Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Carlos Hernández Osorio · 14 de Mayo de 2019

5092

0

En medio del debate que ha generado la suspensión de varias obras clave para los planes de Enrique Peñalosa para Bogotá, gracias a acciones judiciales, el Alcalde ha dicho que eso se debe a “intereses politiqueros”.

La más reciente fue la del Parque San Rafael, cuya acción popular interpuso el sindicato de la Empresa de Acueducto de Bogotá, una organización afín a la izquierda aunque no a un partido en particular. El Polo puso una demanda para tumbar el metro elevado, y Hollman Morris, el concejal del petrismo, le pidió a la Procuraduría revocar la licitación del Transmilenio por la Séptima.

Todos ellos son de izquierda, que es la oposición natural a Peñalosa. Y por eso este fin de semana, en su editorial, El Tiempo dijo que "las acciones, en su mayoría, provienen de contradictores políticos de la administración". Sin embargo, no sólo la izquierda, que es la contradictora natural de esta administración, está detrás de las principales decisiones en contra de obras que impulsa el Alcalde.

Estos son unos ejemplos:

Edward Rodríguez (Centro Democrático)

El representante uribista, que es el más votado de Bogotá con 104 mil votos, hace parte del grupo de vecinos del barrio La Cabrera, en la calle 85 con avenida Circunvalar, que puso una acción popular que terminó con la orden de un juez de suspender la licitación del Transmilenio por la Séptima para resolver inquietudes sobre la construcción de dos puentes que hacen parte del proyecto.

Que Rodríguez esté ahí metido es elocuente porque muestra cómo se desmarca de Peñalosa, en obras bandera, un sector de la derecha que lo acompañó al comienzo, y que también tiene críticas duras por otros proyectos como el metro.

Rodríguez, además, es el representante a la Cámara más cercano a la candidata del Centro Democrático a la Alcaldía, Ángela Garzón, que también dice oponerse al proyecto a pesar de que como concejal aprobó el cupo de endeudamiento a para financiarlo..

Néstor Franco (La U)

Franco es el Director de la CAR y ha militado en el Partido de la U. La semana pasada decidió que esa entidad no dará los 1,5 billones de pesos que se había comprometido a aportar para financiar la construcción de la Planta de Tratamiento Canoas, clave para descontaminar el Río Bogotá y que también la piensan pagar la Alcaldía, que aportará 2,94 billones y la Gobernación de Cundinamarca, que va con $61.000 millones.

Para eso iban a firmar en las próximas semanas un convenio que quedó en veremos por la decisión de Franco. Él la tomó después de que la Procuraduría lo destituyó en primera instancia porque en en Chía firmó también un convenio para cofinanciar una Planta de Tratamiento de Aguas que se presupuestaba en $35.000 millones cuando estuvieron listos los diseños; sin embargo, luego de que adjudicaron su construcción el valor se elevó hasta 62.800 millones tras la actualización de los diseños, por lo que la Procuraduría consideró que eso era irregular y que obras de este tipo no se deben adjudicar sin que tengan los diseños listos.

Franco considera que, bajo esa lógica, también podría enredarse con la PTAR Canoas, y por eso retiró a la CAR del convenio, lo que no sólo terminó paralizando el proyecto mientras hay una definición jurídica sobre lo que se debe hacer, sino que, en un año en el que Peñalosa pensaba dejar ese convenio andando como parte de su paquete de obras, no podrá mostrar ese logro.

Roberto Hinestrosa (Cambio Radical)

En medio del debate por la tala de árboles en parques de Bogotá, la de El Japón, en La Cabrera, fue muy  mediática porque vecinos de clase alta salieron a oponerse pacíficamente y el Esmad los contuvo.

Sin embargo, un juez ordenó parar ese proceso gracias a una acción popular que interpuso, entre otros, el concejal de Cambio Radical Roberto Hinestrosa, que ha respaldado los proyectos bandera de Peñalosa en el Concejo.

Con eso, inicialmente se paró el proyecto de Peñalosa de construir en el parque atracciones para que la gente las disfrute, pero la Alcaldía siguió trabajando. Por eso, Hinestrosa interpuso un incidente de desacato que un juez ya admitió para estudio.

Fernando Carrillo (Liberal)

El Procurador General es de origen liberal y fue elegido en el Senado con el respaldo de ese partido y de La U, Alianza Verde, Cambio Radical, Opción Ciudadana, Centro Democrático, Conservador y parte del Polo Democrático.

Carrillo le ha puesto varios palos en la rueda al alcalde Enrique Peñalosa. El más reciente fue la solicitud de suspensión de la licitación del Transmilenio por la Séptima (2,4 billones de pesos) porque al parecer esa megaobra no está armonizada con un plan parcial llamado El Pedregal, que se está construyendo en la calle 100.

La Alcaldía acogió esa solicitud, hecha tan sólo un día antes de que un juez ordenara suspender la licitación.

Con Carrillo al frente, la Procuraduría también le pidió a Peñalosa suspender el contrato para cambiar la red de semáforos de Bogotá por presuntas irregularidades, una petición que también acogió la Alcaldía, aunque después decidió asumir el riesgo de continuar y hoy ya está en ejecución.

Contexto

Las historias más vistas en La Silla Vacia