Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

16851

0

Las familias de empresarios que desde hace 18 años trajeron y operan los buses más viejos que hoy tiene Transmilenio serán las principales ganadoras de las licitaciones que adelanta la Alcaldía para renovar esa flota.

Aunque los resultados se conocerán el 2 de noviembre, eso quedó claro desde el viernes anterior, cuando siete grupos empresariales presentaron sus ofertas para operar los 1.400 carros nuevos durante los próximos 13 años.

Esas firmas se sumaron a las que hace un mes presentaron sus ofertas para comprar los buses.

Y en ambos casos, los siete grupos empresariales que se presentaron los integran, o están relacionados, con los operadores de Transmilenio que actualmente manejan los buses que se pretenden renovar.

Estos operadores son, en su mayoría, de familias, lo que le ha servido a los críticos de Transmilenio para calificarlo como un negocio concentrado en pocas manos.

A continuación La Silla Cachaca presenta con qué oferentes de las licitaciones en curso están esas familias.

 
Las familias y empresas en la puja
Los Losada
El grupo Fanalca, con su presidente a la cabeza, Joaquín Losada, opera actualmente buses de las fases 1 y 2 de Transmilenio por medio de las empresas Ciudad Móvil y Connexión Móvil, respectivamente.

Se trata de un poderoso grupo familiar y empresarial caleño que entre sus unidades de negocio tiene el ensamblaje de motos Honda en Colombia.

A las licitaciones de renovación de flota se presentaron para traer buses diésel y para competir por la operación de buses en los seis lotes en los que está dividida la competencia: Américas, Usme, Tunal, Suba, Autonorte y Calle 80.

Se presentaron por medio de dos grupos empresariales: Uno para proveedor flota nueva, llamada Estructura Plural Bogotá Movil Provisión, de la que Fanalca tiene la mitad. La otra mitad es de la francesa Transdev, un socio conocido porque ambos a su vez son dueños del actual operador Ciudad Móvil.

El otro grupo, que está acoplado al anteior, se llama Estructura Plural Bogotá Móvil Operación, en la que Fanalca y Transdev comparten su participación con Inversiones BKB.
Los Martínez
SI99 es operadora de la fase 1 del sistema.

Sus principales accionistas son los Martínez, una familia que también comenzó en el transporte público tradicional y se metió a Transmilenio desde la primera licitación, con su empresa SI99. Su cabeza visible es Víctor Raúl Martínez, que es el representante legal.

La empresa se presentó a la actual licitación de renovación de flota, primero como proveedora de buses a través de la firma Sistema Integrado de Provisión de Flota SI 2018, y luego como operadora de buses, a través de la firma Sistema Integrado de Operación de Transporte SI 2018. A ambas las controla completamente SI 99.

Su propuesta es traer buses a gas y competir por los lotes de las Américas, Calle 80, Norte, Suba y Usme.

Hasta hace unos años estaban asociados con los Baquero, dueños del concesionario Somos K (que opera en la fase 2), pero ahora cada uno anda por separado.

Los Martínez también son los principales dueños de la Organización Suma, que tiene las rutas del SITP (los buses azules que se meten a los barrios) en Ciudad Bolívar. A finales del 2017 Víctor Raúl Martínez fue designado por los operadores del SITP como su vocero ante los medios en medio de la negociación que adelantan con la Alcaldía para modificar los contratos de ese sistema, que les está generando pérdidas.
Henry Cubides Olarte
El excongresista Henry Cubides Olarte es el principal dueño de Metrobús, operador actual de la fase 1 de Transmilenio.

A la actual licitación se presentó a competir por quedarse con la operación de cuatro lotes de buses con distintas tecnologías: Américas (Diésel), Portal Norte (gas), Tunal Sur (Diésel) y Usme (Gas).

Se presentó a través de la firma Metrobús Ope, integrada por las empresas Coltanques y Colvanes, que son suyas (Colvanes es la que maneja la firma de mensajería Envía).

Para la provisión de buses está acoplado con un fondo de capital privado de la firma Sumatoria, en la que trabaja, entre otros, el exministro de Minas Luis Carlos 'el Chiqui' Valenzuela.
Los Hernández y los Rodríguez Socha
Express del Futuro es operadora de la fase 1 de Transmilenio.

La empresa pertenece en su mayoría a la familia Hernández, vieja jugadora del transporte en Bogotá, que también es accionista de Consorcio Express, un operador de la fase 3 del sistema (que incluye las troncales de la 26 y la Carrera Décima).

La segunda mayor accionista es Adriana Rodríguez Socha, también integrantes de una de las familias que trandicionalmente ha estado vinculada al transporte público en Bogotá, primero en el transporte tradicional y luego en Transmilenio. Los Rodríguez Socha también han tenido participación en tres empresas tradicionales del transporte: Cootransmolinos, Expreso Imperial y Transportes Panamericanos, S.A.

Express del Futuro se presentó sola, sin ningún otro socio, como oferente tanto para proveer buses como para operarlos. Su propuesta es trabajar con buses a gas, y pujar por los lotes de las Américas, Calle 80, Autonorte, Suba y Usme.

Sin embargo, como contó El Espectador, posiblemente sea la primera inhabilitada porque en la evaluación que hicieron de su propuesta como proveedora de buses la Alcaldía encontró que una de sus accionistas tiene participación y familiares en Transmasivo, que es otra de las empresas que compite, y eso está prohibido.
Los Baquero
La familia Baquero juega a dos bandas en la actual licitación de renovación de flota porque hace parte de dos oferentes: Somos K y Transmasivo, que a su vez son actuales operadores del sistema.

Somos K, también llamada Sistemas Operativos Móviles SA, es actual concesionario de la fase 2 de Transmilenio.

Es una empresa que nació de la unión de antiguos pequeños transportadores de la ciudad. Aunque son decenas, allí el poder lo tiene la familia barranquillera de los Baquero, que es accionista de Somos K por medio Asesorías e Inversiones Baquero Torres, y tiene asiento en la junta directiva con Juan José y Juan Evangelista Baquero.

En la actual licitación de renovación de flota los Baquero aparecen de varias maneras. Primero, como parte de una estructura de empresas que se presentó para pujar por tres lotes de buses (Américas, Calle 80 y Usme) y con el fin de proveer nuevos buses que trabajarán a diésel. Esa estructura se llama ""Estructura Plural MC Masivo, Milenio, Missandei, Baquero Torres y Arias Reyes"", y toma su nombre de cada una de las firmas que la integran.

A su vez, esa estructura está acoplada a otra que se presentó el viernes pasado para pujar por la operación de los buses nuevos, y que está conformada por Somos K (que tiene el 85 por ciento), Inversiones Baquero (7,5 por ciento) y Arias Reyes Unidos (el otro 7,5 por ciento. Esta firma también es accionista de Somos K).

Esto quiere decir que la propuesta la controlan los Baquero, que pujan con mantenerse en el negocio.

Ellos también juegan con Transmasivo, actual operador de la fase 2 del sistema.

Los Baquero no dominan esa empresa, pero son los principales accionistas, con 13,7 por ciento, a través de es Somos Inversiones y Cia, una empresa de Somos K.

Los otros accionistas de Transmasivo con Heriberto Escobar y las familias Lugo Vargas, Rivera, Bermúdez, López, González. Entre todos ellos suman casi el 50 por ciento de propiedad de Transmasivo.

Transmasivo se presentó a la actual licitación de renovación de flota con el fin de operar buses, y con una participación del 60 por ciento en Masivo
Bogotá, la empresa que quedaría encargada de comprar la flota en caso de que les adjudiquen la licitación.

Proponen traer y operar buses a gas, en los lotes de Las Américas, Suba, Calle 80, Autonorte y Usme.
Los Ríos Velilla
Los hermanos Carlos y Javier Ríos Velilla eran accionistas de Express del Futuro cuando esta empresa se ganó una de las concesiones de la fase 1 de Transmilenio en el primer gobierno de Enrique Peñalosa. Sin embargo, entre 2008 y 2010 vendieron su participación para irse como operadores del Transantiago (el Transmilenio de Chile).

En la actual licitación de renovación de flota los Ríos están aliados con la firma china BYD, que se presentó para traer los primeros buses eléctricos a Transmilenio.

BYD es una empresa china que nació en 1995 y creció como fabricante de baterías para celular. Hoy, además de esa unidad de negocio, tiene otras dos entre las que están los vehículos eléctricos.

En la licitación es el único proponente que ofrece buses eléctricos, a través de la firma Green Bogotá SAS, controlada totalmente por BYD. Se presentó a competir por los lotes de buses de los patios de las Américas, Suba y Usme.

BYD es conocido en Bogotá porque en 2017 un bus articulado de esa marca comenzó a hacer pruebas como parte de la flota de Transmilenio, y porque sus representantes estuvieron entre quienes más pidieron que la Alcaldía generara incentivos para que la tecnología eléctrica tuviera mejores puntajes en la licitación.

En 2008 el inversionista norteamericano Warren Buffet compró el 10 por ciento de la firma.

Esta empresa es la única que, de ganar, sería nueva en el sistema.
 
Nota del editor: Después de publicada esta historia actualizamos la información el 21 de octubre para agregar que los hermanos Ríos Velilla estaban metidos en la licitación aliados con la china BYD. No lo pusimos en la versión original porque no aparecían como accionistas de ninguna empresa en competencia, pero luego nos percatamos de que sí hay documentos donde se plasma una alianza entre una empresa de ellos, Express de Santiago Uno, y Actintrans, firma a su vez acoplada con la china BYD. Eso lo contamos en esta historia.

Contexto

Las historias más vistas en La Silla Vacia