Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Carlos Hernández Osorio · 16 de Enero de 2019

3579

0

 

El Centro Democrático es el partido que liderará la coalición que se enfrentará a la del grupo del Gobernador de Cundinamarca, Jorge Rey, pero la buena relación que ha mantenido ese partido con el mandatario, que incluye al menos una cuota en el gabinete, hace que la campaña no vaya a ser en contra de su gestión.

Eso tiene varias implicaciones, como que esta campaña posiblemente sea menos confrontacional que la que hicieron hace cuatro años Rey y Nancy Patricia Gutiérrez (que era la candidata del uribismo), y que el candidato uribista la tendrá difícil para marcar un punto de diferencia con su competidor.

Hace cuatro años, como contó La Silla, tanto Jorge Rey como Nancy Patricia Gutiérrez intentaron distanciarse de la figura del Gobernador de entonces, Álvaro Cruz, que en plena campaña renunció para afrontar un proceso judicial por el carrusel de la contratación (al final terminó condenado).

En esta ocasión el Gobernador mantiene una buena favorabilidad (la encuesta del Centro Nacional de Consultoría más reciente le dio un 55 por ciento de imagen positiva y un 33 por ciento de negativa), y desde el Centro Democrático no parece haber una intención de hacer una campaña ni marcando muchas diferencias sobre su gestión y menos cuestionándolo fuertemente.

De hecho, sería difícil hacerla porque ese partido, a pesar de que fue contendor de Rey en aquella campaña, lo ha acompañado en las propuestas centrales de su gobierno.

Sus dos diputados, como contó La Silla Cachaca, aunque no hacen parte de la coalición de gobierno han votado a favor sus principales proyectos.

Y el representante Rubén Darío Molano, el precandidato a la Gobernación del uribismo que tiene más ventaja para ganarse la candidatura (aunque aún no dice si definitivamente se va a lanzar porque está definiendo si jurídicamente es posible), ha sido un aliado de este gobierno, como se lo reconocieron a La Silla Cachaca tres fuentes de alto nivel de la Gobernación.

“Tenemos un grupo de congresistas de todos los partidos y ahí están Hernán Garzón y Molano, los dos representantes del Centro Democrático, que nos ayudan a hacer actuaciones en conjunto”, nos dijo un secretario de Rey que pidió mantener su nombre en reserva por tratarse de un tema político. “Molano ha sido muy respetuoso y siempre que hemos tenido que pedirle un favor en el Congreso o para los cafeteros (él viene de ese sector), hay un canal de comunicación”.

Molano no sólo acepta que Rey “es un Gobernador muy popular”, sino que “hay cosas buenas que ojalá las continúe el que llegue. Por eso, más allá de hacer una campaña en contra, hay que hacer una propuesta integral, que busque darle un rumbo mucho más efectivo al departamento”.

A esa identificación con la agenda del Gobernador se suma que en noviembre Rey nombró como Secretario de Minas a Pablo Yesid Fajardo Benítez, un abogado y político que estaba trabajando como asesor de Molano en la Cámara.

Sobre eso el representante le dijo a La Silla Cachaca: “El Gobernador nos invitó a participar y yo lo que hice fue mandar la hoja de vida. Yesid es altamente calificado, pero en todo caso eso no compromete mi punto de vista. Es una nueva manera de gobernar. Por ejemplo, usted no es que no le pueda recomendar nadie a Iván Duque, lo que tiene que hacer es recomendarle gente profesional”.

Con esa probada cercanía, la idea es desmarcarse más con una estrategia que oponga a las maquinarias con las que contará el candidato de Rey (que probablemente sea Nicolás García, su exjefe de gabinete) con una campaña que trate de mover más opinión, dice Molano, particularmente en la Sabana, una región que en las presidenciales mostró que cuenta con un voto de opinión importante.

Eso está por verse porque al tratarse de elecciones regionales la maquinaria tiene un peso importante, y es el principal activo en terreno del grupo del Gobernador, en el que estarán Cambio Radical, La U, los liberales y los conservadores.

La campaña más crítica hacia Rey, y en general contra la continuidad de la clase política en la Gobernación (incluyendo la que representa el Centro Democrático), quedará en manos de una tercería que probablemente salga de una coalición entre la Alianza Verde, el Polo y Colombia Humana, y que hasta ahora tiene un precandidato: Germán Escobar, que fue gerente de la campaña de Sergio Fajardo a la Presidencia en el departamento el año pasado.

Es decir: la bandera de la ruptura quedará en manos de quienes, por falta de estructura, la tienen más difícil para ganar.

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia