Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Carlos Hernández Osorio · 13 de Noviembre de 2019

5407

0

En dos semanas, el martes 26 de noviembre, el Consejo Directivo de la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca elegirá al nuevo director de esa entidad para los próximos cuatro años.

Ese nombre saldrá de 58 postulados que ya pasaron el requisito de tener experiencia mínima en el sector ambiental.

Sin embargo, hay cuatro que más allá de cumplir con ese requisito, son también curtidos políticos o candidatos con un peso político particular para moverse en esta elección, así no tengan trayectoria electoral..

Alfredo Molina Triana

Militante del Partido de la U, viene de quemarse en las legislativas de 2018 al intentar saltar de la Cámara al Senado, pero se quemó con 61.200 votos. En la Cámara estuvo dos periodos (2010-2014 y 2014-2018). Su fortín político se concentra en Fusagasugá.

Fue codirector de La U para las elecciones locales, y con su grupo político en Cundinamarca hizo parte de la coalición que respaldó al recién elegido gobernador Nicolás García, además de que había apoyado a Jorge Rey.

Es un veterinario de la Universidad del Tolima que antes de meterse de lleno en política forjó una trayectoria profesional como técnico agropecuario en empresas privadas y, sobre todo, en la CAR, donde trabajó por 12 años y fue asesor, subdirector y director.

Tiene maestrías en Estudios Políticos y en Gestión y Evaluación Ambiental, y es autor del libro “Las Autoridades del Sistema Nacional Ambiental: un análisis desde la política pública”.

Ricardo López Arévalo

Aunque no ha hecho política electoral, el ex contralor de Cundinamarca lleva una larga carrera como funcionario en la que paulatinamente ha ido ganando reconocimiento y poder en el departamento.

Antes de ser Contralor, fue procurador en Facatativá (cercano al ex procurador general Alejandro Ordóñez) y Bogotá, secretario de la Unidad Nacional de Protección y asesor de la Dirección de Rentas en la Gobernación.

En 2015 fue candidato a la Dirección de la CAR, pero no obtuvo ningún voto en el Consejo Directivo, que es el que elige y cuya mayoría se inclinó por Néstor Franco, el actual Director, que es del Partido de la U.

Meses después, en enero de 2016, aspiró a la Contraloría y llegó ante la Asamblea con el sello de ser cercano al gobernador Jorge Rey, y fue elegido con 12 de los 16 diputados, que hacían parte de la coalición del Gobernador (incluyendo a los dos del Centro Democrático, que en la campaña de 2015 no le hicieron campaña a Rey).

Y en el cargo, como contó Colombiacheck, nombró en algunos puestos directivos a políticos y a exfuncionarios salpicados por las denuncias del exsenador Carlos Fernando Galán, entonces de Cambio Radical, por volteo de tierras e irregularidades en los POT.

Néstor Franco González

Militante del Partido de la U, este abogado es el actual Director de la CAR y por lo tanto un superpoderoso de Cundinamarca.

Es abogado de la Universidad Católica con especialización en derecho administrativo y constitucional. Llegó al cargo en 2016, respaldado por una amplia mayoría en el consejo directivo de la CAR, incluido el apoyo del delegado del entonces presidente Juan Manuel Santos.

Antes de lograrlo, llevaba tres años como Secretario general de la CAR, cuando el Director era Alfred Ballesteros. Por eso en su momento llovieron las versiones según las cuales era el candidato de Ballesteros, algo que él siempre negó. Además porque luego terminaron distanciados.

Félix Eduardo Guerrero Orejuela

Este ingeniero civil uribista tiene una larga trayectoria política que comenzó como militante del Partido Conservador.

Fue concejal de Sasaima, Facatativá, Choachí y Sopó; tres veces diputado y representante a la Cámara como parte del grupo de congresistas elegido tras la revocatoria del Congreso en 1990.

Fue Gerente de las Empresas Públicas de Cundinamarca en la Gobernación del liberal Andrés González (2008-2011), y ya como militante del Centro Democrático se lanzó a la Cámara en 2014, pero se quemó con 5.500 votos.

A comienzos de este año se inscribió en su partido como precandidato a la Gobernación, pero esa aspiración no prosperó.

Actualmente es asesor del Ministerio de Vivienda en estructuración de programas, y en las elecciones locales que acaban de pasar promovió la candidatura a la Asamblea de Carlos Sandoval González, sobrino de su antiguo jefe, el exgobernador Andrés González.

Guerrero es especializado en Gobierno Gerencia y Asuntos Públicos.

Contexto

Las historias más vistas en La Silla Vacia