Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Carlos Hernández Osorio · 09 de Diciembre de 2019

1599

2

 

Aunque la Alianza Verde fue, de lejos, el partido más votado en Bogotá con 570 mil votos y por eso puso 12 concejales, esa fuerza, sumada a los 4 de su aliado, el Polo Democrático, y al hecho de tener Alcaldesa, no le da para poner condiciones en el Concejo y una muestra de eso es la puja que ya comenzó por la Presidencia, que se definirá con una votación el primero de enero.

La sartén por el mango la tiene el Partido Liberal, que fue el segundo más votado con 333 mil votos y obtuvo 7 curules.

Sus concejales les pueden ayudar a los verdes y al Polo a hacer mayorías para definir quiénes serán los presidentes durante los próximos cuatro años, no sólo del Concejo, sino de las tres comisiones que lo integran. Esos cargos son importantes porque quienes los ocupan manejan la agenda de las sesiones, un poder que sirve para definir el destino de los proyectos que presenten tanto los concejales como la alcaldesa Claudia López.

Hasta ahora los liberales tienen la intención de hacer ese acuerdo con los dos partidos que avalaron a López, pero piden ser los primeros en tener Presidente. Es decir, el año entrante, algo que los verdes rechazan de entrada porque consideran que tienen ese derecho.

El efecto de no llegar a un acuerdo es que los rojos se vayan a hacer el acuerdo con los demás partidos, un revés no sólo para los verdes y el Polo, sino para la nueva Alcaldesa.

El idealismo verde frente al pragmatismo rojo (y de los demás)

Los verdes y el Polo actúan como una sola bancada, la de Gobierno, y suman 16 votos. Para poner Presidente o Presidenta, sin embargo, se necesitan 23 (la mitad más uno de los 45 concejales) y por eso necesitan llegar a un acuerdo.

El primer acercamiento lo hicieron la semana pasada con la bancada liberal, que les permitiría llegar a los 23 votos. Fue un almuerzo que sirvió más para conocerse que para concretar algo. Sin embargo, quedó clara la posición verde de pedir la Presidencia para el año entrante por considerar que es su derecho por ser la bancada más numerosa.

Así nos lo dijeron los concejales electos Julián Rodríguez Sastoque, Julián Espinosa y otra que prefirió no ser nombrada.

Y ya tienen tres candidatos: los repitentes María Fernanda Rojas y Edward Arias, y el primíparo Diego Cancino (el más votado de ese partido con 35 mil votos).

Además, es común que eso pase, como por ejemplo en 2016, el primer año del Concejo actual, en el que la Presidencia se la dieron a Cambio Radical (Roberto Hinestrosa), que tenía la bancada más grande con nueve concejales.

En ese momento Cambio Radical llegó a un acuerdo con Liberales, Centro Democrático y los verdes, y esa es la dificultad que tienen ahora estos últimos, que apenas están tratando de encontrar cómo y con quién hacer ese acuerdo.

Tener la Presidencia en 2020, además de la figuración que les da al que la gane y al partido, también es estratégico para Claudia López porque ese año es que debe sacar adelante al menos dos proyectos clave: el Plan de Desarrollo y el Plan de Ordenamiento Territorial (este último es difícil que lo saque en un año, pero ella se comprometió con ese tiempo).

Y tener la Presidencia de la Comisión del Plan, sea alguien del verde o del Polo, también sería clave para mantener el control de la agenda desde el primer debate de esos proyectos, porque ahí es donde empieza su trámite.

Los liberales, sin embargo, no están dispuestos a hacer esas concesiones, y de hecho su principal condición para llegar a un acuerdo es que les den la Presidencia para el 2020.

Además porque el nuevo Presidente también podrá incidir en los tiempos de la elección de los nuevos Contralor y Personero, que será en febrero.

Toda la bancada roja aspira a la Presidencia: María Victoria Vargas, Germán García, Samir Abisambra, Sara Castellanos, Luz Marina Gordillo, Álvaro Acevedo y Armando Gutiérrez.

“Sentimos que los verdes están sobrados y quieren imponer condiciones”, nos dijo un concejal liberal recién elegido que pidió reserva porque no considera prudente pronunciarse con nombre propio mientras no haya nada definido. “(Los verdes) no han comprendido que, a pesar de que son 12, es fácil que les hagamos mayoría por otro lado”, agregó otro concejal liberal.

Por otro lado, los liberales, nos dijeron uno que va a repetir y otro recién electo, sienten que los verdes se están enredando más de la cuenta y que la juventud e inexperiencia que prima en esa bancada les puede pasar factura.

Por ejemplo, Julián Rodríguez Sastoque, el concejal más joven de todos (que es verde y fue nombrado compromisario junto con el también novato Julián Espinosa y la repitente María Fernanda Rojas) le dijo a La Silla Cachaca que de llegar a un acuerdo con los liberales debe ser “algo muy tangible y sobre la mesa después de que ellos apoyaron a la Alcaldía a Miguel Uribe (que fue el candidato de Enrique Peñalosa y un duro crítico de Claudia López) y a Iván Duque a la Presidencia (en segunda vuelta)”.

Los liberales creen que ponerse en esas es desgastante, sobre todo porque el acuerdo que intentan hacer no es para la gobernabilidad de Claudia López (ese aún está en veremos), sino sólo para distribuirse las presidencias.

“Esto no es un tema ideológico ni programático, sino para asuntos internos del Concejo”, nos dijo un concejal rojo, y en ese sentido también nos habló uno recién electo.

Pero para los verdes, el acuerdo puede significar, precisamente, una oportunidad para mostrar que quieren hacer las cosas de manera diferente a como se han hecho tradicionalmente, y además porque el acuerdo al que lleguen para las presidencias puede ser un paso para hacer el otro, que es el que deben hacer para armar una coalición de gobierno.

Por lo pronto, los liberales tienen la opción de asegurar la Presidencia con los demás partidos, que aunque son más pequeños, juntos les pueden asegurar las mayorías que necesitan.

Por ejemplo, los rojos pueden asegurar los 23 votos si a sus 7 concejales suman los 5 del Centro Democrático, los 2 conservadores, los 2 cristianos de Colombia Justa Libres, el del MIRA, el de La U y los 5 de Cambio Radical en caso de que este partido no pierda la curul que pelea con Colombia Humana. Si la pierde, a ese acuerdo habría que sumarle a Bogotá para la gente, que tiene 3 concejales, o a la Colombia Humana, que tendría 3 o 4.

Que sean tantos les dificulta a los liberales hacer un acuerdo. “Obviamente es más fácil poner de acuerdo a tres que a siete o más”, nos dijo un concejal liberal electo, y por eso recalcó, como lo hizo otro con el que hablamos, que la primera intención es llegar a un acuerdo con verdes y el Polo, además porque sienten que no tienen diferencias tan grandes con Claudia López.

Quedan tres semanas para que se posesionen y voten, y, como nos lo dijeron todos, hasta ese primero de enero pueden cambiar las cosas.

Comentarios (2)

José Saramago ..

09 de Diciembre

3 Seguidores

Eso de que la Alianza Verde “tiene el derecho a la presidencia del Concejo...+ ver más

Eso de que la Alianza Verde “tiene el derecho a la presidencia del Concejo” no es cierto, o sino muestren donde esta la escritura, o donde esta eso 'tallado' en la Constitución. El Presidente del Concejo se elige por votos de mayoría.
Claudia López necesita o necesita al Partido Liberal, “punto”; gano la alcaldía, no el Concejo, y quiera o no quiera tendrá que negociar puestos con los liberales.

Ana

25 de Diciembre

0 Seguidores

Vamos a ver muchas peleas en este Consejo

Vamos a ver muchas peleas en este Consejo

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia