son menos que los seis menores de 40 años que hace cuatro años llegaron al Concejo con estructura política, presentes sobre todo en La U y Cambio Radical.

 
4

La necesaria experiencia se concentra en Polo, liberales y el verde

Hace cuatro años los concejales mayores de 40 años estaban distribuidos en partidos como MIRA, Opción Ciudadana, ASI, Progresistas, Polo Democrático, Liberal y Colombia Justa Libres.

En este nuevo concejo, si bien la mayoría son jóvenes, se mantuvieron figuras que, aunque no tuvieran los 15 periodos de Jorge Durán, han ocupado un puesto en el Concejo por más de dos periodos y son mayores de 50 años.

Allí se encuentran los liberales María Victoria Vargas (65 años), quien va para su sexto período, y Armando Gutiérrez (57 años) que se reeligió por quinta vez.

Del Polo Democrático están Celio Nieves (64 años) que lleva cuatro períodos; y Álvaro Argote (73 años), que ha sido concejal desde el 2003.

De la Alianza Verde están también Lucía Bastidas (50 años), que el próximo año comenzará su tercer periodo; y Edward Arias (50 años) que ha estado en el Concejo desde el 2007.

Y Rubén Torrado, de La U, que con 59 años llegará por tercera vez al Concejo, en esta ocasión como el único concejal de este partido.

La presencia de estos concejales puede equilibrar la balanza aportando experiencia a sus bancadas y al Concejo, lo que es necesario en el cabildo ante tanto primíparo.

 

Contexto

Las historias más vistas en La Silla Vacia